Cosas nunca a decir a un hombre en la cama

Tú seguramente sabes si le gusto o no porque en la cama puedes, verlo, sentirlo, oírlo y saber si quedo complacido. Además la pregunta demuestra inseguridad, en la cama debes sentirte la dueña y demostrar lo que sabes. 8. “Habría sido mejor si tu…” No es necesario que le digas justo en ese momento que le falto, no le bajes la autoestima. 'Mejor vamos a apagar la luz', comenzamos mal.Puede que tu cuerpo no sea perfecto y es normal que te sientas insegura en algunos aspectos pero en la cama ellos odian la falta de autoestima y la inseguridad, si estás allí disfrútalo, siéntete sexy y provocadora y permítete el sexo con iluminación así sea a media luz. Nada de tratar de esconderte. 10 cosas que todo hombre quiere en la cama ... Experimentar cosas nuevas de vez en cuando es algo muy estimulante para el sexo masculino. ... El factor sorpresa hace que suba la dopamina en su ... Si eres de las chicas afortunadas en tener a tu lado a tu pareja en esta cuarentena, prende fuego a la recámara (figurativamente, claro) con estos consejos para saber satisfacer a un hombre en la cama. Podría interesarte: 7 juegos en la cama para compartir con la pareja. Cómo sorprender a tu pareja en la cama, 7 juegos coquetos En la intimidad existen muchos elementos que dan rienda suelta al placer. Uno de ellos, sin duda, lo conforman las palabras que acompañan a las caricias y a los movimientos. Conoce 8 frases que pueden excitar a un hombre en la cama y aumentar el placer del momento íntimo. No hay peor cosa que le puedas decir a un hombre en el sexo que hablar mal o quejarse por el tamaño de su miembro, esto romperá con su ego y autoestima. Con este tipo de frases lo único que conseguirás es que salga corriendo. – “¿Es mejor tu ex o yo?”: En la cama nunca habrá cabida para hablar de las exparejas. Existen palabras sucias para decir en la cama que harán que tu pareja te desee más. Para disfrutar el sexo es necesario que exista un juego previo, entre toqueteos, caricias y palabras sucias, esto ayudará a elevar la libido y que la relación sexual sea única. En la cama no hay reglas, se vale experimentar buscando la satisfacción mutua.

Mi jefa era una karen explotadora

2020.09.22 01:23 HisashiKomuro Mi jefa era una karen explotadora

Bueno, estuve pensando que podría compartir con ustedes por el especial de 500 subs. Recordé que tuve un amigo que fue un mendigo exigente pero sinceramente nunca ocurrió alto tan serio ni tan gracioso como para compartirlo con ustedes. Cuando estaba a punto de rendirme, recordé que mi jefa en USA era una Karen.
Asique empecemos con un poco de contexto (que en realidad no será poco pero todo será necesario para más adelante):
En el 2015 viaje a USA durante las vacaciones de la universidad para poder trabajar allá. Esto, a través de una agencia de trabajo que se encarga de este tipo de contratación de universitarios por 3 meses.
Fui a trabajar como housekeeper. Es decir, como personal de limpieza entre otras cosas de hoteles, cabañas, casas, etc. (todo esto en un resort de nieve). Dado que ese año se le considero a esa navidad como la más calurosa en 50 años, se podrán imaginar que nieve pues en realidad no había xD.
Esto generó tensión en todos los trabajadores del resort (lo cual se los puedo contar en otro video aunque no tenga mucho que ver con karens) pero también en los managers y administrativos del lugar. Muchas reservaciones se cancelaron, algunos restaurantes especialmente los más caros se vieron perjudicados y tuvieron incluso que cerrar esa temporada.
En nuestro caso, tuvimos trabajo necesario como para poder trabajar al menos 6 horas diarias los 5 días a la semana. Si se preguntan cómo es eso posible ps solo recuerden que incluso una casa sin haber sido usada, se llena de polvo. Sin embargo, esto solo duro un par de semanas y luego pasamos a trabajar menos tiempo. Durante este tiempo, nuestra jefa directa mostro un rostro bastante amigable. Nos permitió trabajar a nuestro ritmo y nos enseñó el sistema de limpieza y orden de la empresa. Así como lo leen, no se trataba solo de limpiar sino que existía la forma correcta de colocar y doblar el papel higiénico y las toallas (donde se tenia que formar un tipo de bolso donde se colocarían el shampoo, loción para la piel, etc. Realmente era todo un protocolo pero como mencione, nos permitía trabajar a nuestro ritmo.
Mis compañeras de trabajo eran señoras (todas eran madres a excepción de una) provenientes de Jamaica en su mayoría a excepción de un par de norteamericanos (me refiero a los nacidos en USA). Ellas obtuvieron el trabajo mediante un programa que tiene USA con su país para apoyarlos. Las señoras en su mayoría habían ido con anterioridad a USA a trabajar en el mismo oficio e incluso en la misma empresa por lo que sabían lo que hacían. Sin embargo, nuestro grupo era de los outsiders (ósea los que trabajan afuera de los hoteles). Nosotros estábamos a cargo de la limpieza, orden, entre otras cosas de las casas individuales que se encontraban en toda la montaña (donde está ubicado el Resort) a diferencia de otros trabajadores que se encontraban netamente en los hoteles del mismo.
Ahora veamos a los personajes
Yo: como empleado mal pagado que limpiaba casas en un resort en algún lugar de West Virginia.
Karen: jefa explotadora y ladrona que se llama realmente Kim (a veces me dará flojera y la llamaré así en la historia).
N: como compañera norteamericana bastante buena onda.
S: señoras jamaiquinas que trababan conmigo.
SK: sobrina de Karen que también era una Karen.
Andrew: como manager y jefe de Karen y por ende, mío también.
Rose: como jefa principal de todo el área y por ende jefa de todos.
Ahora sí, luego de este largo contexto, empezamos la historia.
Empezó a nevar entre mediados y finales de enero, las actividades empezaron a aumentar dado que más personas empezaban a reservar o directamente a venir al resort. Esto fue un alivio para todos ya que empezamos finalmente a trabajar un horario completo de 8/ 5 (8 horas por 5 días a la semana). Esto generó que mi jefa empezara a mostrar su verdadero rostro. Para empezar, decidió que nuestro grupo habitual de 5 miembros por casa pasara a solo 3. Ademas, empezó a darnos solo unos 15 minutos por casa (que eran de 2 pisos) en lugar del tiempo habitual de 25 o 30 min. Esto nos obligaba a prácticamente correr de un lado a otro a limpiar y a dejar muchos detalles de lado con respecto a la intensidad de la limpieza. Llego un punto que una vez tuvimos que limpiar una casa (esta si era pequeña) en 8 minutos. Seguramente te preguntarás, que puedes limpiar en 8 minutos pero francamente si tienes los insumos de limpieza a la mano y ya sabes que tienes que hacer, puedes lograr limpiar bastante. Esta fue la casa donde más presión nos puso porque literalmente los clientes ya habían llegado al resort y estaban esperando el poder ingresar a su casa alquilada. Esto en realidad no era culpa nuestra sino de una mala administración, ya que no era la primera casa que limpiábamos ese día y se pudo haber dado prioridad a esta desde el inicio en lugar de apresurarnos.
Una vez terminamos esa casa, mi jefa (Karen) nos dijo:
K: ya ven, si se lo proponen pueden trabajar aún más rápido, si seguimos así, podemos limpiar 7 casas por hora y terminar todo al medio día e irnos a casa temprano (aunque en realidad de cada 6 casas, en promedio solo en una se disponía en ayudarnos).
Literalmente todos la miramos con cara de: really nigga? Literal quería que trabajáramos más en menos tiempo lo cual significaría menos dinero en nuestra paga dado que este tipo de trabajo se paga por hora por lo que salir al medio día implicaría trabajar la mitad del tiempo y por ende la mitad del salario.
La Karen ignoro nuestras expresiones, se dirigió a su auto y fue a revisar las otras casas que tendríamos que limpiar. Nosotros entonces comentamos esto y decidimos que trabajaríamos lo mejor posible pero que no nos apresuraríamos como quería Kim (así se llama la Karen). Ella siguió intentando que acabáramos todas las casas en ese lapso de tiempo pero en realidad era virtualmente imposible a menos que evitáramos limpiar algunas cosas. El tiempo paso y finalmente desistió de aquella idea y lo más gracioso (prefiero verlo asi que enojarme ahora que lo pienso) es que una vez escuche a Karen conversando con una manager (un puesto por encima de ella pero de otra sección) que nuestro grupo trabajaba súper rápido y que en el lapso de 8 horas limpiábamos unas 23 casas mientras que los otros grupos (ósea los que trabajaban en hoteles) solo hacían 13 o 15. Es decir, la Karen era consciente que nos estaba explotando y que los números que producíamos eran de por si bastante buenos pero no, obviamente como Karen, ella quería mas y dado que su sueldo era fijo, le ayudaba mostrar ¨eficiencia¨ y permitir a la empresa el poder ahorrar, quedando bien ella aunque eso significara que nosotros recibiéramos mucho menos dinero.
Como les dije, esta Karen era mi jefa directa pero en realidad, no tenía gran relevancia en la empresa ya que solo estaba a cargo de un grupo de trabajadores en otras palabras, era jefa de grupo. Nuestro jefe de zona era también el jefe de un hotel el cual era nuestro fuerte, ahí teníamos un almacén gigante y una lavandería con lavadoras tan grandes que podrías meter a un adulto adentro. Él era un hombre joven, posiblemente de 32 o 35 años, había estudiado un MBA en California y llevaba ya un par de años en la empresa. Su nombre es Andrew. Él siempre nos recibía con una sonrisa e incluso a veces con algunos dulces. Era de esos jefes que te daban una buena impresión y que no te molestaría seguir sus órdenes. Karen lo odiaba y un par de veces la escuche hablar mal de el con su sobrina.
Esto es algo que sucedió en febrero, al haber una alza en el número de clientes y dado que ya los esclavos ósea nosotros no podíamos trabajar más rápido, decidieron aumentar el número de trabajadores (solo unos cuanto más) entre los cuales estuvo la sobrina de Karen. Podrías pensar que Karen uso sus influencias para que la contrataran pero en realidad estos trabajos no quieren de un título universitario por lo que asumo que con presentarte a la entrevista, tendrías prácticamente el trabajo en tus manos. La sobrina de Karen no era mejor que su tia, trabajaba por debajo de nuestra velocidad, se quejaba y cuando íbamos en el auto, Kim aprovechaba en hablar mal de Andrew y de la manager principal del área de housekeeping. Rose era la manager principal de todo el área de housekeeping por lo que era la jefa de todos nosotros y Kim quería su puesto. Tengo entendido que Rose había trabajado en la empresa prácticamente desde el inicio y que al parecer Andrew era el sobrino de ella por lo que Kim seguramente pensaba que Él había sido escogido por favoritismos en lugar de que por sus capacidades. Hasta donde sé, Karen nunca había estudiado más allá de secundaria por lo que no estaría en la capacidad técnica de poder manejar un hotel y a nosotros como lo haría Andrew.
Si se preguntan cómo termine en un auto con Kim y su sobrina pues en realidad es bastante simple, dado que trabajábamos limpiando las casas individuales en todo el resort, teníamos que transportar las cosas y a nosotros mismos en unas vans entonces yo siempre dormia en el camino hacia otra casa ya que el viaje podía durar unos 5 o 10 minutos. Yo tengo una habilidad (aunque puedes llamarlo debilidad también) al subir a un auto, rápidamente me quedo dormido por lo que realmente no fingía sino que me quedaba dormido. Sin embargo, algunas veces si cerraba mis ojos para descansar ya que la luz reflejada en la nieve puede llegar a fastidiar y eran en esas ocasiones cuando las escuchaba.
Si crees que esta Karen y su sobrina solo tienen mala actitud pues se equivocan, cuando Karen se iba a vigilar a los otros grupos (porque como les comente, nos dividimos en grupos de 3 y todo éramos unos 10 o 12), la sobrina de Karen nos mangoneaba como si ella estuviera a cargo cuando en realidad era la más nueva ahí. Esto solo pasaría como una simple queja pero en realidad, la sobrina de Karen en una de las habitaciones que limpiábamos encontró un anillo el cual no reporto haberlo encontrado pero fue tan estúpida de ponérselo al siguiente día y decir que se lo había regalado su novio. Algunas de las chicas vieron el anillo y la felicitaron porque se veía bastante caro. La sobrina de Karen en ese momento parecía bastante amable e incluso le ¨presto su anillo¨ a una de nuestras compañeros. A la semana después, yo pedi mis dos dias libres seguidos ya que estaba algo cansado y quería un descanso largo. Dado que normalmente tenia uno de los dias del fin de semana como dia libre, aproveche en pedir el lunes y martes de la siguiente semana como libres asique tuve 3 días fuera del trabajo.
Cuando volví, no vi a la sobrina de Karen por lo que pensé que tal vez ella habia pedido su día libre ese día. Luego de dos días al no verla, pregunte por ella ya que si bien no me caia bien, era raro que no apareciera. Además de esto, Karen no se veía del todo bien, se le notaba preocupada y algo cansada. A pesar que era una explotadora, a mí me trabaja bien (fuera del hecho que nos hacía trabajar como esclavos) ya que al ser el único hombre ahí, era yo quien cargaba las bolsas llenas de toallas, shampoo, jabón, etc. Desde la van hasta la casa y viceversa. Pensaras que unas toallas no pesan pero cuando cargas una bolsa como papa Noel con unas 24 toallas y más cosas dentro, créeme, empieza a ser pesado (especialmente cuando teníamos que sacar todas las toallas húmedas de las casas).
Pero bueno, volviendo al tema, decidi preguntarle a la única chica americana que trabajaba con nosotros que sucedía y ella me dijo:
N: no sabes?
Yo: Que cosa?
N: SK se encontró un anillo y se lo quedo pero no contaba con que los dueños sabían que lo habían olvidado en el hotel por lo que llamaron y dado que fue Rose quien atendió la solicitud, se puso a investigar y hablo con nosotras. Dado que no sabíamos nada de ese anillo y habíamos sido las únicas que entramos ahí, Rose tuvo que llamar a la policía. Resulta que el anillo valía 15 000 dólares por lo que se consideraba un robo mayor. La policía nos mostró el anillo (mediante unas fotos que los dueños le habían enviado a Rose) y nosotras lo reconocimos como el anillo que tenía SK.
Yo en ese momento no sabía de la existencia del anillo porque parece que se los mostro uno de los dias que no estuve. Y dado el valor del anillo pues todo esto sucedió bastante rápido.
Entonces N prosiguió:
N: SK fue tan estúpida de mostrárnoslo por lo que fue fácil saber que fue ella la ladrona. Sin embargo, esta estúpida no solo hizo eso sino que me inculpo. No sé qué pensaba pero seguramente creyó que si tenía una cómplice, los cargos disminuirían asique me lo dio para que lo viera. Yo estoy por casarme por lo que ella me lo presto con la excusa de que lo viera para tal vez escoger un anillo como el suyo (ósea el anillo robado) aunque en realidad creo que buscaba que el anillo tuviera más huellas en caso sucediera algo. Aunque no entiendo porque simplemente no lo oculto en lugar de mostrárnoslo a nosotras.
Yo: pero asumo que no te pusieron cargos dado que estas aquí cierto?
N: sí, claro. Pero me hicieron varias preguntas y las otras chicas testificaron todo lo que había dicho SK por lo que en realidad no tenía sentido que yo fuera su cómplice.
Yo: Entonces, está en la cárcel?
N. no, pago una fianza y bueno, está afuera pero igual recibió cargos por robo. Al parecer Karen pago la fianza que no fue barata y ps despidieron a SK obviamente. Karen está furioso por ello y creo que quería que me despidieran a mí también.
Yo: a ti?
N: si, supongo que no quería que SK se fuera sola.
Yo: sí que está loca. A Karen no le hicieron nada?
N: no, ya que ella en realidad no tenía nada que ver. Ya sabes, Karen es mala pero no es estúpida.
Yo: si, es cierto.
Luego de esto los días pasaron y Karen ps volvió a ser la Karen explotadora de siempre.
Luego de esto el tiempo trascurrió normal y llegamos a Marzo, mi último mes de trabajo en ese lugar.
Dado que la temporada de nieve estaba terminando y el Spring break estaba cerca, muchas casas y hoteles empezaron a dejar de tener clientes por lo que pasamos de limpiar cuartos a hacer la gran limpieza de primavera que consistía en hacer la limpieza más profunda posible en todos lados. Esto incluía labores como lijar las camas (al menos las que eran hechas de acero), quitarle el óxido a cualquier cosa de las casas, mover muebles, etc. Es en todo esto donde pasamos finalmente a ayudar al personal de los hoteles (que eran en su mayoría jamaiquinas). En estas limpiezas que podían durar una hora en una habitación de hotel hasta toda una mañana en una casa, charlábamos con estos otros trabajadores y resulto que ellos ganaban al día aproximadamente entre 6 a 8 dólares al día en propinas. Sé que no es mucho pero en 20 días serian aproximadamente entre 120 a 160 dólares lo cual no está nada mal.
En los tres meses que ya llevábamos trabajando ahí, habíamos encontrado dinero solo en cuatro ocasiones mientras que nuestras compañeras en el hotel nos dijeron que encontraban propinas prácticamente en todas las habitaciones. Estas propinas eran desde 4 o 5 dólares hasta 60 dólares. Esto dependía de cada familia que se alojaba asi como también del desastre que dejaban. Esto nos hizo sospechar de que alguien nos robaba. En realidad pensé que simplemente los clientes eran tacaños pero las señoras siempre comentaron que en otros hoteles o resorts podían recibir propinas prácticamente siempre pero que aquí no. Cuando conversamos mas seriamente del tema, las señoras me comentaron lo siguiente:
S: la verdad es que al inicio pensamos que eras tu quien nos robaba.
Yo: qué? Que yo me robaba las propinas?
S: si, aunque luego nos dimos que no tenía sentido ya que tu eras casi siempre el último en entrar a las casas o habitaciones.
Como les conté, yo era quien cargaba las cosas por lo que mientras ellas entraban para sacar las sabanas, toallas, etc., yo estaba trayendo las cosas de la van hacia las casas.
Yo: bueno, sí, yo casi siempre entró último y normalmente me ocupo de limpiar los baños y de aspirar los tapetes luego de que ustedes limpiaran los cuartos. Normalmente el dinero lo dejan en la mesa de la sala o de la cocina cuando esta está más cerca a la entrada.
S: si, por eso sabemos que no fuiste tú pero estamos casi seguras que fue Kim.
Yo: en serio?
S: si, ya que ella siempre ingresa primero a las casas a ¨inspeccionar¨. Mientras nosotros limpiamos la primera casa, ella suele ¨inspeccionar¨ todas las casas que tenemos programadas para el dia. Sospechamos que ella se queda con el dinero de las propinas. Ya que las únicas veces que recibimos propinas fue cuando hicimos servicio a la habitación, cuando tuvimos que limpiar una casa recién desalojada (la cual nos avisaron de improviso) y cuando tu encontraste dinero con el baño con esa nota, lo recuerdas?
Yo: si, claro. Nunca olvidare el ¨lamento el desastre¨ y los 11 dólares junto a esta nota.
S: bueno, si, ahí nos dimos cuenta que Karen no inspeccionaba la casa sino que solo buscaba en la sala y la cocina en busca de dinero y que no fue a ver al baño porque es un lugar poco común para dejar el dinero. Nunca habíamos recibido tan pocas propinas y eso que algunas de nosotras hemos hecho esto cada año por 5 años! Tu fuiste bastante considerado al compartir los 11 dólares ya que en realidad solo tu encontraste el dinero y nadie hubiera sabido que existían. En ese momento nos dimos cuenta que no podrías ser tú.
Esto pasó, la tercera semana que estuvimos trabajando cuando aún no había tanto trabajo. Hasta entonces el trato con ellas había sido bastante cordial pero ahora que lo pienso, fue por esas épocas donde empezamos a congeniar mejor.
Lamentablemente no habían pruebas para acusar a Karen ya que no habían cámaras en las casas, solo en los pasillos por lo que en realidad no había forma de demostrar que existían propinas en primer lugar y mucho menos que ella los tomaba.
El último día de mi trabajo Karen me pregunto si volvería el próximo año y que le encantaría tenerme nuevamente en sus filas.
Yo en ese momento pensé: en tus sueños, búscate otro cargador. Aunque decidí ser amable y le dije:
Yo: Lo siento Karen, en realidad el año que viene tendré cursos más pesados y puede que decida buscar un trabajo más relacionado a mis estudios en mi país.
Sinceramente tenía dolores de espalda y hombros todo el último mes. No soy la persona más atlética pero tampoco me considero una persona frágil por lo que realmente considero que había mucho peso en esas bolsas y realizar la misma acción una y otra vez pues termino agotándome. Las últimas semanas Karen al ver que estuve todo ese tiempo cargando solo las bolsas, tuvo la brillante idea de poner cada vez más cosas en una sola bolsa para que realizara menos viajes. Esto generaba mayor esfuerzo por mi parte y llego un punto donde literalmente la bolsa parecía más alta que yo (mido 1.67). En ese momento le dije delante de las señoras jamaiquinas:
Yo: y quien se supone que cargara eso? (sinceramente mis pensamientos salieron por mi boca)
Karen al darse cuenta que lo decía en serio me miro y dijo:
K: Oh cielos, pare que estuve poniendo mucho peso. Lo siento, tu sabes que yo estoy mal de la cadera y por eso no puedo cargar mucho y bueno, tu eres el único hombre aquí asique necesitamos tu ayuda.
Yo: bueno, entonces no le pongas tanto peso.
K: lo siento, lo siento. Es que mi hijo carga más peso y bueno, nunca se ha quejado.
Alguna vez escuche decir a K que su hijo media 1.86 por lo que obviamente debería poder cargar mucho más peso que yo, además de que trabaja como transportista es decir, que llevaba cosas de un lado a otro en un camión.
Luego de eso no volvió a aumentar el peso a las bolsas y supongo que quería que me llevara una buena impresión de ella para volver a ser su esclavo las vacaciones siguientes.
Finalmente volví a mi país y la empresa me ofreció volver el año siguiente con un aumento del 10% de mi salario pero negué de la forma más cordial la invitación con la excusa de que ya tenía otros planes. En realidad no los tenía pero no quería volver a ese infierno en la nieve junto a Karen.
Un par de años después, N (con quien sigo en contacto) me contó que Kim renuncio luego de haber pedido el puesto de Andrew (ya que el ascendió al puesto de Rose dos años después) y pues parece que los demás managers decidieron no recomendarla y finalmente se fue.
Al menos ya no le robara las propinas a nadie y si explotara a alguien, será a su familia ya que me enteré de que abrió su propia compañía de limpieza de casas y hoteles en las montañas aledañas junto a su familia.
Fin de la historia. Lamento que fuera súper largo, no espere escribir tanto.

Gracias a todos por leer y por suscribirse a mi canal, les comparto el link del video que hice a esta historia.
https://youtu.be/V2ucnnzfHzA
A los que no me conocen, los invito a pasarse por mi canal. Gracias por su tiempo
submitted by HisashiKomuro to padresconderecho [link] [comments]


2020.09.06 00:23 M_S_A_Y_G Solo quiero que alguien me entienda

Esta para nada es la mas trágica historia de alguien, pero quiero desahogarme
En la primaria estudie en un colegio privado, era la mejor alumna me daban diplomas y etc. Mis padres los veía orgullosos de mi y eso me alegraba, nunca fui de hablar, por mis notas tenia "amigos". Mis tías especialmente siempre me regañaban por no saludar, yo lo hacia, pero mi voz nunca se escuchaba, supongo que siempre fui una llorona.
Nunca me sentí cómoda junto a la familia de mi padre, mi madre tampoco ella solo se llevaba bien con una de las hermanas, la única que parecía tener los pies en la tierra y no creer que el mundo gira a su alrededor como el resto de las hermanas. Yo solo me llevaba bien con una prima era bastante unida a ella, pero al entrar a la secundaria deje de verla o a cualquiera de esa familia.
No se como sean las escuelas en donde viven pero aquí solo se conoce 1-6to de primaria y 1-6to de secundaria. En 5to de primaria me cambiaron a otra escuela que en ese momento era de solo chicas. luego por una ley todas las escuelas debían ser mixtas. Así que cuando entre a secundaria habían chicos, muy pocos. En mi curso solo habían 4 y 28 chicas. En esta escuela secundaria va por la tarde. Habia conseguido de alguna forma tener amigas en 5to pero en secundaria mezclan los cursos así que me separaron de ellas. Las veía a veces en resecos, pero yo dejaba de sentir ganas de esforzarme en la escuela así, la pubertad me ataco y me salío acné, yo de por si tenia mala autoestima. Cada vez que me miraba al espejo me daba asco. Me trataba de cubrir con mi cabello pero en la escuela me pedían que me lo recogiera me decían que me saldrían mas granos si me lo tapaba con el cabello lo que me hacia sentir peor, no me gusta que me recalquen mis errores.
El acné fue empeorando y mi autoestima empeorando, en casa tampoco ayudaban trataba de pedirle ayuda a mi mamá para que me lleve con un profesional o me compre mascarillas o productos, pero ella estaba mas pendiente en cuidar de la niña que había nacido un par de años antes, esta bien es una bebe necesita atención y cuidados pero tampoco debería olvidar que tiene otra hija. Ella solo me ignoraba parecía no existir en esa casa, me metí mas a youtube a Internet y me centraba en eso para poder sonreír. En la escuela igual siempre paraba con audífonos escuchando música para no escuchar voces, aunque nadie dijera nada yo escuchaba voces insultándome, gritando lo asquerosa que me veo, lo mal que esta mi cabello, lo patética que era. inútil, horrible, que nadie me necesitaba, que nadie me quería.
Mis notas empeoraron, faltaba a clases, en segundo de secundaria llamaron a mi mamá le contaron como estaba en notas que no presentaba tareas que no iba a la escuela, esa noche me regaño, me grito, que ella se esforzaba para que yo pueda ir a la escuela para pagar los materiales que debería estar agradecida, que debo esforzarme en la escuela, que no parecía hija de ellos por que no tenia buenas calificaciones, yo le dije que no pedí haber nacido, que no puedo concentrarme en clases, que no quiero ir a clases que me odio, que odia mi vida, ella dijo "Ojala no te hubiera tenido" después de pegarme una cachetada y se fue. Yo dormía en el mismo cuarto que mi hermano mayor que había salido por orden de mi madre. entro cuando ella salio me pregunto si me pego yo negué y me senté en mi cama abrazando mis piernas la ultima frase se repetía en mi cabeza las voces la gritaban otras se reían sentía que mi cabeza iba a explotar. No sabia ni lo que estaba escribiendo en ese momento en una hoja, pero en la madrugada salí de mi cuarto deje la carta en su puerta y salí de la casa, camine sin rumbo solo pensando quiero morir, quiero desaparecer, quiero irme, quiero dejar de pensar. Llegue a un edificio en construcción cerca de una avenida en ese tiempo ver edificios tan altos era raro y ese era de los primeros. Busque una forma de entrar lo rodee, escuche un taxista pitar no me gire para verlo, el dijo que podía llevarme le dije que no tenia dinero me respondió que no importa puedo darte una vuelta gratis. A mi ya no me importaba morir tirándome de un edificio o violada o vendida por ese hombre me subí al auto blanco, nunca lo mire, recogió a una chica borracha despachada por su novio de una fiesta. Dimos una vuelta y la mujer pidió volver donde el chico lo que el taxista hizo. Después de dar vueltas preguntando por que estoy fuera sola y tan tarde, si había tenido peleas con el novio, yo le dije que mi madre había dicho que deseaba no haberme tenido y yo quería desaparecer para que ella este feliz, el se quedo callado un tiempo, llego a una terminal que antes estaba en medio de la ciudad cerca habían residencias el taxista me pregunto si quería quedarme esa noche en uno de esos cuartos, yo ya algo de vuelta en mi le negué y agradecí el compro dulces de una señora los comí, le pedí que me dejara bajar el insistió en que me llevaría a mi casa le di mi dirección, tenia sueño y no pensé si esto era buena idea, de todas formas me llevo, entre a casa recogí la carta y nunca volví a ver al taxista.
Después de esa noche las cosas en casa fueron de mal en peor, yo no comía con ellos, en las mañanas me quedaba encerrada en mi cuarto iba de vez en cuando a la escuela o me iba a caminar sin rumbo. De alguna forma aprobé enserio no se como.
Decidí ignorar el hecho que mi madre no me quería, igual que ella hizo o tal vez se sintió mal, pero hasta la fecha jamas se disculpo o nombro el tema otra vez.
En la escuela iba bien solo hacia lo que podía sin esforzarme mucho, disertar era imposible, las voces siempre estaban ahí pero trataba de ignorarlas con música. Yo sentía un vació en mi, como si fuera un muñeco. sin vida sin sueños sin nada. Empece a cortarme al principio por curiosidad eran leves como rasguños de gato que se curarían en un par de días. Pasaron semanas en la escuela insistían en que debía hablar, que no podía evitar hablar en la vida. Cortarme se volvió una necesidad para callar las voces, para dejar de sentir un remolino de pensamientos, de frustración, de impotencia, de rabia, Se que tengo que hablar, se que tengo que esforzarme, se que tengo que hacerlo, pero no quiero, no estoy aquí por gusto, solo estoy aquí hasta que reúna el valor para acabar todo.
Los cortes se volvieron mas profundos mas seguidos en mas partes del cuerpo ya no solo brazos, pasaron a los muslos piernas, abdomen, cuello.
Lloraba sin una razón en concreto cada noche.
Un día mi gata que se encariño con mi hermano mayor tuvo o trajo una gatita solo una, no había rastro de sangre o de haber mas ni que la gata había estado embarazada, pero la gatita era recién nacida de colo negro con salpicones de color naranja mostaza amarillo y blanco. La llame Ayami que en japones es Mar de colores. Por cierto cuando me centre en youtube, también conocí el anime, que también me centre en el.
Ayami creció y era mas apegada conmigo, siempre que me sentaba ella venia corriendo de cualquier parte y se echaba en mi regazo ronroneando exigiendo cariño lo cual yo le daba, en la noche cuando estaba llorando ella me ronroneaba restregándose en mi, yo le contaba lo que sentía lo que pasaba en la escuela en casa y ella parecía entenderme se quedaba sentaba viéndome o ronroneando a veces maullaba cuando paraba como si me contestara. Ella parecía que vino para alegrarme la vida ya no sentía ese vació las ganas de cortarme disminuían y dejaba de escuchar tan seguido las voces. Así paso un año y meses mas.
Un día cuando volví de la escuela no vino a recibirme como siempre no le di mucha importancia porque podría estar comiendo. Esa noche no vino, no era tan raro había veces que mis gatos desaparecían un par de días especialmente cuando estaban en celo, pero no era época y ella estaba operada. Pense que ella volvía durante la tarde cuando estaba en la escuela pero mi tía me pregunto que paso con la Ayami que no la veía desde hace días. Comencé a preocuparme el día siguiente le pregunte a mi hermano si la vio el dijo: Mamá la mato por que se orino en su cama. me quede sin palabras y deje de respirar por un momento le dije que deje de bromear tan mal y le volví a preguntar el dijo que le pregunte a nuestros padres. Le pregunte a mi papá, me dijo que le pregunte a mi mamá y que fuera a almorzar. no le pregunte solo me quede en cama llorando todo el día sin comer nada, No comí nada durante tres semanas solo agua. iba a la escuela porque odiaba estar cerca de ellos. Comencé a pensar en ellos como asesinos y lo sigo haciendo. Después de la escuela volvía a casa caminando por el camino mas largo posible dando vueltas para llegar lo mas tarde posible aunque hiciera frió, esto se volvió costumbre durante los siguientes años, el fin de semana de la segunda semana Ella vino a mi cuarto yo estaba viendo vídeos en youtube. Me dio una cachetada y pregunto que me pasa por que actuó como una malcriada, que no se me puede decir nada o hacer algo por que ya empiezo a llorar, yo me quede en silencio con la mirada en el suelo y la mejilla ardiendo, ella se levanto y desde la puerta me dijo ven a almorzar respondí no quiero y me lanzo lo que tenia a mano libros y cerro la puerta de un golpe. durante ese tiempo intente cortarme las venas siempre temblaba y no podía ir tan profundo siempre el recuerdo del maullido de Ayami me detenía y me hacia buscarla por todas partes esperando que salte a mi cama y me ronronee lo que nunca pasaba a veces salia en la madrugada solo caminando hacia un parque, me quedaba ahí viendo las estrellas hasta que sean casi las 5 y volver a casa, el insomnio se iba presentando, las noches que no salia me quedaba viendo mi techo y las estrellas que pegue en este, escuchando música hasta dormirme y despertar dos horas después, tratar de volver a dormir solo para que lo mismo pase hasta que ya amanece.
En uno de esos días ella vino y me dijo que me vista que saldremos estaba enojada y me gritaba solo hice lo que me ordeno salimos hacia INTRAID un instituto de tratamiento rehabilitación e investigación de drogo pendencias y salud mental (Es lo que salio en Internet) para mi era el Loquero, ya había ido al psicólogo antes pero era uno privado y caro para mi gusto solo fui un par de veces donde solo me mostraba vídeos y me hablaba de dios, cuando un par de años yo había dejado de creer en este o mas bien no le veía sentido. Aveces la psicóloga me contaba de su vida supongo esperando que yo le cuente la mía, lo que nunca paso porque no tenia confianza alguna en ella. En INTRAID se pagaba pero era mucho menos que el privado. Ahí me vio una psicóloga y psiquiatra. no me sentía para nada en confianza no hable nada. me recetaron antidepresivos. Los odie.
Luego de eso fuimos a comer, no comí nada y lo pusieron para llevar, las pastillas hacían que me diera hambre y días después comí algo, desde hace años evitaba verme detenidamente al espejo pero un día bañándome vi mis costillas, siempre fui de las chicas delgadas y siempre sentía mis costillas, pero ese día me vi al espejo sin necesidad de meter el estomago o hacer algo mis costillas sobresalían y la columna vertebral se notaba mas, los huesos de la cadera, las clavículas. Me perturbo y gusto por igual, ver mi abdomen tan plano y algo hundido me gusto y lo quería dejar así pero las pastillas hicieron que empezara a comer mucho mas que antes y mi cuerpo de chica delgada dejo de serlo. Me odie mucho mas.
Un día habían comprado como 50 pastillas antidepresivas y me las tome todas a la vez con alcohol. pésima elección, Las pastillas normalmente me dejaban con una sensación de flotar muy leve pero yo la sentía y podía reírme de todo, también no pensaba. no podía concentrarme en clases. pero ese dia no podía mantenerme de pie todo parecía dar vueltas me caí varias veces tratando de ir al baño para vomitar, ellos se enteraron de lo que hice, no me llevaron al hospital, supuesta mente porque el lavado de estomago duele mucho, no lo se.
Dormía todo el día apenas podía mantener mis ojos abiertos, me dieron una cubeta para cuando tenga ganas de vomitar, para ir al baño me sentaba en un skate e iba poco a poco, aun cuando estaba a punto de desmayarme a cada rato nunca nadie estuvo ahí para ayudarme, falte a la escuela por una semana no se si pidieron licencia o algo. El efecto siguió unos meses pero a la semana podía pararme y caminar medianamente recta. mis pupilas estuvieron dilatadas por una semana mas, y las nauseas se fueron en la primera semana. el cansancio se fue a las tres semanas pero mi mente se podía quedar en blanco fácilmente, habían conversaciones en mi mente no se de quienes porque tampoco habían personas a mi alrededor, comencé a pensar que mi mente, corazón, cuerpo y "yo" eramos diferentes seres. cada uno con su propio pensamiento. Aun hoy en día me refiero a estas partes como otras personas. Deje de ir al loquero que no ayudo en nada. En las noches me despertaba buscando aire, cuerpo había dejado de actuar solo, a veces cuando me quedaba en blanco podía dejar de pestañear o de respirar o caminar y me caía, creí que mis reflejos segian dormidos por las pastillas. Nunca le dije a nadie de mi familia nada.
En quinto, seguía saliendo durante la noche y después de clases yendo al mismo parque. Una noche en febrero conocí a un chico me empezó a hablar amigable manteniendo una distancia, haciendo preguntas y contándome de el, como si conociera como hay que tratarme. cuando comenzaba a sentir que quería irme el se despedía, esto por un par de noches, intercambiamos números, yo faltaba a la escuela e iba a su casa a jugar el me preguntaba y escuchaba, no se si me entendía pero lo que respondía era como si lo hiciera perfectamente, el era tan perfecto que parecía irreal. el 28 de febrero fui a su casa, a jugar como siempre, el se fue por algo de beber y comer dejándome en su cuarto, llego un mensaje en su celular lo vi el tenia mi contraseña y yo la suya no vi el mensaje era de su madre, entre a galería porque el nos sacaba fotos y quería borrarlas porque no me gustaban aunque pensaba crear copias y ocultarlas solo quería asustarlo un poco. Yo fui la que sintió temblar todo su cuerpo y sentir como me quedaba helada. En galería mas que nada veía fotos mías en varios ángulos algunos solo mostrando mi trasero o pecho habían algunos desde lejos en aquel parque había un gif donde estaba de espaldas y pareciera que estuviera haciendo twerk o no se. Escuche abrir la puerta lo que me hizo respirar de golpe. Aquel chico que siempre tenia una mirada dulce amable y comprensiva se iba transformando a una mas de miedo entre enojo. solté el celular que cayo en la cama, dejo la bandeja en su escritorio y salio del cuarto comencé a temblar mas, tome mis cosas y quise salir pero la puerta estaba con llave se me hacia mas difícil respirar, el volvió abrió trate de decirle que quería irme el cerro la puerta y me agarro del brazo tirándome a la cama repitiendo que el no quería que fuera así pero yo lo obligue. me inmovilizo e inyecto algo en mi brazo lo hizo brusco y yo ya estaba llorando con el terror en todo mi cuerpo pidiendo que me dejara ir que no le diré a nadie.
Comencé a sentirme adormecida trataba de levantar mi cuerpo pero no lo lograba mis ojos pesaban, mi cuerpo se sentía distante el comenzó a quitarme el short y tocarme, de mi solo salían balbuceos que según yo eran palabras, no se cuando cerré los ojos o que paso después, solo desperté en aquel parque con dolor en todo el cuerpo me quede ahí un rato tratando de convencerme que nada paso solo me desmaye y desperté. que nunca había conocido a nadie en ese parque. y me fui lentamente a mi casa tratando de ignorar que mi ropa estaba mal puesta y la ropa interior mojada. Llegue a casa tipo 5 así que nadie supo cuando llegue porque todos dormían.
Jamas le dije a alguien de el su nombre lo que paso nada. Viví ese año tratando de olvidarle, pero las voces se volvieron mas fuertes mas constantes los cortes volvieron mas profundos tenia miedo de hablar miedo de estar con otras personas, cuando alguien mayor y desconocido me hablaba temblaba y solo quería llorar. deje de ir a la escuela de nuevo quise escapar de todo no soportaba estar ahí fingiendo que todo estaba bien cuando yo era un desastre quería ir a otro lugar donde nadie me conociera donde podría estar sola sin preocupaciones sin responsabilidades sin nada. Tome el primer autobús que saliera y pudiera pagarlo. me fui a otra ciudad solo con agua cuadernos para escribir o dibujar un celular sin chip y solo música. estuve todo el día ahí paseando viendo lugares donde podría dormir. fui a la terminar porque siempre veía que ahí dormían personas y los guardias cuidaban, no considere que yo desde que llegue me tomaron de sospecha por escaparse, me quede ahí hasta las 3 donde se acerco un guardia y me pidió acompañarlo me hicieron preguntas si había ido ahí por un supuesto trabajo o un novio que me lo pidió o acompaño, estábamos en frontera con otro país así que la idea de contrabando era clara. yo negué a todo y dije que solo quería un descanso pero era menor de edad me llevaron con policías a la estación mas cercana en el camino inspeccionaban mi mochila y los cuadernos, en la estación me hicieron hablar con dos psicólogas no me agradaron me tomaron como caprichosa que debería de afrontar mis deberes que mis padres seguro estarían preocupados, etc. Los llamaron yo en un rincón me cortaba con las voces insultándome, hasta que mis padres llegaran me llevaron a una casa hogar me dieron un cuarto y me encerré ahí como me lo recomendaron puse a cargar mi celular no pude dormir toda la noche, ellos llegaron en la mañana no les dije nada ni salude me aleje de su falso abrazo y salí rumbo al auto ellos subieron y dijeron que aprovechando que están ahí que fuéramos a la feria, No me gustan para nada los lugares con mucha gente y sin un orden ellos lo saben, pero aun así los seguí, estuvimos caminando ella me preguntaba si había algo que me gustara yo le apunte una polera violeta en degrade a blanco, era holgada ella dijo algo mas para tu edad, me enoje, y me fui los deje solos. Camine un rato pensando si irme pero mi mochila estaba en el auto y ahí mi plata y celular ademas de cuadernos, fui donde el auto tratando de entrar luego de media hora ellos volvieron con bolsas tuve la pequeña esperanza que me compraran lo que les dije me gusto, pero no ella se compro un pantalón y el una polera. abrieron el auto tome mi mochila y quise irme pero el me metió de nuevo en el auto y cerrado me preguntaron porque me fui si podían buscar otra cosa, yo les dije que si hay algo que me gusta es así, no traten de meterme sus pensamientos porque lo único que hacen es que los odie mas y mas ellos se quedaron en silencio y avanzaron el auto yo me eche en el asiento, ella pregunto si tenia hambre no le conteste aumentando el volumen a mi música pararon en una avenida y compraron unos apestosos sándwiches de carne y huevo. quise vomitar. en ese tiempo yo ya iba dejando de comer carne en un principio por el asco que me causaba.
Llegamos a casa y me encerré en mi cuarto. Al día siguiente me llevaron de vuelta a INTRAID dispuestos a internarme, no había cupo así que fue una internación en casa, me llevaron regularmente a las sesiones y recetaron antidepresivos con pastillas para dormir. estuve dos semanas hasta que la psicóloga dijo que pruebe ir a la escuela me dieron tranquilizantes que no funcionaron muy bien el temblar y que me cueste respirar seguían. Odiaba ir a la escuela iba muy de vez en cuando ahora habían llevado una carta de la psicóloga para que me permitan faltar, a fin de año después de meses de sesiones y pruebas me diagnosticaron Ansiedad social, Depresión y Trastorno de personalidad limite (TLP).
Aprobé ese año también, al siguiente llevaron al inscribirme cartas de la psicóloga para que tengan un trato un poco diferente conmigo, que no me fuercen a disertar, no pasar educación física, darme un poco de tiempo si lo necesito al presentar tareas. Ese año también falte a clases en total fui solo medio año, me esforcé en lo que podía, Ingles, Artes plásticas música. pero aun así no era de esperar las quejas de los demás alumnos, los 4 chicos segian, pero ahora eran 26 chicas. Las escuchaba hablar a mis espaldas diciendo que pague a la directora, o que amenace con suicidarme en la escuela o que iría a demandar a la escuela si era un maestro pues lo típico, que le había hecho trabajosos. Dos de los chicos a veces me pedían ayuda en mate, química física o ingles. Antes de las pastillas yo era buena en mate y también antes de faltarme. pero con lo que podía me gustaba ayudar porque siempre creí que los chicos eran mas sinceros y no hablaban detrás de ti. Ese año fue medianamente normal deje de ir a la psicóloga por problemas económicos y que me cambiaron la psicóloga y no tengo ganas de volver a cero.
Ahora el problema necesito una psicóloga que me entienda para preguntar sobre como tener un novio a distancia teniendo yo TLP y ataques de abandono constantemente haciéndolo sufrir.
submitted by M_S_A_Y_G to espanol [link] [comments]


2020.08.12 02:13 Librarii Mi primer capiulo :3

HERFANES
Capitulo 1.
- Ahhhh! – De forma brusca, algo la levanto – Soñé algo horrible, Melisa… Estabas muerta en mi sueño – Exhala – Al menos sé que fue una pesadilla solamente – Con el tremendo susto que recibió, agarro su almohada y volvió a acostarse - ¿Meli?, hey ¿Estas bien? – Tomo su mano, quiso ver si tenía pulso, su expresión facial se transformó en algo terrorífico, no sentía el corazón de su hermana – ¡Responde! ¡No me dejes! – Le hizo RCP esperando que hubiera alguna reacción – Meli… - Reposo su cabeza sobre sus brazos, y con lagrimas que recorrían sus mejillas, nariz y boca, solo podía rezar para que esta fuera otro mal sueño.
- Ahhhh! – Otra vez se despertó, pero ahora de verdad. En efecto, todo era falso, miro a su costado y no había nadie, se paró de la cama, y con sus pies desnudos, salió de su habitación. Bajo por unas pequeñas escaleras hechas de piedras, y camino cuidadosamente por el patio, justo en la zona de entrenamiento.
Ella salió a tomar un poco de aire fresco, a reflexionar un poco lo que había pasado. Mientras se lo planteaba escucha un sonido fuerte proveniente de la cocina, ella por su cuenta decide investigar, la luz esta prendida, lo que es raro a esas horas de la madrugada, se llevó un palo de madera que se encontró muy cerca de ella, de hecho, lo dejo ahí una noche anterior, abrió poco a poco la puerta, sin saber lo que iba hallar- ¡Te atrape! ¡Ahora dime que haces aqu…! – Su rostro de valentía se convirtió en decepción.
- ¡Sorpresa! Tardaste un poco Laria, tal vez dejarte una nota de venir aquí en vez de parecer un intruso era mejor, pero quería hacer algo más interesante y no tan típico, mira esto – agarro un cañón de confeti – Que raro, no funciona, a lo mejor si meto un cuchill... –Antes de terminar su frase, el cañón explota soltando un montón de confeti – Woah ¿No es genial?
- ¿Qué es esto Melisa? – Pregunta Laria
- ¿No sabes qué es? Es tu cumpleaños boba, eres adulta… En algunos países-
- Iugh
- No pongas esa cara – Melisa pone sus brazos cruzados – Mira, aquí están todos – Empezó a señalar – Ahí esta Marcos, Santi, Amber y otros que no me acuerdo su nombre jeje -
- ¿Y María y Silas? – Pregunta Laria
- Ah, ellos no pudieron venir, están un poco ocupados, pero no es nada contra ti, ya sabes cómo es esto, entre mas rango mas trabajo.
Antes de que pudiera celebrar el cumpleaños y soplar esas 18 velas, cerro con fuerza la puerta, todos en ese lugar se quedaron impactados – ¿No le habrá gustado el pastel? Jeje – Melisa intento hacer una broma para ligerar la tensión.
Afuera, en la zona de entrenamiento, Laria paseaba. Andaba molesta, todos sabían que a ella no le gustaban las fiestas ni los cumpleaños ¿Qué estaban intentando hacer? Pero más que eso, quería saber porque soñó lo que soñó ¿Significaría algo?
Esa duda la hacía sentir rara, solo sabía una forma de afrontar sus emociones, sea cual sea, fue directamente a la armería que estaba enfrente de la cocina y la zona de entrenamiento. Tomar con sus manos el arma con mas filo que había, y volver.
Sin antes darse cuenta, ya sostenía una espada tan filosa que el reflejo del amanecer se podría deslumbrar por completo, dirigiéndose al muñeco de practica que tiene el mismo tamaño de Laria, 1.83 aproximadamente, totalmente de madera. Se posiciono, agarro con fuerza el mango y se dispuso a atacar, fue tan duro el golpe, que dejo una marca en el muñeco tan notable, si hubiera tenido una espada del doble del grosor de la que poseía, seguramente lo partiría a la mitad.
- Oye – Le hablo Melisa – Sé que no te gusta nada de esto, pero quería hacer algo lindo por ti, digo, cumples 18 años, el mas importante, por fin podrás ser una líder, siempre has querido eso ¿No?
- Eso es lo que más me incomoda
- Vamos, seguro serás una gran…- Las palabras de Melisa fueron interrumpidas por una voz muy profunda, que cada vez que la escuchas sientes como si fuera una persona que no importa lo que diga, le sueles creer, que seguirías hasta el fin del mundo.
- Chicas, tenemos un asunto que tratar – Explico – Síganme
El peculiar hombre, las guio hasta la sala madre que está a una puerta de la cocina, del lado izquierdo. Es enorme, pero curiosamente muy vacía, no había televisión, ni sillones, en general ningún mueble u objeto que no fueran necesarios, casi todo se rellenaba con cojines, mesas pequeñas, libros. Las paredes llenas de espejos y obras de arte, autorretratos, algunos eran familiares, otros eran héroes para ellos, y porcentaje menor, eran pinturas llenas de simbolismos y filosofías.
Es tan grande el lugar, que había muchísimas puertas, tantas que hay 4 pisos repletas de ellas, Lo grande y ancho del lugar, mas el hecho de que no tenían muchísimos objetos creaba del sonido mas diminuto, un eco enorme, en especial cuando no hay nadie. Todas las habitaciones son de miembros, cada uno con su respectiva cama, baño, y alguna que otra pertenecía personal, solo pocos eran los afortunados en tener un cuarto separado de los demás, y entre las personas con suerte se encuentran Laria y Melisa.
El de la voz gruesa abrió una puerta que esta escondida detrás de una librería, Con una llave dorado que la tiene colgada en el cuello, pero que no se alcanzaba a ver por su saco que la cubría, Uso esa llave para girar la cerradura. Enfrente de ellos hay una escalera en espiral hacia abajo, los esperaba un camino tan estrecho que solo podían avanzar uno a la vez. El pasillo es como el de un bunker, al ser de concreto y teniendo unas luces blancas que parpadeaban, le daba un ambiente sofocante. Al llegar, una entrada de metal les negaba el paso, el hombre se encargó de dar una contraseña, antes de que hicieran un gesto, la puerta metálica se abrió, dejando ver lo que había adentro. Un centro, eso era. Un lugar lleno de libros, hojas en la mesa, en varios tablones e incluso en el suelo, todas repletas de información, de personas que siguen en búsqueda, objetos perdidos, secretos de países y facciones enemigas, así como los suyos. Los únicos que podían entrar ahí, eran los propios líderes y alguno que consideraban digno, por lo cual, casi nadie sabía de ese lugar, para la mayoría solo son rumores.
- ¿Que ocurre Padre? – Pregunto Melisa.
- Miren esto – El hombre es bastante alto, mas que Laria, alcanzando 1.95, piel blanca, cejas firmes, y unos ojos cafés que mostraban confianza ante la situación mas complicada, del mismo color tiene su saco y sombrero, un pantalón que combinaba con su zapato, ambos son igual de negros, en el caso de sus zapatos, podrías ver hasta tu reflejo – Hay un collar muy valioso que debe ser encontrado.
- ¿Un collar? – Pregunta Melisa intrigada.
- Si vale mucho, se dice que su valor puede ser llegar hacer de una hoya repleta de monedas de oro, hay coleccionistas que pagarían muy bien por esto – Fue directamente a Laria, toco su hombro y le dijo – Estamos esforzándonos a encontrarlo, no somos los únicos que la buscamos, con ese dinero podríamos pagar nuestros gastos, tal vez por muchos años.
- ¡Bien! ¿Cuantos iremos? ¿100? ¿200? ¡Espera! ¿Si somos 200 podemos llamarnos equipo Melisa? – Melisa con gran entusiasmo como siempre, le hizo reír a él, de mejilla a mejilla. Laria ni tan si quiera mostro un gesto.
Melisa tenía 14 años, Rubia, de ojos azules, de unos 1.63 metros y una sonrisa más grande que cualquier luna menguante, por lo cual su visión de la vida es graciosa y un tanto inocente, eso la distinguía de forma muy especial en ese lugar, y en el corazón de muchos. Se llama Melisa Lockheart, pero todos la conocían como la pequeña Meli.
Laria en vez de parecerse a su hermana, la diferencia entre ambas es enorme, cabello castallo, ojos oscuros, y mientras Meli siempre le encantaba estar rodeada de gente, Laria se sentía mejor en la soledad, incluso cuando entrenaba. Su visión del mundo es seca, como si nada le causara una respuesta que no fuera la de tirar la mesa e ir se. El Yin y el Yang plenamente representados en ellas.
- No Meli – Aclaro el hombre – Lo que necesitamos es cautela y sigilo, por eso iran los que pienso que están mejor en esta misión.
Melisa solo pensaban en una cosa
- Serán: Parlo Adam, Amber, Laria, Melisa y yo.
- Mm… Adam ¿Ese debilucho? – Laria entre dientes aclaro su disgusto.
- AHHHH, tiene que ser una broma SIlas – Melisa con una molestia, le replico
- ¿Pasa algo Meli? – Pregunto Silas.
- No… Solo que como ya comienzan las clases, no quiero sobre esforzarme jeje.
- Meli… ¿Qué te dije sobre las mentiras?
- ahhhh – Suspiro – “Si miento, le miento a mi dios, a mi padre y a mi”
- Bien, ahora dime porque no quieres hacer la misión.
- Iba a ir con unos amigos a Lucierna.
- ¿Sera pronto?
- Un poco después de entrar a la escuela.
- Okay, intentare…- Silas fue interrumpido por un regaño que seguro se escucho fuera de esas paredes.
- Meli estúpida – Dijo Laria - ¿En serio le prestas mas atención a tus amigos que a tu propia familia?
- Pero…
- Cualquier excusa no vale – Laria la siguió regañando sin perdón, verla enojada era como un tigre que no ha comido en años, y que se despertó para cazar, en algo todos los Herfanes estaban de acuerdo, y es que con una mirada podía hacerte temblar – Señor, perdón por esta molestia, Melisa estará preparada cuando usted lo ordene ¿Verdad Hermana?
- Si… - Melisa responde un poco obligada.
- Perfecto – Silas se puso sus lentes y se sentó en la mesa ovalada que se situaba en el centro de todo – Pueden retirarse, cuando consiga mas información, les daré la orden de ir, mientras tanto, entrenen, que las podría llamar en cualquier momento.
Laria y Melisa hicieron una pose de respeto, que consiste en hacer una reverencia con su cabeza de 5 segundos, mientras a su vez, agachan los dedos, meñique y anular, los demás dedos se posicionan de una forma singular, como lo que hace un niño para simular una pistola, y se lo ponen en el pecho. Melisa uso su mano derecha, y Laria la izquierda, para que el simbolismo signifique muchísimo mas, se debe utilizar la mano que mas usan, en el caso de Melisa es diestra, y Laria zurda. Después de los 5 segundos, se dan la vuelta y proceden a ir se.
En el pasillo en el que anteriormente estaban, volvieron a platicar Laria y Melisa.
- Oye Laria
- Mhh.
- ¿No te parece raro que ahora estamos buscando a un collar?
- ¿De que hablas? – Seguían platicando mientras avanzaban por ese espacio estrecho
- Todas nuestras misiones han sido de buscar información, o atrapar criminales ¿Ahora de pronto buscamos dinero y un collar? Y para colmo, es ultra secreto, por algo envió pocos, y cada uno de ellos son cercanos a él. Es raro.
Laria paro en seco – ¿Ahora te lo tomas en serio, después de avergonzarme enfrente de Silas? No seas tan quisquillosa, si él tiene un motivo hay que creerle.
- Si, lo sé, pero sigue siendo raro – Melisa reafirma su posición.
- Shh – Laria recurre a callarla – No digas nada hasta salir de aquí, seré tu líder y debes aprender a obedecerme.
Melisa no produjo ningún ruido, ni tan siquiera una expresión en su cara, simplemente se calló y ambas siguieron adelante.
Al salir de ahí, las dos se encaminaron a su habitación. El sol ya estaba en lo alto, al estar durante mucho tiempo encerradas abajo, cuando salieron a la superficie, fue un golpe duro en la cara, Melisa deseaba bajar de nuevo. Con un poco de molestia en sus ojos, subieron en la escalera de piedra que conectaba con el cuarto, abrieron la puerta y aunque no lo parecería de un principio, es enorme, machismo mas que los otros dormitorios.
Las paredes, el piso, las alfombras, las cortinas, los sillones (Uno de cada lado) Son azules, no había ningún color que sobresaliera más que ese.
Una cama matrimonial ocupaba la mitad de la habitación (Que también es azul), unos buros al lado de la cama, uno por cada lado, en ellos había ropa, libros, y alguno que otro objeto personal, en el caso de Melisa, tiene unos lentes, dentro de su estuche, y en la parte de atrás, la leyenda – Para mí bebe, espero que algún día puedes ver, lo que ninguna persona puede – Junto unas iniciales, la R y la H estaban muy remarcadas. Siempre le intereso saber de quienes son los lentes, y quien es o era R.H.
Laria también tiene un objeto valioso, consistía en un cuadro pequeño que ilustraba una flor, nadie sabía que significaba eso para ella, ni su propia hermana tenía esa información, no suele contar cosas de su vida.
Mientras la arreglaban, oyeron tres golpes con el puño cerrado en la puerta. Abrieron lo mas rápido posible pensando que era urgente, pero su preocupación se volvió alegría al ver de quien se trata. Un adulto joven, de tez de morena, con una estatura moderada, unos 1.85.
- ¡Parlo! – Melisa se sorprendió al verlo tan pronto, lo único que sabia de él, fue hace semanas, donde se enteró que está en una misión, pero solo Parlo y Silas compartían los datos.
- ¡Meli¡, ¡Laria¡, las extrañe chicas – Él es de todos los miembros, que mas ha estado con las dos, y el que mejor las conoce, se convirtió en un tercer hermano para ellas.
- Miren quien volvió, cuéntanos alguna historia, estoy segura que viviste alguna que vale la pena relatar.
- ¡Claro Laria!, he reído, sufrido, incluso amado – Ha Parlo se le escapo una pequeña risa – ¿y a ustedes? ¿Cómo les fue sin mí?
Sin clases, sin misiones, sin escuela, y ningún otro ocio, parecería que no había nada y que ambas estuvieran aburridas, pero a pesar, de que Laria en efecto se sentía un poco vacía, y solo pudo responder con un “Nada interesante”, Melisa veía cualquier cosa interesante y divertida, le conto sobre el día en que se lastimo en un entrenamiento, justo en la rodilla, pero que sus amigos estuvieron con ella, le hablo de que por curiosidad, siguió a una sola hormiga, hasta su hormiguero, de cómo casi le gana en Ajedrez a María, en fin, varias historias divertidas.
- Jajaja, me alegro por ti Meli – Dijo Parlo – Bueno, acaba de comenzar el día, tenemos mucho que hacer, las veré en la hora de la comida.
Después de que se despidieran, las hermanas Lockheart fueron a comer a la sala madre, habían llegado un poco tarde, pero todavía había algo para ellas. Melisa, Parlo, Laria, Amber, y Marcos se sentaron juntos en el piso para comer, todos querían saber lo que
Parlo había vivido en estas semanas, algunas cosas, no las pudo decir por razones de con fidelidad, pero intento responder todo lo que pudo
- Hey Parlo, dijiste que incluso amaste ¿Quién era? ¿Cuántos años tenia? ¿Cómo la conociste? Necesito saberlo todo.
- Cálmate un poco Meli jejeje, - Se podía ver el brillo en los ojos de la pequeña por saber - ah, pues fue una chica muy hermosa, la conocí en una panadería, trabaja ahí, le ayudé a subir unos costales de harina al camión, como tenía tiempo decidimos quedarnos un rato largo para hablar, fue alguien que me ayudo a no volverme loco en tiempos en los que la soledad era mi única amiga.
- ¿Te acostaste con ella?
- ¡Amber! ¿Cómo le preguntas eso?… ¿Pero lo hiciste Parlo? – Amber tiene el caballo gris y en forma de hongo, una estatura muy similar a la de Meli, ella no tiene pena con nada, es como si todo le diera exactamente lo mismo.
- No te preocupes, supongo que tienen curiosidad, pero esta Meli y le puede traumar mi respuesta – Todos se empezaron a carcajear, incluso Laria soltó una leve sonrisa
- ¡Oigan, dejen de tratarme como una niña! – Melisa quería reírse del chiste, pero mostro como un falso enojo para no darle la razón a Parlo.
- Pero eres una niña, je – Amber sacudió el cabello de Meli
- Jajajaj, para que negarlo, si fue divertido – Se dio cuenta no podía seguir ocultando su risa
En la comida, todos se la pasaron bien, contaron anécdotas y después de mucho tiempo, todos se sentía como una familia otra vez, aunque todo lo bueno debe terminar, y asi fue, enseguida de terminar de comer, entrenaron alrededor de seis horas, fueron a un patio que de hecho parecen terrenos, fuera de la instalación, es gigante, lo suficiente para que pueden albergar hasta 300 personas entrenando, con sus propios muñecos, pesas y largo etc., para sentirte que puedes mejorar en cada aspecto que desees, incluso hay maestro de varias artes marciales, que anteriormente también eran Herfanes como los propios chicos y adultos que siguen practicando.
Había cuatro tipos de rangos, el primero es el cargo de Lider, algo que solo tres personas actualmente lo tenían, Parlo, Maria y Silas, son lo mejor de lo mejor.
El segundo es la Elite, solo los que más tenían habilidad, inteligencia, fortaleza y que demuestran día a día su combate excepcional, entre ellos están Melisa, Laria, Marco, Amber y otros mas. Ellos no practican con los demás, sino en la zona de entrenamiento que está adentro.
El tercero consiste en practicantes o de plano gente que nunca alcanza a la gente de Elite, y realiza misiones de menor rango, algunos esperan ser de más utilidad en un futuro.
Y el ultimo rango es ayudante, son personas que generalmente no combaten, y se dedican a otra cosa, cocineros, jardineros, de limpieza o médicos, ellos suelen ser lo que mas apoyo consiguen para su estudio.
Una vez hayan terminado, suelen tener tiempo libre, Melisa fue con otros miembros a comprar helados, su favorito es el de vainilla, y en eso, Laria leía, un cuento, es interesante, habla de cómo un lobo dejo su manada, para buscar una mejor vida, un librito que normalmente se les contaba a los niños, pero eso no fue suficiente para que no le encante.
Como todos los días, llego la hora de dormir, se pusieron sus pillamas, cenaron, y se acostaron juntas, Melisa con el día tan gracioso y productivo que tuvo, iba a descansar bien, el problema es Laria, que cuando soñó lo de su hermana, no le pareció gracioso ni
para recordar, esperaba que en un futuro no pasara nada, y que olvidara pronto, esa terrible pesadilla.
submitted by Librarii to escribir [link] [comments]


2020.08.10 19:02 _Numen Los Dias Previos

Los Días Previos Los días previos experimenté la incontrolable sensación de que algo estaba a punto de pasar. De que algo estaba a punto de cambiar. Y era inevitable. Me encontraba caminando por las calles repletas de gente ansiosa, perturbada y muy, pero muy apurada, prestándole más atención que de costumbre a todo. Iba a paso lento, avanzando junto al ventanal de un café el otro día, y observé a través del cristal una pareja de ancianos compartiendo un pedazo de torta, lucían muy felices. Ella sostenía el tenedor, que en la punta tenía un trozo del postre, y esperaba pacientemente que su compañero abriera la boca. Tanto tardó el hombre que el trozo se cayó sobre la mesa; entonces, ambos comenzaron a reírse fervientemente. Contra mi voluntad, me arrancaron una sonrisa. Continué mi camino y el sonido de las campanas de la iglesia me invadió para luego recorrerme por dentro de pies a cabeza. Me quedé mirando el gracioso movimiento que hacía una paloma al caminar antes de espantarla y me hizo reír. Las cosas parecían ocurrir con más parsimonia, como en cámara lenta, y yo estaba más tranquilo, más... pasivo. Lo único que hacia era mirar. Últimamente me llevaba más tiempo comer. Sentarme en la mesa y terminarme todo el plato que tenía delante. Me tomaba mi tiempo para observar los colores de la comida, su textura. Pasaba minutos enteros sosteniendo la comida, oliéndola -repetidas veces- y finalmente llevándomela a la boca y degustarla. Por otra parte, ya no soportaba ver televisión; las ruidosas voces y las tramás dramáticas se me hacían insoportables. En su lugar, prefería leer. Pero a diferencia de años anteriores, esta vez si me detenía en cada palabra del texto para saborearla. También gozaba del sonido del silencio y la calidez de los rayos del sol. Ese día subí a la terraza de mi edificio y me quedé ahí por horas, solo existiendo. Veía como se alzaban los grandes edificios en el horizontes e imaginaba qué podrían estar haciendo las personitas que divisaba a la distancia, cómo serían sus vidas..., lo que me hacía pensar en la mía y en el hecho de que son contadas las veces que realmente me arriesgué en mi vida. En las que luché, en las que viví apasionadamente. A los treinta años aún se es joven -ni siquiera había llegado a la mitad de mi vida-, pero yo sentía el peso de los años sobre mi cuerpo tan fuertemente que no tenía ganas de salir a explorar el mundo o de vivir grandes aventuras a decir verdad. Tuve una adolescencia bastante trabajosa como para seguir queriendo complicarme la vida los años posteriores. No, la verdad es que no quería esforzarme por nada. Quería una vida simple, rodeada de personas simples, realizando un trabajo simple -aunque ese panorama sonara aburrido y deprimente. Alrededor de los veinte la chica con la que salía me reclamaba que nunca le compraba regalos ni la invitaba a cenar. Me gritaba a viva voz que le demostrara que la amaba, pero es que el amor tan solo se siente. Si hay que acudir a recursos materiales o a tretas sentimentales en pos de la validación del amor de la pareja ¿es entonces amor? Después de ella no volví a salir con nadie más. ¿Es triste admitir que no sentía ningún deseo, que no tenía ninguna aspiración? Me visualizaba a mi mismo en la cama, mirando el techo, pensando, replanteándome mi vida otra vez. Esa semana había agarrado la costumbre de repetir esa rutina todas las noches. No porque no estuviera cómodo donde me encontraba, si no porque... solo porque se presentaba la ocasión. Quizás estaba deprimido. La mañana siguiente tenía que dar una presentación en el trabajo y ni siquiera había empezado a prepararla. No parecía importante. Y eso me fastidiaba porque lo único que parecía relevante era remover el pasado y arrepentirme todos los días de la manera en la que habían salido las cosas y la forma en la que había desperdiciado el tiempo. ¡¿Para qué?! En mi mente siempre revoloteaba esa misma pregunta. Ante todo lo que hacía o lo que se me presentaba delante, me decía “¿para qué?”. ¿Para qué había decidido jugar a la víctima toda mi vida en lugar de tomar lo que habían hecho de mí, hacerme cargo de mi mismo y cumplir solo con mis propias expectativas de una vez? Pero todavía tenía tiempo, ¿no? Todavía podía renunciar a mi trabajo y guardar todo lo que entrara en mi mochila y salir a descubrir lo que el mundo tenía para ofrecerme, ¿no? Era joven. Tenía tiempo para empezar de nuevo. Quizás reconciliarme con el amor. Darle un giro de ciento ochenta grados a mi vida. Salí de la terraza y bajé corriendo las escaleras. Todos y cada uno de los escalones. Quería comprar una cerveza para festejar mi epifanía y el renacimiento de mi ser. Estaba tan feliz. Empujé la pesada puerta del edificio y corrí hacia el exterior. El aire fresco del atardecer alimentó mis pulmones; continué corriendo. Y entonces pasó. Una moto me levantó por los aires y al caer, cuando mi cabeza golpeó violentamente el suelo, morí de inmediato.
-Numen
submitted by _Numen to u/_Numen [link] [comments]


2020.08.03 21:07 FormerAlex Historias de Hospitales #4 La Mara Hora

Esta es la peor historia que me ha tocado narrar, me llego a mí a través de un correo anónimo a mi Email del trabajo. Dudé si escribir sobre esto o no pues no sabía las repercusiones que podría tener, llegue a la decisión de hacerlo más por temor que por las ganas de. Sin embargo ustedes serán los jueces, les dejo a continuación una transcripción textual de lo que llego a mí de forma anónima y que sé que tanto como a mí, les será difícil de entender y leer algo tan horroroso y perturbador.
La Mala Hora.
Entiendo que estás haciendo esta labor de recopilar historias y lamento que no pueda contártela en persona, ni siquiera por un medio más convencional, cree este correo específicamente para platicarte mi historia, pero sé que una vez que lo leas, entenderás por qué lo hice de esta forma, sin embargo para que mi historia sea entendida debo retroceder hasta donde creo yo comenzó y si me permites el espacio lo hare, puedes recortar partes para que se adapte lo mejor que quieras a tu espacio de escritura pero te pido que mantengas las partes importantes.
Mi historia comienza con mis recuerdos, hace más de treinta años, llegamos a un pequeño pueblo cerca de Hermosillo llamado Miguel Alemán, solamente mi madre y yo procedentes de Chilpancingo Guerrero, No sé qué paso exactamente solo recuerdo que al tiempo ya estábamos instalados en una pequeña casa, a los días mi Abuela llego y se quedó con nosotros. Mi madre nunca me dijo que había pasado con mi padre, pero ella lloraba muy seguido y gritaba a mi abuela, ellas siempre peleaban cuando era un niño, mi padre no era una figura tan cercana a mi yo no lo extrañaba y no preguntaba por el en esos momentos. Comenzamos a adaptarnos, al principio recuerdo que mi madre batallaba demasiado para que tuviéramos comida, algunas veces miraba como solamente yo comía y ella me observaba diciendo que lo haría más tarde, mi abuela nunca se acercaba a la mesa no recuerdo haberla visto comer. Poco a poco mi Madre comenzó a hacerse de un nombre, porque miraba como gente llegaba a nuestra casa preguntando por ella, con el tiempo comprendí que era lo que llaman una “Santera” mi madre hacia curaciones, bendiciones o maldiciones si eran solicitadas. La apodaremos “La Dama Blanca” debido a su característica forma de vestir y el proteger su identidad, conforme la voz se corrió de su labor más y más gente comenzó a buscarla, yo notaba como nuestras vidas fueron cambiando poco a poco hasta no solamente tener comida suficiente si no algunos lujos, televisión, incluso me compraba juguetes con los que en otra época solo habría soñado. A la edad de 8 comencé a experimentar cosas extrañas, un recuerdo en particular que tengo fue en mis días de escuela, cursando los grados primarios de educación decidí escaparme de clase pues había peleado con un compañero quien me amenazo con golpearme al finalizar las clases, me fui recuerdo que camine por un terreno baldío ya que mi escuela se encontraba a las afueras del pueblo. De pronto note como la luz del sol se opacó, una sombra me cubrió al voltear hacia arriba mire una gran ave, venia directamente hacia mí, no pude calcular su tamaño pues venia directo de donde estaba la luz de sol pero pude notar algo, un par de ojos grandes tan vacíos y oscuros que me llenaron de terror, por instinto simplemente me hice arrodille y cubrí mi cabeza con mis manos, escuche un terrible graznido y mire como el ave se alejó, yo corrí a casa. Al llegar agitado mi abuela me dio un vaso de agua, ella nunca hablaba conmigo, en ese entonces yo pensaba que era muda o algo así, simplemente se sentó a un lado y con su mano me calmo tocando mi espalda. Mi madre entro unos minutos después, yo estaba más calmado y le conté lo que había pasado, ella me reprendió, me dijo que era un tonto por andar por esos lugares solo, que era peligroso pero no paso de ahí. Sin embargo tuve algunos encuentros más con esa misteriosa ave que no quise comentarle a mi madre por temor a que supiera que hacia cosas malas, comprendí el patrón, cada vez que hacia algo indebido, esa Ave aparecía y me asustaba. Habría pensado que era solo cosa de mi imaginación, pero un día estaba con algunos amigos que había logrado hacer jugando a las afueras del pueblo cuando de pronto el ave comenzó a perseguirnos, todos nos asustamos pero yo no les dije de mi historia con ella. La “Dama Blanca” ya era la santera más representante del pueblo durante mi adolescencia, la veía entrar a casa apurada a comer para después regresar pues tenía gente y más gente esperando, mi abuela en cambio nunca salía de casa y a diferencia de mi madre, ella siempre vestía de negro, mi madre decía que nunca había dejado el Luto tras perder a mi abuelo, aunque raramente hablaba de ellos, yo sabía que mi abuelo era un agricultor que murió de un infarto trabajando, me dijo que mi abuela había cambiado mucho desde entonces, que casi no hablaba, pero yo la había escuchado hablar muy bajo, casi en susurros con mi madre. Seguramente en este punto te estas preguntando que tiene que ver todo esto con tus relatos de Hospital y tienes razón, no tiene sentido, pero déjame avanzar y entenderás, lo hare más de prisa. A mis quince años ya era un poco más maduro y aunque cuando creces con algo cotidiano deja de ser extraño para mi ciertas cosas seguían siendo completamente raras, comencé a cuestionarme cosas como, donde está mi padre, porque no vino o en todos estos años no hemos recibido una carta o una llamada de él, no ha hecho el intento para contactarse conmigo. Un día en mi cumpleaños dieciséis, mi madre me hizo un pastel, nunca me visitaron mis amigos a mi casa pues mi madre me tenía prohibidas las visitas, aun así mis amigos tenían miedo de ir, por lo tanto por ningún lado era posible, así que mis cumpleaños eran solo nosotros tres, un pastel, quizás un regalo. Esa noche tome la decisión de intentar conseguir algo de información sobre mi pasado y sobre porque estábamos en ese lugar. -Mama – le dije, ella vestía de blanco como siempre. -¿Que pasa hijo? – nunca me llamaba por mi nombre, yo sabía que tenía el mismo nombre que mi padre. -¿Que paso con mi padre? – Note en su rostro la preocupación de tener que explicar cosas, quizás sabía que la conversación algún día tendría lugar, solo no esperaba que fuera en ese momento. -Comamos – Me sugirió – Después hablaremos de eso. Era la misma evasión que había recibido algunas veces antes, pero esta vez no estaba dispuesto a dejar ir la oportunidad. -No – le conteste – Quiero que me lo digas, ya estoy lo suficientemente grande para comprender que paso con mi madre, ¿te engaño?, ¿te dejo por otra mujer?, ¿lo hiciste tu o que paso?
Ella se mantuvo en silencio, durante algunos segundos pero yo no estaba dispuesto a quedarme en silencio y sin una respuesta. -¿Que paso? – le dije de nuevo
-Tu padre está muerto – la voz de mi abuela rompió el silencio, había olvidado por completo su presencia, estaba sentada a un costado de la mesa como de costumbre, era la primera vez que me hablaba directamente, me estaba mirando fijamente con sus ojos negros profundos, que sentí haber conocido anteriormente.
-¡Que! – Exclame yo, mirando a mi madre nuevamente – ¿Es eso verdad?
-Lo es – contesto mi madre, después de algunos segundos de estar en silencio – Tu padre murió, fue por eso que decidimos venirnos de allá. -¿Qué le paso? – estaba desesperado por respuestas y no dejaría ir la oportunidad. -Nadie lo sabe – contesto mi madre, simplemente lo encontraron muerto una mañana, solo sé que alguien lo asesino, pero no supe quién o porque, simplemente tuve miedo por nosotros y decidí venirme a este lugar. -¿huiste así nomás sin averiguar? – pregunte un poco molesto Mi madre dejo su plato en la mesa, se levantó y se fue, me quede solo con mi abuela quien había vuelto a su silencio cotidiano. -Supongo que tú tampoco me contaras – le dije dirigiéndome a ella no hubo respuesta.
No volví a tocar el tema, me fui del pueblo antes de cumplir dieciocho para entrar a estudiar, omitiré la carrera sin embargo supongo que sabes que es algo relacionado a la salud, si no fuera de esa forma, no recibirías este correo. Durante ese tiempo me aleje de mi madre y de sus costumbres, sin embargo sentía que esa ave aun me seguía, quizás era simplemente mi paranoia. Comencé a frecuentar lugares para divertirme, a salir con chicas, tuve un par de noviazgos y mi vida comenzaba a ir en una dirección lo más alejado de mi vida anterior. Conseguí trabajo en el hospital, comencé a ganar mi propio dinero. Mi madre me llamaba por teléfono varias veces a la semana, poco a poco deje de frecuentar el pueblo hasta que me había convertido por completo en un hombre de ciudad. Un día mi madre me llamo y me dijo que era necesario que fuera al pueblo, le pregunte qué tan necesario y ella me dijo que era urgente, al llegar la encontré postrada, en cama, mi abuela sentada a su lado. No sabía que estaba enferma, de haberme dicho yo podía haberle ayudado.
-¿Qué pasa, porque no me dijiste? – le pregunte y ella me dijo que de igual manera no hubiera podido hacer nada. - Hay algo que debes saber – me dijo, yo no sabía si era su lecho de muerte, aun así la escuche con atención.
-¿Nos das un minuto? – le dijo a mi abuela quien se levantó de inmediato y se fue. -Hijo – me dijo ella, postrada en la cama – Hay algo que debí contarte desde hace mucho tiempo pero nunca tuve el valor de hacerlo. -cuéntame – le sujete de su mano, quizás eso lo haría más fácil. Respiraba con dificultad, era obvio que estaba muy enferma y yo le ayudaría pero quería escuchar primeramente todo lo que tenía que decir. -Es sobre tu padre – me dijo, y yo sabía que así era – tu padre y yo éramos muy conocidos en Chilpancingo, él era un curandero como yo, teníamos mucha gente que confiaba en nosotros, muchos conocidos poderosos y mucho dinero por eso. – seguía respirando con dificultad – pero como todo comienza, también termina. Pronto había llegado más gente, con poderes más impresionantes que los nuestros más efectivos, para bien y para mal. Nos convertimos en los anticuados, en los rezagados. Yo escuchaba atentamente, mi madre nunca me había contado de su historia antes de llegar al pueblo. -Tu padre no pudo con eso – continuo – Yo en cierta forma lo entendí, comencé a buscar más cosas, limpie casas, fui a las huertas de sembradío, pero tu padre no pudo. Él estaba obsesionado con recuperar su puesto como el “más poderoso” que lo llevo a tomar decisiones que terminaran afectándonos para siempre. Entre tantas cosas que intento llego a un ritual muy peligroso y prohibido en todas las enseñanzas de esta… arte, sin embargo su sed de poder lo cegó, el realizo un ritual Llamado La Mala Hora. Se invoca a un ser muy poderoso, que puede hacer cualquier cosa que le pidas siempre y cuando el pago sea de su agrado, la mala hora es una entidad maligna, con una sed insaciable y mucha gente evita si quiera hablar de ello, por lo que conlleva el ritual y lo que debes de esta preparado para perder. Tu padre sin preguntarme si queira lo hizo, invoco a La Mala Hora, con la sangre de… - Hizo una pausa larga – De tu abuela. -Que- Dije yo completamente aturdido – Hablas de mi otra abuela. Yo recordé que tampoco tenía información sobre mi otra abuela, mama me dijo que habia muerto cuando yo era muy pequeño. -No – Me dijo tajantemente, tu abuela. Estaba completamente confundido, no sabía que era lo que intentaba decirme o si acabo estaba entendiendo un poco. -Mira – me dijo calmándose un poco – Para invocar a la Mala Hora se requiere un sacrificio de familia, tu padre por eso no me lo comento porque sabía que yo me negaría. Tu padre solamente tenía tres familiares, Tu abuela, tú y yo. Él sabía que si quería hacer el ritual y obtener el poder de La Mala Hora debía de sacrificar a alguno de los tres, el decidió por tu abuela pues pensó que había vivido lo suficiente y no se imaginaba la vida sin ti o sin mí. Lo único que sé, es que un día se fueron y solo regreso él. Desde entonces tu abuela no regreso y yo tenía mucho miedo de hacer preguntas, también note como los demás Santeros del pueblo comenzaron a irse, algunos les ocurrían accidentes, otros simplemente estaban asustados como para quedarse en ese lugar más tiempo. Al poco tiempo solo nosotros quedábamos como los únicos santeros, todo regreso a lo que era antes, prosperidad, dinero, felicidad, al menos para mí. estaba comprendiendo un poco mejor a lo que iba, ahora entendía que mi padre había asesinado a mi abuela por tener más poder, pero tenía muchas dudas más.
-La felicidad era solo mía – continuo – Tu padre se volvió un ser vacío, distante, paranoico, siempre tenía miedo, siempre miraba por la ventana, una noche se sinceró conmigo, me dijo lo que había hecho. La lleve al monte, me dijo, le saque toda la sangre que pude, de esa forma lo pidió La Mala Hora. Yo me puse histérica, había escuchado historias sobre ese ente de gente que me había entrenado en muchas disciplinas. Y lo confronte, La Mala Hora! Le grite y el me pidió que me callara porque nos escucharía. Ahora mi cabeza daba vueltas, mi padre era un asesino, mi madre lo supo todo el tiempo y mi abuela había sido asesinada. -Yo sabía lo que conlleva el invocar la Mala Hora – me dijo casi a borde de llanto – No es un pacto que puedas romper, no es algo de lo que puedas escapar, La Mala Hora seguirá contigo siempre y cuando mueras, ella no se ira, se ira a tu familia. -¿A nosotros? – Pregunte -A nosotros – Contesto ella llorando ahora. Yo me quede pensando y creo que ahora entendía algo. -La Abuela – le dije y ella asintió con la cabeza. En ese momento la abuela entro a la habitación y en la puerta simplemente se dirigió a mí. -Tu madre morirá ahora – me dijo – y tú eres la única familia que queda de la persona del pacto. -Hijo – Mi madre interrumpió – Hay algo que debes saber, ella te protegerá siempre y cuando tú le des lo que ella desea. Yo estaba atónito, miraba a mi madre, miraba a ¿Mi Abuela? Como debía llamarle ahora ¿Demonio? ¿Ente? ¿Mala Hora?. -Entonces no era un pájaro normal – dije recuperando esos recuerdos casi perdidos – Eras tú. -Ella te protegía porque yo se lo pedía – Contesto mi madre – Era parte de nuestro pacto. -¿Y tú que le dabas a cambio? – le cuestione.
-Alguna gente venía a consulta para mejorar de su mal, de vez en cuando, era ella quien atendía a través de mi cuerpo, supongo que imaginas que esa gente no mejoraba. -Morían – continúe la oración -Un precio – Dijo el ser que tenía la apariencia de mi abuela – un precio que debes pagar ahora tú. -¿Y qué pasa si no lo hago? – le dije en tono retador – Eh, ¿si no lo hago qué?
Mi madre se agito, su respiración era cada vez más rápida y más insuficiente. -No la hagas enojar - me lo pidió apenas con fuerzas – por favor hijo. -¿Qué pasa si no lo haces? – me dijo la anciana – Bueno, supongo que puedes preguntárselo a tu padre. – Rio de una forma horrible y yo comencé a extrañar a la vieja que no decía una sola palabra.
-Escúchame – mi madre se dirigió a mí - Escúchame bien, debes hacer lo que ella te dice, lo sé, lo siento pero yo tampoco tuve elección, tu padre hizo un pacto con ella y ella es una maldición generacional, la única forma de que se vaya es que alguien la invoque con voluntad propia y no engañado u obligado. Es mejor que aprendas a convivir con ella.
La anciana se acercó a mi madre se puso del otro lado de la cama, yo la miraba fijamente y esos ojos negros que había visto aquel día cuando el ave se acercaba a mí me miraron fijamente y dibujaron una sonrisa macabra en su boca.
-Es hora, es tu mala hora – le dijo a mi madre – ¿algunas últimas palabras? -Mi madre me miro, fijamente, tomo de mi brazo, y lo apretó con fuerzas. -Lo siento – me dijo y siguió llorando. La anciana coloco la mano en su frente y mire como mi madre dio un grito de horror, mientras sus ojos se volvían blandos. -¡No! – Grito – ¡Me quema! Ayuda! Su respiración se apagó, su cuerpo quedo inerte, acomode su brazo a su costado, cerré sus ojos que aun reflejaban el terror de sus últimos segundos de vida. -No tengo opción – dije sin voltear a ver a la anciana -Ninguna – me contesto una voz horrible y gutural al instante voltee mi rostro para ver al más horrible ser que había visto en mi vida, un ser alto, que casi llegaba al techo, con ojos negros vacíos, la piel negra con escamas y un aspecto horrible como babeante. Me quede inmóvil ante tal escena digna de la peor película de terror, quería correr pero el cuerpo de mi madre estaba ahí y temía por él. -Has reaccionado mejor que tu madre a mi verdadera forma – dijo riendo horriblemente – ella salió corriendo, ella decidió que tomara la forma de tu abuela para recordar por siempre el horrible acto que había hecho tu padre, pero dime, ahora estoy ligado a ti, de qué forma prefieres que te acompañe. Yo me imagine en mi casa a mi abuela, estaba seguro que no quería esa escena, mire a mi madre recostada sobre la cama y pensé en su rostro acompañándome por siempre, pero sabía que lo vacío de sus ojos me haría cambiar el recuerdo que tengo de ella. -Quiero que te quedes en tu forma original – le dije y el soltó una horrible carcajada.
La razón por la que sigo vivo, es porque el pide de vez en cuando tomar control de mi cuerpo, muchas veces él es quien atiende a los pacientes y como lo has de imaginar, nadie mejora, el elige quien, siempre anda conmigo, me habla de vez en cuando, ahorita está a un lado de mi en la esquina de esta habitación simplemente observándome, está ahí cuando voy a cenar, cuando platico con más gente, cuando salgo con una chica, él siempre está ahí. Seguramente sin darte cuenta ha pasado junto a ti por los pasillos del hospital, pero me alegro que no puedas verlo, jamás olvidarías lo profundo y vacío de esos ojos. No sé cuánto tiempo me permitirá vivir, lo único que sé, es que no le daré a nadie más para atormentar, prefiero irme solo al infierno o no llevar una esposa, un hijo conmigo como lo hizo el monstruo de mi padre, no sé cómo funciona este enlace, no se si saber que existe te hace ahora participe, quizá te di la maldición y sin intentarlo, si fue de esa forma, lo siento.
Cuando me llego esta carta y la leí tuve miedo, y si la maldición es real y si ahora soy participe, si la Mala Hora supo cuando la recibí y con el conocimiento llega la maldición. Eso me aterra y ahora también tú conoces la historia, al igual que como lo dijo la persona anónima que me escribió lo digo también yo… Lo siento.

https://preview.redd.it/dj7r40nz5ue51.jpg?width=275&format=pjpg&auto=webp&s=b9dbdc8f8611e32e4d5c50b63e49d72270524dd9
submitted by FormerAlex to HistoriasdeTerror [link] [comments]


2020.07.19 23:25 ernsthemingway Ricardo Arjona o el arte de hacer poesía con rimas insulsas

Ricardo Arjona o el arte de hacer poesía con rimas insulsas
https://preview.redd.it/8ltg2tigovb51.jpg?width=400&format=pjpg&auto=webp&s=b41b3179cef47df8ad714d44590a41e2a9f1f2f9
Edgar Ricardo Arjona Morales, mejor conocido como Ricardo Arjona, nacido en Jocotenango, Guatemala el 19 de Enero de 1964. Todo un personaje polifacético: Licenciado en Comunicación Social, docente aficionado, basquebolista profesional (jugó en las Ligas Mayores de su país), pero por sobre todas las cosas… Poeta, cantante y músico bohemio… de cuarta (es una de sus facetas mas terribles que voy a resaltar aquí).
Comenzó a cantar profesionalmente desde 1985, saltó a la fama internacional en 1992 con el disco Animal Nocturno. Arjona durante toda su carrera como cantautor solo se ha servido de crear rimas insulsas disfrazándolas como historias profundas con gran contenido personal y social como podemos ver en estos videos.
https://youtu.be/lY6doOcRVGQ
https://youtu.be/ielvdtwnhuk
https://youtu.be/U8KWh1WzQrs
Aparte de eso se las da de superstar cuando viaja a presentarse a algún país (sobre todo mi país, Venezuela que para él es una plaza segura para cantar) exige cosas absurdas como ron jamaiquino, galletas nepalíes o chocolate mexicano y además viaja con 400 guardaespaldas y 500 dobles para despistar a sus fans como si de un político importante se tratara Joder!!! ni gente como Pablo Milanés o Silvio Rodríguez andarían en esas cosas (con todo lo que son afectos al gobierno cubano).

Deconstruyendo las Letras de Arjona… Y ver por Que Apesta…
Una de las cosas que mas me ha intrigado fue el sentido de la profundidad de sus canciones y un grupo Anti-Arjona que me encontré en el Facebook, me ayudó un poco:
https://vimeo.com/18028148

Ella y Él Análisis hecho por Pekky Divya Marquez
Grado de apestosidad 8/10
Ella es de La Habana, él de Nueva York
Ella baila en tropicana, a él le gusta el rock
(OK, HASTA AQUI VAMOS BIEN…)
Ella vende besos en un burdel
Mientras el se gradua en U.C.L.A.
(SI, COMO NO. ME VAS A DECIR QUE UN TIPO QUE SE GRADUO EN UNA UNIVERSIDAD DE IVY LEAGUE (DE ESAS SUPER SIFRINAS A LAS QUE CUESTA ENTRAR) SE VA A CASAR CON UNA PROSTITUTA. PAJUO!!)

Ella es medio Marxista, él es Republicano
(OK, OTRO PROBLEMA… LOS REPUBLICANOS TIENDEN A TENER PROBLEMAS CON UNA PERSONA REMOTAMENTE COMUNISTA. ME VAS A DECIR TU QUE LA VAINA VA A RESULTAR).
Ella quiere ser artista, él odia a los Cubanos (PRIMERO QUE NADA, ODIAR A LOS CUBANOS SOLO POR FIDEL ES ABSURDO. Y ADEMAS QUE, ELLA ESTA BIEN PERO SU FAMILIA NO?)
El cree en la Estatua de la Libertad
Y ella en su vieja Habana de la Soledad

El ha comido hamburguesas
Ella moros con crisitanos
El, el champagne con sus fresas
Ella un mojito Cubano
(Y ESO QUE TIENE QUE VER?)
Ella se fue de gira a Yucatán
Y el de vacaciones al mismo lugar
(PENSE QUE LOS CUBANOS NO PODIAN SALIR DE CUBA… A MENOS QUE ELLA FUERA UNA CUBANA DE MIAMI. PERO NO PARECIERA QUE ESO ES LO QUE DICES!

Mulata hasta los pies, el rubio como el sol
Ella no habla Inglés y el menos Español (AJA, ENTONCES COMO COÑO SE VAN A COMUNICAR? POR SEÑAS?)
El fue a tomar un trago sin sospechar
Que iba a encontrar el amor en aquél lugar

Lo que las ideologías dividen al hombre
El amor con sus hilos los une en su nombre

Ella mueve su cintura al ritmo de un tan tan
Y él se va divorciando del Tio Sam
El se refugia en su piel… la quiere para él
Y ella se va olvidando de Fidel
Que sabian Lenin y Lincoln del amor?
Que saben Fidel y Clinton del amor?
(OK. QUIZAS SE OLVIDAN DE SUS IDEOLOGIAS, PERO YO TODAVIA TENGO PROBLEMAS CON EL IDIOMA Y CON COMO EL TIPO SE VA A FIJAR EN UNA PROSTITUTA).

Ella se sienta en su mesa, el tiembla de la emoción
Ella se llama Teresa y el se llama John
Ella dice hola chico, el contesta hello
A ella no le para el pico, el dice speak slow (PERO CLARO. NO SE ENTIENDEN! Y PARA COLMO ELLA HABLA Y HABLA CON UN TIPO QUE NO HABLA SU IDIOMA!)
El se guardo su bandera, ella olvidó los conflictos
El encontro la manera de que el amor salga invicto (EL SOLO? MACHISTA!!!)
La tomó de la mano y se la llevó
El Yanqui de la Cubana se enamoró (Y ELLA, ME IMAGINO, SE ENAMORO DE LAS POSIBILIDADES QUE PUEDE TENER DE ESCAPAR DE SU POBREZA CASANDOSE CON EL TIPIN!)

Lo que las ideologías dividen al hombre
El amor con sus hilos los une en su nombre

Ella mueve su cintura al ritmo de un tan tan
Y el se va divorciando del Tio Sam
El se refugia en su piel… la quiere para el
Y ella se va olvidando de Fidel
Que sabian Lenin y Lincoln del amor
Que saben Fidel y Clinton del amor

Ahora viven en Paris (COÑO ARJONA, UN MOMENTICO. AL MENOS NOS HUBIERAS ADVERTIDO QUE LOS DOS HABLABAN FRANCES!)
Buscaron tierra neutral (MIRA MIJO, HAY MUCHOS CUBANOS EN MIAMI! NO SEAS IGNORANTE!)
Ella logro ser actriz, el es un tipo normal
Caminan de la mano, calle Campos Eliseos
Como quien se burla del planeta y sus vicios
(O SEA, ME IMAGINO QUE LAS FAMILIAS NO LOS ACEPTARON, Y POR ESO TUVIERON QUE IRSE A PARIS. AHORA BIEN, QUE PASO. EL PANA LE PAGO LA CARRERA Y LOS CURSOS DE COMO SER “DAMA” EN PARIS?
DE PANA, QUE EL CARAJO DEBIÓ HABER VISTO PRETTY WOMAN UN MILLON DE VECES Y DECIDIO HACER SU PROPIA VERSION… LO CUAL HABLA VOLUMENES DE SU ORIGINALIDAD!!!)
https://youtu.be/-apU2sviHCM
Historia de Taxi Análisis hecho por Efraín Quillén
Grado de Apestosidad 9/10

Eran las diez de la noche piloteaba mi nave
Era mi taxi un VolksWagen del año 68
(OOOOOH SI, TREMENDA NAVE... SEGURO LE GUSTA A TODAS LAS NENAS)

Era un dia de esos malos donde no hubo pasaje
Las lentejuelas de un traje me hicieron la parada
Era una rubia preciosa llevaba minifalda
El escote en su espalda llegaba justo a la gloria
(WOW QUE POETA.. JUSTO A LA GLORIA... APARTE, UN VESTIDO DE LENTEJUELAS??? SERÁN ASI DE CHABORRAS LAS PUTAS GUATEMALTECAS? )

Una lagrima negra rodaba en su mejilla
Mientras que el retrovisor decia ve que pantorrillas
Yo vi un poco mas
(ESTO TIENE QUE SER LA RIMA MAS MIERDA DE LA HISTORIA... MEJILLA/PANTORRILLA... APARTE COMO SI EN LO QUE UNO SE FIJARA CUANDO VE UNA MUJER FUESEN LAS PANTORRILLAS.... QUE PEDAZO DE ANIMAL)

Eran las diez con cuarenta zigzagueaba en reforma
Me dijo me llamo Norma mientras cruzaba la pierna
(APARTE SE HACE PASAR POR TAXISTA MEXICANO... QUE ACASO NO HAY CALLES BONITAS EN GUATEMALA?)

Saco un cigarro algo extraño de esos que te dan risa
Le ofreci fuego de prisa y me temblaba la mano
Le pregunte por quien llora y me dijo por un tipo
Que se cree que por rico puede venir a engañarme
(UY QUE TRAGEDIA... VINO UN RICO MALOTE A ENGAÑARTE... ERES UNA TODA UNA VICTIMA... A LA GENTE NO LA ENGAÑAN POR RICA O POR POBRE, LA ENGAÑAN POR INCAUTA)

No caiga usted por amores debe de levantarse (le dije)
(SI, DEBE DE LEVANTARSE... DEBO DE LEVANTARME, DEBEMOS DE LEVANTARNOS... CERVANTES DEBE ESTARSE REVOLCANDO EN SU TUMBA)

Cuente con un servidor si lo que quiere es vengarse
(Y APARTE MATA TIGRES EL HOMBRE)

Y me sonrio
Que es lo que hace un taxista seduciendo a la vida
Que es lo que hace un taxista construyendo una herida
(CONSTRUYENDO UNA HERIDA TIENE COHERENCIA ESTO???)

Que es lo que hace un taxista enfrente de una dama
Que es lo que hace un taxista con sus sueños de cama
(SI ESOS SON SUS SUEÑOS DE CAMA...)

Me pregunte
Lo vi abrazando y besando a una humilde muchacha
Es de clase muy sencilla lo se por su facha
(HMMM.. SOY YO O AQUÍ SE PERDIÓ EL HILO DE LA HISTORIA?)

Me sonreía en el espejo y se sentaba de lado
Yo estaba idiotizado con el espejo empañado
(QUE LASTIMA QUE NO CHOCASTE... EN CUALQUIER CASO, SE VE QUE EL PANA TIENE MUY POCO AUTOCONTROL... SERA QUE NUNCA HABÍA VISTO UNA MUJER EN SU VIDA?)

Me dijo doble en la esquina iremos hasta mi casa
Después de un par de tequilas veremos que es lo que pasa
Para que describir lo que hicimos en la alfombra
Si basta con resumir que le bese hasta la sombra
(WOW, LE BESE HASTA LA SOMBRA... SOY ROLO DE POETA)
Y un poco mas
No se sienta usted tan sola sufro aunque no es lo mismo
Mi mujer y mi horario han abierto un abismo
Como se sufre ambos lados de las clases sociales
Usted sufre en su mansión yo sufro en los arrabales
(AAHHHHH OK... AHORA DESCUBRIMOS QUE ELLA REALMENTE NO ES POBRE, SINO QUE ES RICA, PERO SU ESPOSO SE CREE QUE PORQUE ES RICO LA PUEDE ENGAÑAR... ALGUIEN ME PUEDE EXPLICAR QUE DEMONIOS ESTA PASANDO EN ESTA CANCION??? APARTE, QUE TIENEN QUE VER LA CLASES SOCIALES CON EL SUFRIMIENTO AMOROSO? RESENTIDO!)

Me dijo vente conmigo que sepa no estoy sola
Se hizo en el pelo una cola fuimos al bar donde estaban
Entramos precisamente él abrazaba una chica
Mira si es grande el destino y esta ciudad es chica
Era mi mujer
(UY... NADIE SE LO ESPERABA VERDAD?)

Que es lo que hace un taxista seduciendo a la vida
Que es lo que hace un taxista construyendo una herida
Que es lo que hace un taxista cuando un caballero
Coincide con su mujer en horario y esmero
(TE LO MERECÍAS IGUAL POR GRILLERO)

Me pregunte
Desde aquella noche ellos juegan a engañarnos
Se ven en el mismo bar...
Y la rubia para el taxi siempre a las diez
en el mismo lugar
(OH SI, ASÍ SE RESUELVEN LOS CONFLICTOS... GRANDE ARJONA)
https://youtu.be/KV1BIauCpzY
Si el Norte Fuera el Sur Análisis hecho por Camilo Reyes, o sea YO
Grado de Apestosidad 7 /10

El Norte y sus McDonald's basketball y rock'n roll
Sus topless sus Madonas y el abdomen de Stallone
Intelectuales de bronceado, eruditos de supermercado
Tienen todo pero nada lo han pagado

Con 18 eres un niño para un trago en algun bar
Pero ya eres todo un hombre pa' la guerra y pa' matar
Viva Vietnam y que viva Forrest Gump
Viva Wall Street y que viva Donald Trump
Viva el Seven Eleven

Polvean su nariz y usan jeringa en los bolsillos
Viajan con marihuana para entender la situacion
De este juez del planeta que lanza una invitacion
Cortaselo a tu marido y ganaras reputacion

Nota: Aquí vamos bien. Arjona sencillamente narra los pros y contras de vivir en el Norte (Por eso digo que medio me gusta)

Las barras y las estrellas se adueñan de mi bandera
Y nuestra libertad no es otra cosa que una ramera
Y si la deuda extranjera nos robo la primavera
Al diablo la geografia se acabaron las fronteras

Si el Norte fuera el Sur
serian los Sioux los marginados
Ser moreno y chaparrito seria el look mas cotizado
Marcos seria el Rambo Mexicano
Y Cindy Crawford la Menchu de mis paisanos
Reagan seria Somoza
Fidel seria un atleta corriendo bolsas por Wall Street
Y el Che haria hamburguesas al estilo double meat
Los Yankees de mojados a Tijuana
Y las balsas de Miami a la Habana, si el Norte fuera el Sur

Nota: Aquí es que se empieza a complicar la vaina:

¿Quien es el para criticar las penurias de los nativos de América? Desde el Encuentro de Colón al Nuevo Mundo, los aborigenes (incluidos los de Norteamerica) han sufrido maltrato, discriminación, persecución, etc. para que este carajo ponga por encima las desgracias de los aborígenes latinoamericanos con la de los norteamericanos. Ya que todos somos iguales ante la Historia.
Es injusto comparar héroes de ficción norteamericanos con líderes subversivos latinoamericanos. O utilizar a líderes de la izquierda haciendo cosas que suelen hacer los derechistas. Ellos de por sí son mas iconos capitalistas que comunistas.

Seriamos igual o tal vez un poco peor
Con las Malvinas por Groenlandia
Y en Guatemala un Disneylandia
Y un Simon Bolívar rompiendo su secreto
Ahi les va el 187, fuera los Yankees por decreto

Nota: Que yo sepa. Bolívar, lo único (fuera de sus heroicas hazañas) extraordinario que hacía era correr tras las mujeres (eso causo que muriera a tan temprana edad).

Las barras y las estrellas se adueñan de mi bandera
Y nuestra libertad no es otra cosa que una ramera
Y si la deuda extranjera nos robo la primavera
Al diablo la geografia se acabaron las fronteras

Si el Norte fuera el Sur, seria la misma porqueria
Yo cantaria un rap y esta cancion no existiria

Nota: Preferiría que cantara un rap o una versión de algún compositor venezolano, a que creara un versos ridículos pseudo-izquierdista en que Reagan y Somoza se confunden. Por que para mí SON LA MISMA VAINA.
https://vimeo.com/17795219
De Ves en Mes Análisis hecho por Mago Fernan
Grado de Apestosidad 10/10

De vez en mes te haces artista
Dejando un cuadro impresionista

(Metaforizar una menstruacion con el impresionismo no se le hubiera ocurrido ni al mas bizarro de los poetas beat... o si, pero hubiera sido una genialidad mientras que en vos es.... un asco)
Debajo del edredón

De vez en mes con tu acuarela
Pintas jirones de ciruelas
Que van a dar hasta el colchón

(Acuarela- ciruelas, rima barata...Jirones de ciruelas! al periodo!!! Permiso... voy a vomitar)

De vez en mes un detergente
Se roba el arte intermitente (detergente- intermitente... rima barata)
De tu vientre y su creación,
Si es natural cuando eres dama (Si, eso si, es mucho mas natural que menstrues cuando eres Dama que Caballero, como no.)
Que pintes rosas en la cama (Rosas en la cama.... Dios querido)
Una vez de vez en mes…

De vez en mes
La cigüeña se suicida (La cigueña se suicida y el repollo se marchita y la semillita se seca... etc etc etc)
Y ahí estas tú tan deprimida
Buscándole una explicación

De vez en mes
El cielo te roba el milagro (Por que el cielo? Que tiene que ver la esfera celeste con el periodo de fertilidad?)
El tiempo te hace un calendario (El tiempo te hace un calendario? Y eso que querra decir?)
De una vez, de vez en mes

De vez en mes
Tú me propones
Huelga de hambre (Lo que te propondra es abstinencia, no huelga de hambre)
Yo algo de imaginación. (Eso es lo que propones o a lo que te resignas?)

De vez en mes la luna nueva (Se ve que la niña no menstrua en cuarto creciente)
Viene a quitar lo que renueva (Quitar lo que renueva? Renovar lo que quita? Da lo mismo, bah!)
Y a colocar otra ilusión

De vez en mes soy invisible
Para intentar en lo posible
No promover tu mal humor (esta estrofa no esta tan mal... es mediocre, pero en tu caso es una honrosa excepcion)

De vez en mes no hay quien te aguante
Y es tu pecado estar distante
Y otro peor quedarme ahí(Que quiere decir pecado estar distante? pecado para quien? para ella? y que el se quede alli tambien es un pecado peor? para quien? No entieendooo!))
Y aunque hay receso obligatorio
Y el cielo se hace un purgatorio (El cielo un purgatorio... no es buena analogia. La logica hubiera sido un infierno pero en ese caso no hubiera rimado con obligatorio)
Te amo más de vez en mes

De vez en mes
La cigüeña se suicida
Y ahí estas tú tan deprimida
Buscándole una explicación

De vez en mes
El cielo te roba el milagro
El tiempo te hace un calendario
De una vez, de vez en mes

De vez en mes
Tú me propones
Huelga de hambre
Yo algo de imaginación.

De vez en mes
Tu vientre ensaya para cuna (Es una forma bonita- y cursi- de decir que se prepara para procrear. Aunque eso no es lo que ocurre cuando se menstrua, sino todo lo contrario... o ahora estamos hablando de la ovulacion?)
Tu humor depende de la luna (Vuelta a interferir los astros!)
Y yo te quiero un poco más (Aqui es donde hacer notar tu parte mas tierna... que no es el cerebro, como hubiera podido creer alguno)

De vez en mes
A ti te da por tomar siestas
A tus hormonas por las fiestas (fiestas? las hormonas de fiesta? Ah. la rima es para siesta perdon)
Y el culpable siempre yo (Culpable de las fiestas, de las siestas o de escribir canciones como estas? Bueno, he podido rimar yo tambien!!!)

De vez en mes
No hay más reloj que el de tu cuerpo
No hay más luz que la que das (Luz? Procurare contar con una mujer en esos días para los reiterados cortes de energía que azotan mi ciudad)
Es impresionante toda la rima barata que hay en sus canciones y eso no es todo plagia ideas de cantautores mas respetables:
Vivo justo detrás de la esquina no me acuerdo si tengo marido si me quitas con arte el vestido te invito al champan… (…) y después, para que mas detalles ya sabéis.. copas, risas, excesos ¿Cómo van a caber tantos besos en una canción?”
Joaquín Sabina - Peor Para el Sol 1992
Me dijo doble en la esquina iremos hasta mi casa después de un par de tequilas veremos que pasa para que describir lo que hicimos en la alfombra si basta para resumir que le besé hasta la sombra
Ricardo Arjona - Historia de Taxi - 1994
Así que Arjona, deja de ser un poeta de baño y vuelve a algunas de tus antiguas facetas (como la de basquebolista que ibas muy bien) y dejale el trabajo a poetas de verdad (Grande Jorge Drexler!!!)
Les dejo un video desconocido de una canción que sonó mucho aquí en Venezuela en la voz de un jovencísimo Arjona (1000 bolívares fuertes de premio para el que recuerde quien la interpretaba originalmente y en que época[fue tema de fondo en una telenovela de ese tiempo]):
https://www.youtube.com/watch?v=FdqoiV4-kQk
submitted by ernsthemingway to u/ernsthemingway [link] [comments]


2020.06.28 23:22 ValentinTubaro18 Todo lo que sé de sexo

Hola gente hoy les traigo una guía con toda la información que tengo sobre el sexo y que además corrobore hace poco vi American pie y esta especie de guía, me recuerda a un libro con técnicas sexuales milenarias que aparece en la película
Cuello
1
Las prisas nunca son buenas y a la hora de desear excitar a tu pareja mediante besos, mucho menos. ¡Así que todo a su debido tiempo! Antes de lanzarte a besar su cuello, acércate de forma sutil, apártale el pelo lentamente y acaricia suavemente con la punta de tus dedos el área que vas a besar. De esta forma, empezará a estremecerse y a sentir un escalofrío por su cuerpo que poco a poco le irá excitando cada vez más.
2
Céntrate primero en una de las partes más delicadas y sensibles del cuello: los laterales y la zona que conecta con los hombros. Te aconsejamos empezar dándole besos en la parte lateral del cuello, son ideales para entrar en el clima y avivar el deseo de querer avanzar más. Lo más sexy y sensual es iniciar los besos justo en el hombro e ir subiendo muy lentamente recorriendo su cuello hasta llegar a la oreja.
Abre tu boca ligeramente, recorre el lateral del cuello (izquierdo o derecho) sorprendiéndole solo con el roce de tus labios, luego da paso a los besos tiernos, a las lamidas eróticas y poco a poco ve aumentando la intensidad.
3
El cuello es una zona extremadamente sensible a los cambios de temperatura, por lo que no dudes en aprovechar este dato. Acompaña los besos en el cuellocon ligeros soplidos, dejando que sienta el calentor y la calidez de tu aliento y, seguidamente, recorre esa área con la punta de la lengua o con un beso bien húmedo. Ese contraste de calor-frío le llevará a disfrutar un placer inigualable e incluso a empezar a experimentar sensaciones deliciosas en otras partes del cuerpo.
4
A la hora de besar el cuello de tu pareja, no olvides ninguna zona y préstale atención a todas las partes del cuello, incluida la frontal. Empieza a darle besos suaves y tiernos besos suaves justo por debajo del mentón y ve bajando lentamente hasta llegar a la base del cuello, deteniéndote antes de llegar a la zona del pecho.
Después de lo anterior, vuelve a subir, rozando su piel con tus labios humedecidos. Esto le hará experimentar sensaciones increíbles.
5
Cuando la pasión se haya desbordado y notes que tu pareja está muy excitada, será el momento perfecto para sorprenderle con cambios de ritmo bruscos, alternando besos tiernos con aquellos más salvajes y apasionados. Pero no te quedes aquí, no dudes en lamer su cuello e incluso rozarle con los dientes o darle algunas mordidas suaves.
Hay algunas señales que podrán indicarte que ha llegado este momento y que tu chica está muy pero que muy excitada, pues cuando esto sucede, el cuerpo femenino experimenta una serie de cambios. Notarás como su temperatura corporal se ha elevado y su piel está mucho más caliente al tacto, que empezará a producir más flujo vaginal, cómo sus pezones se endurecen y cómo se vuelve mucho más sensible a cualquier caricia o contacto. Puedes obtener más detalles consultando el artículo Cómo saber si una mujer está excitada.
6
Después de los besos en el cuello, nada mejor que pasar a la zona del escote y a la estimulación de los senos.
Orejas
1 Como hemos apuntado, las orejas son muy sensibles y un beso bien dado en esta parte genera un estímulo sexual muy pero que muy potente. Eso sí, debes tomar en cuenta ante todo que la delicadeza y la ternura serán tus mejores armas para lograr aumentar la libido de tu pareja o compañero. Deja las prisas y los movimientos bruscos a un lado y sigue al pie de la letra los siguientes pasos.
2
Aproxímate lentamente a la oreja de tu pareja y, primero detente muy cerca pero sin llegar a tocarla con los labios. Deja que sienta tu respiración y el calentor de tu aliento durante unos segundos. Esto le llevará a experimentar más de un escalofrío.
3
Empieza a besar delicadamente el lóbulo de la oreja, hazlo con mucha suavidad y ternura. Alterna los besos tiernos con unas ligeras lamidas eróticas en esta zona.
4
Luego empieza a ascender poco a poco y recorre el contorno de la oreja con la punta de lengua de forma muy lenta y suave. Finaliza, sorprendiéndole con unos pequeños mordisquitos cariñosos.
5
Es importante que mientras le besas la oreja, acaricies otras partes de su cuerpo para que la excitación vaya progresando. Puedes cogerle y pasar tus dedos por la nuca, juguetear con su pelo e ir descendiendo tus dedos por su cuerpo, pasando por el cuello, el pecho, el abdomen, etc. hasta llegar a estimular su zona íntima. Todo ello, le provocará muchísimo placer y le resultará muy tentador.
Senos
1
Los senos son una de las principales zonas erógenas femeninas pero también una de las más sensibles y delicadas del cuerpo de una mujer, debido a la gran concentración de terminaciones nerviosas que allí se encuentran. Es por ello que antes de empezar a acariciarlos y besarlos debes tener en cuenta que la suavidad será clave para excitar y dar placer a una chica.
2
¡Lo ideal es no precipitarse! Primero, sorprende a la chica exhalando tu aliento sobre el senosin llegar a rozarlo con los labios, esto empezará a excitarla y a tener ganas de más.
3
Luego, acerca tu boca y empieza a deleitarla con suaves y tiernos besos por todo el seno pero sin entrar en contacto todavía con el pezón. Alterna los besos con ligeras lamidas eróticas y ve acercándote cada vez más a la aureola.
4
La aureola y el pezón son las partes más sensibles de los senos, y una buena estimulación oral se traducirá en un estremecimiento de su zona íntima, dando lugar a la lubricación de la vagina. Cuando te concentres en estas áreas, dedica unos minutos a pasar la lengua por la aureolarealizando movimientos circulares y a besarla de forma lenta.
5
Por último, céntrate en la punta del pezón, tómala con los labios, bésala y lámela tiernamente. Cuando notes que la excitación es elevada, ve aumentando la intensidad de las lamidas hasta llegar a succionar y morder los pezones. En el momento de besar los senos, toma en cuenta que estos son muy susceptibles a los cambios de temperatura, así que algo que inundará a la chica de placer es dar soplidos ligeros sobre las partes húmedas.
6
No olvides prestar la misma atención a ambos pechos y combinar los besos en los senos con las caricias y la estimulación de otras zonas erógenas en ese momento, como por ejemplo masajear el clítoris, los labios vaginales y la entrepierna con tus manos. Esto será la antesala perfecta para la penetración.
Claves juego previo
Podría arriesgarme a decir que una de las cosas que más disfrutamos las mujeres del sexo es el “pre”, ese juego de seducción que existe antes de concretar el coito. Amamos que nuestro cuerpo experimente sensaciones escalofriantes al sentir el roce con la piel de otro cuerpo, el roce con de otros labios. Nos gusta que exploren nuestro cuerpo con besos hasta sus lugares más recónditos.
Primero, debería saber que hay algo llamado ‘zonas erógenas’: son áreas del cuerpo con gran cantidad de terminaciones nerviosas que al ser estimuladas producen gran placer. Empecemos:
Los genitales son definitivamente una zona erógena, es decir, están casi que diseñadas exclusivamente para producir placer, sin embargo, el “pre” también necesita de la estimulación ajena a los genitales y si este tipo de estimulación es ajustada en su estilo de seducción, seguramente los genitales experimentarán sensaciones que prolongarán y aumentarán la lubricación vaginal.
La entre pierna y la pelvis, son una de las zonas erógenas más estimulantes y excitantes debes saber que los besos en la entre pierna son altamente estimulantes porque predisponen a la mujer para que quiera que le practiquen sexo oral.
Si ha pensado en el cuello, está en lo correcto. El cuello es sumamente sensible y existen dos formas de estimularlo correctamente. La primera es respirando cerca de él cuándo ella dé la espalda, los besos en la parte anterior del cuello son mortales, pero pierden sensibilidad si los hace por mucho tiempo. La segunda forma es besando sus laterales, porque prolongan bastante la excitación.
Intente llegar a las orejas, otra zona erógena importante y altamente sensible en nosotras, aunque en esta tiene que ser muy cuidadoso al estimularla, porque detestamos que metan su lengua en nuestras orejas y dejen mojado su interior por su exceso de saliva. Procure estimular con la punta de la lengua las orillas de esta y si es mordelón, por favor solo hágalo cuando pase por el lóbulo.
¿Sabía que ustedes pueden producir orgasmos en nosotras solo con la estimulación de los pezones?, sí, los pezones son otra zona erógena a veces olvidada o mal estimulada por los hombres: es delicioso que intenten chuparlos tal como lo haría un bebé, pero no deben olvidar que estos son bastante sensibles y que en ocasiones algunas jamás hemos amamantado, así que prolongar la estimulación podría llegar a ser tormentoso para algunas. Sugiero rodearlos con la punta de su lengua, que no lo hagan tan rápido porque también es incómodo, en especial cuando lo hacen de arriba abajo. ¡Ojo! el pezón no es un saco o una pelota de boxeo, béselos y si quiere morderlos háganlo muy suavemente.
Los labios y la lengua, también son una zona erógena, por eso lubricamos más cuando besamos. Para finalizar, me encantaría hacerles algunas recomendaciones: procure combinar la estimulación de dos puntos erógenos o más simultáneamente, por ejemplo, mientras besa sus pezones puede acariciar sus orejas, o mientras besa algún lateral de su cuello, acérquela hacia usted tomando su espalda y rozando sus genitales con los suyos.
Deben empezar lentamente. besos muy lentos y apasionados. caricias suaves y leeeentas de a poco ella se va a empezar a estimular y a mojar. lo mejor que puedes hacer antes de tener relaciones es hacerle sexo oral igual con cuidado de no morderla chupar leeento y ojala con la legua bien mojada. suave muy suave es lo mejor. y cuando notes que ella esté disfrutando comienzas a hacerlo un poco mas rapido y sin perder el ritmo. si lo haces bien ella tendrá un orgasmo en menos de 20 minutos a ella: 1. No pongas dura la lengua (a menos de que se la vayas a meter lol) pon tu lengua suave para lamer su clitoris. 2. Hazlo con ritmo y guiate por las respuestas que te va dando su cuerpo, si ves que le está gustando no pares ni cambies el movimiento que llevas. 3. Puedes probar succionando un poco el clitoris pero no lo hagas muy duro porque será incómodo. 4. Traga la saliva, si te da asco tragar us fluidos no le hagas sexo oral, eso es mejor a que no seas capaz de tragar tu saliva entonces será asquerosamente húmedo y creeme que no es agradable. 5. Puedes intentar metiéndole un dedo mientras lames su clitoris pero sólo 1, se siente mejor y el movimiento del dedo debe ser uno solo y con ritmo por ejemplo adentro y afuera o arriba y abajo pero no combines movimiento se siente horrible y si ves que le gusta no lo cambies.
El juego del reloj
Esta otra forma de incrementar el placer se basa en introducir los propios dedos o los de la pareja en la vagina, marcando o pidiendo que marque diferentes horas de un reloj, para averiguar cuáles son los movimientos favoritos. Oral
Aprovechar y estimular cada una de las partes que componen la vulva antes de ir al clitoris.
1 después de besar y acariciar el cuerpo entero de la chica lame su vulva desde abajo hacia arriba como si estuvieses lamiendo un helado pero casi como si ni le tocaras (rozar con la lengua de manera delicada sus labios mayores y menores para que se despierten sus zonas erógenas)
2 una vez despertadas y estimuladas las zonas es importante saber que los labios tanto mayores como menores les encanta les encanta estar en la boca, que los succionen, que los estiren pero controlando siempre la intensidad
3 Lamer los labios menores con la punta de la lengua haciendo un caminito de abajo hacia arriba [aumentando de a poco la velocidad y la presión]
4 Mientras se realiza el paso anterior situar los dedos en la entrada vaginal y hacer un poco de presión
5 Clitoris: es una zona muy delicada por lo cuál en el primer contacto no ir directo hacia él, rodear el clitoris con la lengua haciendo movimientos circulares
6 Situar el clitoris entre los labios y apretarlo suavemente, succionar de forma rítmica a la vez que los dedos se introducen en la vagina para acompañar el estímulo oral con unas leves presiones en el punto G.
Guiarse por las respuestas del cuerpo si jadear, si arquea la espalda gemidos y demás
el tornado de lengua” lo investigue a partir de la pelicula American pie y me pareció interesante aprender a hacerselo a las mujeres.
Tienes que meterte en el papel de besos en los labios y mover la lengua lo mas rapido que puedas primero como si dijeses “LALALALALA” con la lengua hacia fuera y después haciendo giros extremadamente rápidos como si fuese un helado.
[Anexo sexo oral] --> humming
El humming consiste en realizar un pequeño sonido con los labios, como si vibraran, mientras estás practicando sexo oral
Técnica del humming
Lo ideal es intentar emitir un zumbido similar al que se hace mientras se medita (OM), sacando provecho al aparato fonador y las cuerdas vocales.
Movimientos pélvicos
Movimiento #1 - Profundo
Ponte detrás de tu pareja, con las rodillas en la cama. Lo primero que tienes que hacer es arquear tu espalda y luego levantas tus caderas y las llevas hacia delante, y te retiras arqueando la espalda, como si fueras un gusanito recuerda que lo que se mueven son tus caderas, no tus brazos. Así que mantenlos firmes.
Este paso masajea la vagina/ano de tu pareja, en vez de “acu[email protected]

Movimiento #2 - Puntita
Este paso es perfecto si quieres estimular las terminaciones nerviosas que se encuentran en la entrada, tanto del ano, como de la vagina. Es básicamente como el anterior pero al revés, es decir, con la espalda recta, entras y luego retiras, bajando la pelvis y sacando el culete hacia atrás.
Este paso es perfecto para estimular los puntos de placer

Movimiento #3 - Remolino
Para este paso, probad cambiando un poco la postura en la que estéis. Tú que tienes pene, ponte de pie al borde de la cama y acércate a tu pareja. Se trata de hacer círculos alrededor de su ano o vagina.
Es todo un remolino de placer
 Ejercicios kegel
Kegel es un tipo de ejercicio. Fortalece los músculos del suelo pélvico que sujetan y controlan la vejiga para evitar o controlar la incontinencia urinaria
Se ha demostrado que los ejercicios kegel ayudan a los hombres (también lo pueden realizar las mujeres) a aguantar más en la cama. Fortalecen los músculos del suelo pélvico para ayudar a mejorar el rendimiento sexual y conseguir orgasmos más intensos.
¿Cuales son los beneficios?
Vida sexual
Cuidado propio
Privacidad
yo utilizó una aplicación llamada ejercicios kegel hombre/mujer entrenador kegel de los desarrolladores leap fitness group y creo que es la mejor app
submitted by ValentinTubaro18 to NoFapES [link] [comments]


2020.06.26 04:00 Piteas_de_Adunte [O] Buscando una farmacia de guardia en plena madrugada.

Pues ayer tuve que volver a salir de madrugada en busca de una farmacia de guardia. Esta vez era por medicacion para mi mujer, por lo que era un poquito mas urgente y me propuse no volver a casa sin ella.Además, la farmacia de guardia estaba al otro lado del parque.
Aunque eran las dos de la mañana (y el viento hacia la noche algo desapacible), aun habia bastante movimiento: gente con perretes, tardanos en las terrazas... ambiente de barrio.Saludé a un vecino que saca a pasear su pitbull al volver del curro y llegué hasta la farmacia.
Tras esperar mi turno (habia una pareja hipernerviosos comprando condones), le di la tarjeta a la farmaceutica y esperé.Tardó bastante en volver, con gesto algo preocupado: tenian la medicacion, pero no la dosis pautada. Tendria que ir a otra farmacua mas lejana.
Estuve mirando varias con la chica: una estaba en pleno centro (20 minutos de paseo no me los quitaba nadie), pero al chica me recomendó que cruzase el rio y fuera a Vadorrey.
Vadorrey es uno de esos barrios de casuchas y huertos que la gentrificacion mastica, escupiendolos en forma de pisos inocuos y plazas de diseño.No me pareció mal destino para un paseo nocturno, y la chica me juro y perjuró que estaba al lado.
Me dió indicaciones acerca de por qué puente ir:
Asi que ¿por qué dudar? Llame a la farmacia, reservé la medicacion y me puse en camino sin consultar antes google maps.
Ya en la ribera, el viento soplaba considerablemente mas fuerte. En todo el parque lienal solo se veñian figuras embutiads en chaquetas demasiado finas, marchando cabizbajos y a toda velocidad (por algo los de Huesca nos llaman cheposos) A mi el frio, la verdad, me anima. Comencé a cruzar el puente de hierro mientras leia algun creeppypasta para entretenerme.Iría por medio camino cuando escuche a un grupo de chavales borrachos detras de mí: comenzaban a cruzar en ese momento entre aullidos y risas.
No me gusta nada la gente en ese plan. Me hacen sentir muy inseguro y, seamos sinceros, soy bastante alfeñique. Como alguno se ponga violento (me ha pasado mas de una vez), llevo las de perder.Aferre el movil y apreté el paso, esperando perderme por las callejas del otro lado.
Los chavales se dieron cuenta y me metieron un par de gritos, entre divertidos y enfadados. Os juro que me cagué en todo el santoral y parte del panteon griego.Aceleré el paso, enfrentandome a una volada de viento, y despues... el silencio.
Me volví, mirando de reojo, pero no habia NADIE en el puente (y en este no hay sitios donde esconderte, si lo conoceis). Me dió un poco de mal rollo pero... oye, mas mal rollo me dieron los chavales.Suspiré tranquilo termine de cruzarlo, sumergiendome en una ciudad VACIA Cuando me refiero a que la ciudad estaba vacia no quiero decir que hubiese poca gente o que apenas pasasen coches, no.En toda la avenida yo era la unica persona: sin coches, personas, ni siquiera luces en los bloques de pisos o algun restaurante tardano cerrando de madrugada.
La luz de las farolas a este lado del rio era mas suave, por lo que parecia que el viento arrastrase consigo una oscuridad densa que aletargaba todo su alrededor.Los semaforos, sin embargo, jugaban a ignorar la noche y seguían impasibles el mismo ritmo, como marionetas locas.
Fue allí, con un poco de desazon, donde consulté por primera vez el mapa; me di cuenta que la chica de la farmacia me habia mandado por el camino mas jodidamente largo en la primera noche ventosa del verano.Resoplé, le pedi una ruta al movil y atajé por la primera callejuela.
Los nuevos bloques de pisos fueron dejando paso a casas humildes y solares derruidos, cada vez peor iluminados.Iba intentando concentrarme en la lectura del movil, ignorando la opresiva soledad de mi alrededor, hasta que escuché una algarabía a la vuelta de la calle.
Con curiosidad - y algo de miedo- crucé la esquina y miré mas allá. Ante mi se extendia una gran plaza, bordeada por edificios en obras.La mayoría apenas tenian las vigas y unos cuantos andamios. Eran esqueletos de acero -del que se crea ya oxidado- y blanqueados de hormigon.
La plaza aun no habia sido invadida por el cemento y las esculturas cutres, asi que seguía teniendo el aspecto de una parque de las afueras: oscuro, verde y lleno de vegetacion espesa. Y entonces, ocurrió.
Me estaba cagando encima.
Si, lo siento, no es muy digno, pero ya os habreis dado cuenta que yo y dignidad no solemos ir de la mano. Aparte, tampoco os voy a mentir en algo tan simple solo por intentar que quere mejor una anecdota cutre.
Aunque estaba solo, me metí en la plazoleta para hacer de vientre entre unos arbustos (mientras bendije la costrumbre de llevar siempre clinex conmigo).Como estoy algo mal de la tripa, aquello no fue algo "rapido y limpio", asi que -tras limpiarme- me acerque a una fuentecilla.
Y ahí me teníais, andando como un pinguino, con los pantalones bajados en mitad de esqueletos de 10 pisos de altura y rezando porque no me apareciese ningun asesino psicopata de la nada mientras estaba de esta guisaPero, mientras me lavaba en condiciones, los edificios hablaron El viento, chillando cual demente, dava una voz unica a cada uno de esas ruinas en construcción. Algunas eran agudas, como animales agonizantes, mientras que otras eran zumbidos graves que retumbaban en el pecho. Incluso los edificios bajos, a los que el viento apenas azotaba, murmuraban con voz de ahorcado usando las gruas que se levantaban de sus corazones destartalados.Lejos de asustarme, aquella escena me fascinó. Era como espiar un concierto secreto o un ritual vedado a los legos.
Los edificios siguieron cantando bastante rato, y yo encandilado hasta que me di cuenta que ya no soplaba viento, pero les seguía oyendo.Ahora se me ocurren muchas razones para ello, pero en su momento me asusté muchísimo, me subí los pantalones y seguí mi camino nocturno.
Abandoné la avenida encogido, buscando la acera menos iluminada, con miedo de que los gigantes detuviesen su canto para fijarse en mi.Distinguí la silueta de un Centro Deportivo; podia oler el agua clorada, y este aroma me recordaba a mañanas luminosas.
Apreté el paso para llegar cuanto antes pero, justo cuando cruzaba la avenida que nos separaba, escuche una voz chillona y átona clamandone al oido.
El GPS.
Os juro que no sé como se activa ni cuando elige avisarte, pero ahora me repetía insistentemente que me alejase de la piscina girando a la izquierda.Eché un ultimo vistazo, oliendo ese aroma que evocaba tardes de sabado y casi me hacia verme bañandome.
Y me giré.
Luego, consultando mas tarde el mapa en un rato muerto del curro, he visto que la piscina de esa zona aun esta en construccion. Las pozas, segun la info en la web del CDM, son solo unos huecos mal encofrados. Desde la vista satelite incluso recuerdan un poco a tumbas abiertas.
Pero lo importante es que me alejé, tomando un desvio por una calle repleta de graffitis con simbolos raros, y llegué a mi destino: La farmacia de Valbino Orensanz.
El trafico en esta zona era mas fluido: se veía algun coche que otro y un camión de la basura traqueteaba de vuelta a cocheras.Me planté ante la farmacia, recogida dentro de una plazoleta abierta del edificio, y llamé al telefonillo.
La farmaceutica me atendió enseguida, algo dormida pero muy eficiente. Me preparó una bolsita para llevarlo todo, aunque yo me lo metí a los bolsillos porque era mas facil para andar.Me despedí y, cuando me daba la vuelta para irme, me advirtió que tuviera cuidado con perderme.
Me volví para decirle que estaba usando el GPS, pero ya se habia metido al interior de la farmacia y apagado las luces.Y volví a sumergirme en la oscuridad ventosa, con todo el camino de vuelta ante mi.
Al salir de la farmacia, decidi plantearme otro camino para la vuelta, pues no quería volver a pasar por la zona de obras y tampoco aquella piscina oscura se me planteaba muy apetecible.Tras una mirada rápida al movil, me percaté que tenia el rio considerablemente cerca.
Por si no sois de Zaragoza, desde hace ya diez años se ha limpiado y podado toda la ribera. Llegar hasta el rio significa poder ver limpiamente toda la zona, orientandose mucho mejor que entre calles o con un gps cutrecillo.
Visto esto, resolví llegar hasta la ribera. Desde alli, iria paralelo al rio hasta coger el puente que mejor me viniera. Me ubique medianamente con la brujula y eché a andar.Casi tan rápido como antes, los bloques de pisos dejaron paso a parques y descampados vacíos.
Aqui tambien se adivinaba la construcción alocada, pero aqui se habian limitado a dividir la tierra mediante calles y colocar algunas farolas (la mayoria de las cuales aun no funcioaban).
Era como pasear en una ciudad hecha con sombras de la otra, azotada por oleadas de cierzo.
Aún con la poca luz y las sombras moviendose en casa esquina, agradecía mas esta zona.
Con la mirada podia dominar bastante lejos y, de cuando en cuando, se escuchaba algun coche pasar a toda velocidad, adivinandose una autopista lejana.
Hasta que vi al hombre en la rotonda. Me percaté de repente de su presencia, auque seguramente llevaba mucho tiempo ahí (como esos cuadros con dibujos escondidos, en los que la figura surge de repente).
Estaba quieto dentro de una rotonda, con una espesura de oscuridad a sus espaldas y una gran sonrisa en la cara. Vestía un abrigo barato, pero tampoco parecía ningun indigente, y en seguida me di cuenta de que tenia su mirada clavada en mi.
Yo me cagué en todo por haber hecho contacto visual, pero no dejé que se me notase. Quizas, si parecia un borracho volviendo cabreado, me dejase en paz. Cuando llegué a su altura, aun con la calzada separandonos, el me chisto de forma suave. Yo quería seguir andando pero, por alguna razón, algo me saltó en el pecho y me quedé clavado en el sitio, tan acojonado como interesado en lo que me pudiera decir.
Las tardes de mi infancia, inacabables y llenas de aventuras. Los sabados de piscina de mi adolescencia, que auguraban dias llenos de ilusion. La euforia de enamorarme por primera vez y ser correspondido. La oportunidad de solucionar ESE error y que, esta vez, todo saliese bien.
Todo esto estaba bajo el abrigo, dentro de esas botellas que se adivinaban en sus bolsillos interiores, y cualquier precio que le pusiese me iba a parecer poco.
Encandilado, di un paso hacia la rotonda, pisando ya la calzada que nos separaba.
El hombre volvió a poner ESA sonrisa (la que ponemos los vendedores cuando percibimos un trato cerrado, la que precede a sacar un boli de la nada, comentar un precio de pasada y dejar todo atado y bien atado).Ni siquiera me importaba que el abrigo no se moviese con el viento.
Y entonces me sonó el movil.
Era una alarma ridicula ("Mierdaseca", del grupo Cariño, por si teneis curiosidad). La tonadilla popera y las voces aniñadas desentonaban totalmente con el lugar y la situación.
Comencé a buscar el movil bajo la mirada contrariada del hombre. Era una simple alarma, pero me habia confundido en la hora. Al dia siguiente tocaba revisión en la veterinaria (nada grave, pero tocaba).
La foto que acompañaba a la musica era mi mujer haciendo el tonto con la perra, jugando a tirar de una manta descosida a mordiscos.
Cuando silencie la alarma, mi vida habia vuelto a asentarse en mi cabeza con toda la fuerza - y ridiculo- que era posible.
El hombre seguía alli, intentando ocultar que se estaba poniendo mas impaciente por momentos.
Le devolví otra sonrisa, mientras retrocedía hasta la acera.
Seguí mi camino con paso agil, pero sin correr, esperando que el señor no se avalanzase sobre mí.
Cuando ya llevaba un ratillo andando, volví la mirada. El señor seguía dentro de la rotonda, aunque la farola que tenia encima se ahbia apagado y ahora apenas se distinguía su sonrisa recortada contra la noche de su silueta. Se volvió al interior de la rotonta y llamo a alguien.
No lo voy a negar: me alegré mucho de no pararme. A mi cabeza llegaban historias de atracos truculentos, de criminales psicopatas esperando en descampados y creepypastas muy desagradables.
Aceleré el paso hasta que me dolieron los gemelos, echando miradas furtivas hacia atrás.
De la negrura enmarañada salió un tipo -una silueta mas bien- algo mas alto que el señor y de movimientos un poco torpes. El hombre me señaló y aquel tipo hecho a caminar detras mio: no correr, solo caminar, con calma y decisión. Esto ultimo fue lo que mas me asustó.
Calculaba que, tras una elevación al fondo de donde estaba, podría ver el río, decidir mejor como escapar y aprovecharia que mi perseguidor me perdería de vista un poco y podria sacarle mas distancia.
Me volví, para comprobar si seguia caminando igual, y se me heló la sangre: la silueta seguia avanzando tan lenta y silenciosamente como antes, pero en un momento ya habia recorrido la mitad de distancia entre los dos.
En ese instante eché a correr como alma que lleva el diablo.
Subí a lo alto del camino en lo que me pareció una eternidad. Me detuve unos instantes para recuperar el aliento y miré delante mia para ver... mas y mas solares vacios.
El rio no estaba por ninguna parte y, cuando me volví para mirar atrás, el señor se encontraba aún mas cerca. Mientras escribo esto, a la luz del día, me acuerdo de ESA escena de los Caballeros de la mesa cuadrada y casi me da la risa. Pero en ese momento no tenia ninguna gana de reirme: me sentía solo, perdido y desprotegido. Rodeado de campos sembrados de noche y a punto de llorar.
Y entonces comenzo el repiqueteo. Era rápido y constante, como los martillazos que les dan a las campanas en las ferias; y, de alguna manera, sentí que me estaban llamando a la desesperada.
Comencé a correr a toda velocidad, sin mirar atrás e intentando orientarme hacia el sonido.
Soy asmatico desde pequeño, asi que intento controlar mucho mi respiracion cuando corro (o luego paso un mal rato recuperando el aliento, mas si no llevo el salbutamol a mano).
Aspira, paso, aspira, paso, expira, paso, expira, paso. Era facil coordinarse con la campana e, intentando mantener la calma, fui contando los tañidos: undos, trescuatro, asi hasta treintaiseis. Luego una pausa -que se me hacia eterna- y vuelta a empezar.
No llevaria ni siquiera cuatro series cuando se despejó la maleza a mi alrededor y apareció el rio ante mí. Me había desviado muchisimo mas al este de lo que pensaba, saltandome casi el puente del azud (el último antes de salir de la ciudad).
Enfile hacia él y os juro que nunca me habia resultado tan agradable el aroma de la ribera. Recuerdo haber pasado la pasarela sin casi tocar el suelo y plantarme al otro lado en un suspiro. Solo entonces me atreví a mirar atrás. Era imposible. Aquello no habia hecho NINGUN ruido, pero estaba a mitad de puente.
El asma me deja jodido, pero no me hace ser mas lento: me habia marcado un sprint la mar de majo, pero aquella cosa -que seguía avanzando lentamente- me habia recortado distancia.
Pero ahora habia una diferencia: de este lado del rio, ya estabamos en mi barrio; y no le iba a poner facil el cogerme. Me lancé por la primera calle lateral que vi, perdiendome entre las sombras de los bloques y recovecos de los patios.
"Las Fuentes" es un barrio peculiar de Zaragoza, atado como uña y carne a los ultimos 50 años de la ciudad. Si vienes de visita, seguramente, no lo pisarás jamás: los pocos encantos que tiene para los foranos tan solo se los puede sacar un buen ojo de fotógrafa.
Al principio, como bien dicen los yayos, todo era campo. Aprovechaba la ribera del Huerva y todos los pozos (de ahi el nombre) para las huertas de los monasterios cercanos. Las unicas casas eran bloques de dos pisos, construidos alrededor de patios pedregosos, para los curritos.
Casi todo eran gitanos que pensaban les iria mejor asentandose aqui que como temporeros. A estos se les unio, cuando abrieron las primeras fabricas en la zona, una miriada de obreros del Bajo Aragon. Era un barrio lleno de casas viejas, habitadas por pobres y emigrantes. Quizas por eso la ciudad miraba a otro lado hasta el incendio del 73. Un incendio en una tapiceria -por culpa de un cableado de mierda- se extendió a las casas cercanas. Murieron 23 personas y muchas mas se quedaron sin nada.
Entonces, ese barrio caótico -que alternaba chamizos con bloques vetustos y casas de proteccion oficial- respondió con una sola voz. Y desde ese momento, no ha parado de luchar. En los 80, la droga le hizo mucho daño y el paro lo masacró, pero sigue en pie, bullendo de vida.
Imaginaos un trazado de locura: calles serpenteantes perdiendose en callejones llenos de maleza, o rotos por moles de cemento y ladrillo. Un barrio donde todavia, cuando aprieta el calor, muchos vecinos salen con sillas y guitarras a la noche.
En ese laberinto corría yo, sin mirar atrás. Cada vez que podía, tomaba un desvío o me metía por algun callejón para alcorzar.Y, en uno de esos patios donde la maleza reconquistaba el sitio a hierros oxidados, me encontré por fin mas gente.
Como la noche era fria, habian prendido una fogata y cantaban a su alrededor, tocando una guitarra (que sonaba mas bien a corneja). Sobre una caja convertida en mesita improvisada, descansaban los restos de una recena y un par de botellas de vino que explicaban la alegría.
Imagino que, si cualquier otra noche me hubiera encontrado con esto, me habria cruzado de calle esperando que no me vieran (que leñe, esa misma noche ya habia esquivado a un grupo de borrachos), pero en ese momento mepareció un coro celestial, y me acerqué a ellos sin dudar.
Me recibieron sin perder la sonrisa, pero algo alarmados por mi cara de susto. Incluso un perrazo de pelo enmarañado, que descansaba en las sombras de un portal, vino a consolarme. Pero nadie acertaba a ver a mi perseguidor.
Me fui a volver, seguro de que eso estaría allí, pero aun mas cerca, cuando una voz cascada me ordenó estarme quieto.
Era el gitano que tocaba la guitarra, un viejecillo enjuto y amojamado, con una piel tan oscura que parecía un pedazo de noche recortado contra la hogera. El gitano dejó la guitarra en la silla y se acercó de dos zancadas a mí, arrastrando olor a tabaco sin filtro y vino peleon. Me puso la mano en el hombro y miró fijamente detrás mía con ojos cansados. El resto se cayaron, esperando ver que tenía que decir el anciano.
Me puso su mano, cayosa y nervuda, sobre la cara, y clavo sus ojos en los mios. Su mirada era oscura, como las aguas de un lago profundo, pero en ella parecían tililar los pequeños brillos de las estrellas.
El señor sonrió, mostrando unos dientes de nacar, pero gastados por la edad.
La verdad es que me intrigaba saber que le iban a hacer, pero estaba tan asustando que no pretendia llevarle la contraria al señor, así que saqué el movil y saque una foto sobre mi hombro. Sin mirarla siquiera, me alejé a buen paso de allí.
No se muy bien como volví a casa. En algun momento, las callejas me devolvieron a la vera del Huerva y, desde allí, alcancé el bloque donde vivo.Subí a casa agotado, sin mirar atras ni un solo momento hasta no cerrar la puerta tras de mí (con dos cerrojos, por supuesto).
Mi mujer dormía placidamente, con la perra espatarrada en mi sitio. La desperté para que se tomase la medicación y volvió a dormirse al instante.
Yo me desvestí y me fui un isntante a la galeria, a meditar lo que me habia pasado.
Nuestra galería es interna, da a un enorme patio cerrado donde confluyen casi todas las casas. A esas alturas de la noche los vecinos dormían y la unica luz venía de la luna sobre los bloques de casas. El viento -domado por murallas de 10 pisos- jugaba en el patio como un niño.
Me quedé un isntante preguntandome por qué aquella casa -vieja, llena de viento y carente de glamour- me inspiraba tanto cariño y la seguridad. Todo lo contrario de aquella parte nueva, aun en construcción, pero que ahora recordaba como ruinas exangües.
Tras un tiempo acunado por el cierzo, supuse que eran precisamente los fantasmas.
Los fantasmas de cada vida que ha habitado esta casa, los sueños etereos que tenían mis vecinos en esos momentos, y las promesas quiméricas de los que estaban por venir. Y todas, a mis ojos ya entrecerrados, bailaban al son del viento y de una guitarra desafinada -que sonaba cual corneja- tocada por un viejecillo renegro.
Me despertó el frio y marché a la cama, recordando de repente la foto que habia sacado hacia un rato. La encontré enseguida, pero estaba oscura de narices, así que toquiteé el brillo y el contraste hasta que pude ver mejor los perfiles. Y, por primera vez, vi el rostro de mi perseguidor.
La calidad era una mierda, pero reconocí enseguida los rasgos. Los veía todos los dias, aunque ahora estaban envueltos de odio e impotencia: era mi propio rostro.
Y entonces ¿Que iba a hacer? Borré la foto, puse el movil a cargar y me peleé con mi perra por un hueco en la cama. Me dormí en menos de cinco minutos, tranquilo y sereno.
Estaba en casa.
submitted by Piteas_de_Adunte to nosleepenespanol [link] [comments]


2020.06.13 16:43 Ghost_Rider_Girl Los Horrores detras de la puerta

Abrire las puertas a lo mas secreto y mas intimo de las cosas que pasaba detras de las puertas cerradas.
Pero eso sí, les advierto mis fieles lectores, son cosas muy desagradables y perturbadoras que hasta el momento de escribirlas vuelvo a vivir esas terribles experiencias. Se me revuelve el estomago como si estuviese allí de nuevo. Asi que si estan con un pie dentro y el otro afuera, les recomiendo, NO LEAN! Talvez sea dificil de digerir.
Bueno, anteriormente les escribí una pequeña experiencia de como escojian victimas las mujeres de confianza de Naason sin entrar en lujo de detalle... Cristianas, de familia activa en la iglesia, muchachitas sumisas conforme la "doctrina", virgenes, algunas lindas de complexion, otras con lindo cuerpo, buen testimonio, lindo character, un poco ingenuas etc. Saben a lo que me refiero. Tenian que llenar la mayoria de estos requisitos para asegurarze estas mujeres que iban a poder manipularlas a su manera. Torcian la palabra de Dios a su convenienca para las fechorias que planiaban hacer con nosotras.
Dejenme decirles: yo vivia tan feliz en mi ignorancia, en mi felicidad ficticia donde creía que estaba a salvo de la maldad del hombre, de la corupcion, de personas sin valores. Pensaba, ¿que mal me podria pasar en la iglesia verdadera LLDM ó dentro las actividades que se requirian de mi?, una senorita virgen y sin malicia. Con decirles que mis padres me tapaban los ojos cuando actores se besaban en alguna pelicula de niños. Tanto era el cuidado de mis padres, y tanto me esmeraba yo para ser su orgullo, no les queria fallar a ellos, ni a la iglesia, ni al "Santo Siervo del Señor". No queria ser una tristeza, para El en especial. A cualquier "bendicion" que se me invitaba, estaba tan programada a nunca decir que no siempre y cuando estubiera disponible, el aseo del templo, consagracion, servir en la pastoral, visitar enfermos, predicar, el coro, ventas pro construction y la lista de "bendiciones" sigue y sigue. Todo muy bien, todo muy limpio todo muy santo hasta que un dia me concideran para la BENDICION, EL GRAN PRESTIGIO, LA MAS GRANDE HONRA de ser parte del servicio DEL HOMBRE MAS SANTO, EL REPRESENTANTE DEL SEÑOR AQUI EN LA TIERRA! No me podia imajinar mi suerte! Ahora con mas razon me consagraba, no me queria ver falta delante de su precencia, decian las lenguas que el escudriñaba los corazones y leía los pensamientos porque Dios estaba en El. Hijoles pero que nervios!!!
Al momento de querer entrar a ese grupo los encargados de esa nueva administracion nos citaban a todos los aspirantes para aconsejarnos de la atencion tan especial que se requireria de cada uno de nosotros, jovenes y señoritas. Recuerdo poninan mucho emphasis en la discrecion que se requireria de cada uno de nosotros, no podriamos hablar ni de lo que se hablaba en las juntas mucho menos lo que pasara en la casa del Apostol a NADIE! Por lo contrario serias conciderado un indiscreto hasta un espia! Lo describían como si fuese un gran pecado seguido leían el pasaje de la biblia (Proberbios 24:15 15 No aceches, oh impío, la morada del justo, no destruyas su lugar de descanso; 16No hagas planes malvados en contra del hombre honrado, ni causes destrozos en la casa donde vive, 17No aceches, oh impío, la morada del justo; No destruyas su lugar de descanso;) Cualquiera que cometia una indiscrecion, asi les iba! Les decian hasta de que se iban a morir! Casi la condenacion en vida, y no hablo de indiscreciones grandes sino cosas incipidas... los usaban como ejemplo y los avergonzaban, y decian que les iria mal en su vida. Nos metian mucho miedo.
A la mayoria de los jovenes masculinos se les asignaba estar de guardia afuera, a las jovenes señoritas debian encargarse del cuidado de la "mujer" dentro de la casa. Limpieza y servir comida usualmente. Teniamos que continuar con buena atendencia en las oraciones y actividades, ser el ejemplo de los demas jovenes porque estabamos "cercas del SDD". Y a cada joven y señorita se les asignaba un dia de la semana en la cual el ó ella debia presentarse no importara que tubiera classes ó trabajo, se les incitaba perder un dia de su vida cotidiana. El que no iba se les acusaba de tener una fé pobré, ó que no entendia la importancia de su Señor quien debian atender. El indoctrinamiento era constante.
Esto era el grupo general de servicio "Apostolico". Al lo que habia un grupo aun mas especial, secreto y exclusivo en lo cual las integrantes se convertian automaticamente en incondicionales sin apuntarse. Las mujeres de "confianza" de Naason y asignadas a reclutar a estas jovenes, primero empezaban a preocurarlas, y darles mas "bendiciones" que a las demas. El proposito era hacerlas sentirse en "deuda" y que eran "especiales" por la "confianza" que el SDD les empezaba a dar al permitirles estar allí mas que otras jovenes, y la parte obscura era para que el señor Naason les hechara el ojo para sus otros propositos perversos.
Estas mujeres empezaban a tener un cuidado extremo con estas niñas ingenuas. Les decian "que a la que mucho se le da mucho se le demandaria" y hablaban de el servicio que le daban a el Señor Jesucristo como Marta y Maria Magdalena. En varias ocaciones tambien hablaban de el Rey David, de que cuando era viejo fueron y buscaron una joven muy hermosa que le atendia y le calentaba por las noches. Uno sin malicia solo pensaba que nos tocaria como sobarle los pies y la espalda, no nos pasaba por la cabeza dormir con el para "calentarlo" puesto que tenia a su esposa y ademas, gracias a las avenzadas tecnologias existe ya la calefaccion. Hasta que un dia te dicen que lo recivas con un beso...en los labios... uno no sabe que pensar ¿Talvez es una forma de saludar con amor y respeto? ¿Talvez en los tiempos antigos se saludaba de esa forma? Sin questionar, hace lo que se le ordena, porque no se quiere ver "falta de fé". Hasta que llega el momento que la mujer CELESTINA piensa que ya estas lo "suficiente madura" "espiritualmente hablando" en enseñarte los "trabajos" a lo cual te estaba preparando y ya estabas predestinada.
A llegado el punto en la cual te enseñarian tus "MENTORAS" tus nuevo deberes, de los cuales seria de grandisima "honra y exclusividad". Puesto a que disque estos "mismos trabajos" eran lo que aquellas mujeres cercas del Señor Jesucristo, y otros Siervos de Dios "ejercían" en aquellos tiempos para ayudarles adquirir a esos hombres Santos un "descanso". Convocaban a la muchacha ó muchachas que la mujer habia preparado con tiempo, a reunirse con ella para despues llevarla/s con el "hombre de Dios". Mientras, les seguia indoctrinando arduamente hasta llegar al lugar de destino. Llegando al lugar indicado la mujer CELESTINA le indica a la niña/s que vayan a una habitacion ó baño y se pusieran una LINCERÍA que ella les trajo. Lo habia comprado con el dinero que las jovencitas le habian porporcionado para su "uniforme para servir". Las muchachas se ponen nerviosas y palidas, unas corren al baño y otras solo se hacen bolita y se sostienen sus estomagos de los nervios, puesto a que se les hacia hasta pecado ver esa ropa, mucho mas ponersela. Al ver la reaccion de la muchacha/s habla con ellas diciendoles que no habia motivo por lo cual deberian reacionar de esa forma, que estarian frente al hombre de Dios, y Dios estaba en el, que "El era Dios" que nos conocia hasta lo mas intimo de nosotras. "No habia motivo alguno porque esconderse de El". Tambien decia que su trabajo como "siervo de Dios" era extremo y agotador "mas aya que cualquier ser humano común, y debido a ésto, El tenia "ciertos derechos dados por Dios" y requeria "un trato, y cuidado especial" mas aya del que su esposa podría darle. Y seria nuestra responsabilidad darle a El ese "descanso y trato especial".
Estabamos predestinadas para esto, esto era el proposito de nuestras vidas. Aun nerviosas puesto que todo esto era nuevo para nosotras obedecimos poniendonos la linceria mostrando mayor parte de nuestros cuerpos. Y ahora tocaba vernos con EL en persona, la cual se nos indico que encuanto lo vieramos lo saludaramos con un abrazo y beso en los labios, y si Dios le inspiraba acariciarnos no hacernos para un lado, y que quitaramos nuestra timidez, si no el no se sintiera en "confianza" con nosotras, y jamas ya nos tocaria esta "enorme bendicion"... Al encontranos con El nos quedamos sorprendidas... estaba en ropa interior! Nuestro corazon corría al mil por hora de los nervios! nunca lo habiamos visto asi vestido. Le besamos en la boca y abrazabamos una tras la otra . Lo cual enseguida nos acomodan a todas frente a El y nos dice " ustedes seran mi Marta Y Maria como en el tiempo del Señor Jesucristo, y Dios les permitio a lo mas intimo de mi recamara". Luego en tono amenazante nos dice "¡PERO AY DE AQUEL QUE HABLE Ó DIGA LO QUE PASE DENTRO DE MI INTIMIDAD PRIVADA, PORQUE DIOS LES PAGARIA POR SACAR LO QUE ERA SECRETO DE DIOS!" En seguida se sienta en un sofa y empezamos un baile que habiamos con anticipo practicado con mucho esmero, jamas pensabamos que usariamos este tipo de vestuario mientras presentaríamos la coreografia. Despues cada muchacha con un solo, mientras las otras esperaban su turno se les indicaban se sentaran alrededor de el y le dieran masajes ya séa en sus hombros ó pies, puesto que nuestro proposito era entretenerlo, que se relajara, y se sintiera en confianza con nosotras. Acabandose los bailes nos dice "me habeís causado grande alegria, y sere yo quien escojere sus maridos". Nunca dijo cuando... pero el caso era que nunca podriamos noviar con nadie, puesto que con tan solo hablar ó amistar con un joven seria faltarle en gran manera a el "Siervo de Dios" seria tracionar su confíanza! Sentiamos que nuestra salvacion estaba en juego al estar tan cerca de El y desobedecerle.
Al poco tiempo nos pide lo mas preciado que teniamos cada uno de nosotras... nuestra inociencia. Nos iba a desvirtuar...Arrebato nuestra virginidad! Pero con tiempo en anticipo las mujeres mencionaban que si el nos quisiera tomar, era nuestro darle lo que el deseára... no entendiamos bien esa parte cuando nos decian eso, ó mas bien no queriamos entender. Cuando a mi se me pidío eso lo primero que me vino a la mente fúe "que hice tan mal para que este hombre me quiera hacer ésto"... Y al salir de allí, sangrando,lastimadas, dolidas, y traumadas debiamos salir como si no habia pasado nada...Pasando esta estapa ya se nos incitaba a ser orgias con el, y al poco tiempo se nos enseño como realizar sexo ORAL. Esto se hacia con El y tambien debiamos practicarlo entre nosotras!!!! Todo esto para complacerlo y que logré El "descansar". Cosas realmente degradantes y perturbadoras ! En el transcurso de ésto, mientras no venía a nuestro citío se nos mandaba decír que nos extrañaba y que queria vernos, y la forma de alegrarlo de lejos seria a base de mandarle fotos... ¡PERO QUE FOTOS!... Se nos obligaba mandarle fotos pornograficas! ESTILO PLAYBOY! Mientras tanto se nos asignaba ver fotos y viedos PORNOGRAFICOS para agarrar ideas!!! A algunas muchachas les daban hasta ALCOHOL!
Estas cosas pasaban en las recamaras de sus casas, officinas, tambien dentro de su GRAN RECAMARA que tiene en su OFFICINA en el terecer piso de Guadalajara, sip allí donde decoran tan lindo durante las fiestas, detras del templo enorme, donde miles de feligreses se toman tantas fotos justo afuera. Sip allí tambien. De hecho allí mas que cualquier lugar puesto a que todas sus esclavas sexuales de todo el mundo tenian que ir a Guadalajara para las festividades, era casí obligatorio. Y El...pues tenia que aprobechar... me imagino todos los feligreses de la iglesia pensaban talvez que era el tiempo cuando el SDD "hablaba mas con Dios" y se "consagraba", eso pensaba yo...antes.
Bueno créo yo lo mas vergonzoso y degradanté que nos tocaba hacer era cuando te tocaba la "bendicion" de acompañarlo a una "Gira Apostolica" ó a un viaje. En el transcurso de elló se nos asignaba lo inombrable! Ciertos dias te tocaba estar a su lado de la cama "para velar sus sueños", El con su esposa a lado. En la cual la tarea consistia de sobarle los pies, despues de que se apagaran las luces y no habia ruido alguno tenias que recorrerte junto a su pelvis y hacerle masaje con las manos en su PENE y ya que estaba erecto meter la cabeza bajo las cobijas y hacerle sexo oral hasta que quedaba dormido, daba tanto ASCO puesto que sudaba mucho! Pero no solo llevava a sus esclavas sexuales, si no tambien otras mujeres y muchachas que no tenian ni idea. Por eso era clave la discreccion extrema... Para ayudar con "el lavado de cerebro" y otro motivo por la cual era requisito ir a Guadalajara durante las festividades era porque nos daban "cursos de indoctrinamiento" en lugares secretos las mujeres DIACONISTAS de la iglesia. La mayor parte de nuestra estancía allí debiamos atender a esos cursos. Si no ibamos se le notificaba a nuestra MENTORA y así nos iba... se nos inducia tantisimo miedo a cometer cualquier indiscresion por las consequensias de condenacion ó castigos de Dios que se nos viniera encima... pero todas estas "bendiciones" era el merito infierno!
Reitero, muchas de las madres y Padres de estas jovencitas no tenian idea lo que pasaban. Solo sabian que iban a servir, y que con esto toda la casa de la joven estaria en bendicion y era de grande honra. Las otras pocas, mucho menos afortunadas, sus mismas madres las preparaban para esta "bendicion",el indoctrinamiento fúe la mayor parte de su vida.
Es gracioso que nos tachan de apostatas, cuando el apostata MAYOR, é impostor y hereje eran ellos, empezando con estos falsos Apostoles Aaron, Samuel y Panzon, digo Naason. Diciendo que el mismo Señor Jesucristo tienia esos "derechos" con tal de salirse con sus porquerias. MI SEÑOR JESUCRISTO FUE EL CORDERO PERFECTO, SIN MANCHA NI PECADO! Lastima que tuvimos que pasar por tanto abuso!
Queridos lectores, esta es la cruda realidad. Esto es lo que sucedía detras de puertas cerradas.
Gracias por léer.

MiDiosEsReal

SeHaraJusticia

submitted by Ghost_Rider_Girl to exlldm [link] [comments]


2020.06.11 06:43 revact Bitácora de un Emigrante Por Lexter Savio

…a mi cita fui, pero el horizonte se había cansado de esperar. J. Sabina. …a todos los emigrantes, en especial a los cubanos. Miami, Florida, Junio 2019.
En las alturas de una barbacoa* en Centro Habana, una de las gavetas del viejo gabinete de mi bisabuela, alberga aún la boleta con la ubicación de trabajo asignada una vez graduado. Había abandonado aquel año, el puesto como profesor de Ecuaciones de la Física-Matemática en la Facultad de Ciencias y Tecnologías Nucleares de la Universidad de La Habana. Había tomado un avión destino a la Ciudad de México por séptima vez. Y había decidido no regresar, -al menos no desde México-… ¿Pero cómo marcharse y dejar todo lo que se ha amado, todo lo que se ha vivido, todo lo que uno verdaderamente es? Las calles que te vieron crecer, el árbol donde jugabas a las escondidas, los bancos de los parques sin luces, donde maduraron los primeros amores, los primeros besos, las primeras traiciones. Los amigos de la infancia más temprana, los que conocieron la versión más humana de tí mismo. ¿Cómo seguir sin mirar atrás, para no ver las lágrimas en los ojos de los seres queridos? ¿Cómo safarse de toda la historia almacena el alma de la noche a la mañana?… Había llegado a Tijuana… Me habían esposado por primera y única vez… Y el territorio americano me amparaba bajo la ley que ha aceptado a tantos y tantos cubanos, que en busca de esperanzas abandonamos nuestro país. “Bienvenido a la YAMA” decían por todos lados. “Este es el país del YES y el OK, donde haces lo que te manden” -solía decir un viejo conocido-… Me había quedado solo después de un encuentro prometido. No tenía dinero, no tenía trabajo, ni siquiera tenía identificación. En el país de las libertades me sentía menos libre que nunca. Un hombre necesita algo o alguien donde depositar su esperanza. Un hombre sin esperanzas es un hombre dispuesto a perderlo todo en cualquier momento. La esperanza lo mantiene atento, enfocado, le ofrece una meta, lo mantiene vivo… En tales condiciones había considerado varias veces la idea de regresar, como si nada hubiese pasado. Sería recibido como gusano o como héroe, en cualquiera de los dos casos -si es que son distintos-, me hubiese convertido en un tipo muy polémico, posiblemente famoso. “Profesor universitario cruza la frontera y luego de llegar a Miami compra un boleto de avión y regresa a La Habana” hubiesen sido los titulares… Pero cómo regresar teniendo bajo las pies, la tierra por la que tantos cubanos han muerto, cómo regresar teniendo un mundo abierto a las oportunidades… La posibilidad de ayudar a los tuyos que quedaron en la isla, la posibilidad de un mejor futuro, la posibilidad de volver a ser tu mismo en tierras ajenas; esas son las raíces de las cuales, un emigrante se sujeta en su nueva realidad. Había pasado por intervalos de tiempo donde trabajaba donde fuera necesario. Trabajos de esos donde los demás te miran como si te tuviesen lástima. Era un fenómeno muy raro, el pensar que meses anteriores exponía; como interactuaba la molécula de monóxido de nitrógeno (NO) con una matriz de gas noble en condiciones cercanas al cero absoluto. Y verte de momento, descargando un camión, fregando carros, armando pallets, o recogiendo las inmuebles que ya no consideraban necesario los habitantes de un condominio y los tiraban a la basura. No era solo yo, así íbamos un montón de emigrantes, mayormente latinoamericanos ganándonos la vida, buscando nuestro lugar… Había decidido dejar crecer mi pelo, no importaba que ocurriera, crecería hasta mi regreso. Sentía que con el crecer del cabello me hacía más dueño de mí mismo, de mi realidad que no era muy favorable. Era una muestra de: – no quiero que me veas como ves al resto, no sabes que pasa por mi mente- no es una mente comercial como las que suelen a menudo cruzar las calles de esta ciudad multicultural. ¿Y cómo ser transparente en un mundo de gente opaca? Esta ciudad almacena personajes muy raros y gente de muchos colores. Las personas desarrollan un armazón para su auto-protección, porque asumen que todos a su alrededor solo quieren joderlo. Ocurre que en lugar de traernos lo mejor de nuestros países, salen a la superficie las cualidades más egoístas y mezquinas… Un cargo, o el mínimo rasgo de poder que se le otorga a alguien, lo convierte en un breve dictador y como consecuencia no hace más que atropellar a sus paisanos. La gente compra cosas que no necesitan -muchas cosas diría yo- intentando llenar los vacíos que su realidad emocional no llena. La mujeres son infelices, los hombres están siempre demasiado ocupados y no tienen el tiempo necesario para satisfacer a sus mujeres, lo cual finalmente acaba aumentando la infelicidad de ambos. Están los que de regreso a su país, solo intentan mostrar una mejor versión de ellos mismos, al menos una mejor versión económica. Los que no dejan de repetir cual era su profesión antes de emigrar, para lucir mejor y más digno en una conversación. Los que se llenan de cadenas doradas, para darse más valor, porque como humanos son insuficientes. Los que hacen sonar el motor de su carro más alto que el resto, porque su incapacidad intelectual y su odio interior, no les permite ver que no son más que imbeciles… Están las nuevas y viejas generaciones de cubanos que solo hablan del día en que termine el atroz régimen que consume a Cuba, ya que en la propia Isla a nadie realmente le importa. Y así vamos más desunidos, más esclavos del ego, más reparteros, más Bajanda, más recargas, más especuladores, más indolentes, más sombras y menos luces, así vamos… Nos alimentamos de mentiras en todos lados, de malas vibras, de hipócritas -de muchos hipócritas-, de gente que aprende a mentir muy rápido y se van perdiendo, la superficialidad y la mediocridad generalizada los consume. “Y cuando los demás son el infierno, uno mismo no es el paraíso”*. … … … Mi cabello había crecido lo suficiente, pasaba por debajo de los hombros, indicando el momento de regresar… Los reencuentros tienen ese don de sorprendernos, porque inconscientemente siempre uno imagina repetidas veces la escena del reencuentro. Independientemente del tipo y del modo de reencuentro siempre ocurre este proceder… Había llegado a La Habana sin muchas complicaciones y la visión de la isla por vez primera, luego de un largo período de tiempo, conmueve al alma más ruda. Llevaba mi equipaje a las puertas de salida donde esperan siempre los familiares y los abrazos desencadenaron las lágrimas que llevaba almacenando durante tres largos años. Respiraba una y otra vez, volvía a respirar, largos y profundos shoots de aire, re-descubriendo los olores de La Habana. Encendí mi primer cigarro en el balcón con vista a la iglesia que me bautizó de meses. Me detuve a mirar perdidamente a la virgen con el niño en las manos, y en un murmullo estremecedor le dije: aquí estoy de nuevo… “Se vende esta casa” pregonaba la inmensa puerta de los años veinte, con vista a la calle Infanta, cruzada por Neptuno. Este letrero sugería la posibilidad de que probablemente la próxima vez que regresará, mi casa no sería mi casa nunca más… Todo se veía más pequeño, las avenidas, las aceras, los cuartos de las casas que solía visitar, las paredes, la cama donde dormía y que ahora heredó mi hermana. La suciedad de la Habana en todas partes, el apuro de las personas atropelladas en el transporte público, la no existencia de servilletas, la escasez de tantas cosas y una múltiple superposición de detalles, traen a tu mente el hecho de que has cambiado tú y que la ciudad sigue siendo ella, aunque lentamente se convierta en escombros… Pero el mundo asume otro matiz en el regocijo del abrazo de la abuela, del beso de tu madre, la risa y las bromas de los primos y la manera de amar de los hermanos. Los cuentos una y otra vez rememorados por el abuelo, al que todos conocen en el pueblo, porque es una leyenda viva. ¿Cómo valorar una partida de dominó con los amigos de cuando tenías 10 años? ¿Cuánto valor tiene la familia reunida, aclimatada por el ron cubano, la cerveza Bucanero y un lechoncito al asado? Recorrer la escuela primaria donde los recuerdos llevan tu nombre en las paredes, aunque ahora milagrosamente estén re-modeladas. El campo de volleyball, donde solo se jugaba a la pelota, con una bolita hecha de chapapote. Los viejos recuerdos casi caducados del zun zun de la carabela o la rueda rueda de pan y canela, las pequeñas esquinas donde besaste por primera vez, donde casi todo te daba pena y donde tu mejor amigo bailaba con tu noviecita porque tú no sabías bailar. Abrazar a tu primera novia, que ahora está casada y tiene una vida muy distinta a la tuya, ver como cada vez tu padre y tú tienen más cosas en común, dormir al lado de tu abuela como cuando eras un niño y había apagón… Esas pequeñas cosas del retorno al lugar donde fuiste feliz, no tienen precio, son el refugio que te guarda la memoria para recordarte de dónde vienes y qué cosas te definen… Luego de varios años el emigrante tiene un serio problema de identidad, siente que no es parte de ningún sitio, que su vida está dividida, que la nostalgia es un factor con el que tendrá que vivir siempre y que virar atrás ya no es una opción. Que no hay nada más triste y conmovedor que la vejez en la mirada de los seres queridos. Que tus padres cada vez, en cada regreso estarán más viejos, que seguirán los cumpleaños, los aniversarios, los fines de años, los días de las madres y los días de los padres y que también llegará la muerte dado el momento. Pasarán todas esas fechas, volverá a crecer mi cabello unas cuántas veces más, seguirán los viajes y la gente idiotizada y seguirá la vida que no para y no esperará por ti. Tu ausencia recorrerá la línea de los acontecimientos, y la constante añoranza del que se ha ido te penetrará los huesos, a pesar de ti y a pesar de todos… *Barbacoa: pequeña alcoba construida en lo alto de las casas. * “Y cuando los demás son el infierno, uno mismo no es el paraíso” parafraseoa Mario Benedetti.
submitted by revact to VivaCubaLibre [link] [comments]


2020.06.11 06:39 revact Bitácora de un Emigrante por Lexter Savio

…a mi cita fui, pero el horizonte se había cansado de esperar. J. Sabina. …a todos los emigrantes, en especial a los cubanos. Miami, Florida, Junio 2019.
En las alturas de una barbacoa* en Centro Habana, una de las gavetas del viejo gabinete de mi bisabuela, alberga aún la boleta con la ubicación de trabajo asignada una vez graduado. Había abandonado aquel año, el puesto como profesor de Ecuaciones de la Física-Matemática en la Facultad de Ciencias y Tecnologías Nucleares de la Universidad de La Habana. Había tomado un avión destino a la Ciudad de México por séptima vez. Y había decidido no regresar, -al menos no desde México-… ¿Pero cómo marcharse y dejar todo lo que se ha amado, todo lo que se ha vivido, todo lo que uno verdaderamente es? Las calles que te vieron crecer, el árbol donde jugabas a las escondidas, los bancos de los parques sin luces, donde maduraron los primeros amores, los primeros besos, las primeras traiciones. Los amigos de la infancia más temprana, los que conocieron la versión más humana de tí mismo. ¿Cómo seguir sin mirar atrás, para no ver las lágrimas en los ojos de los seres queridos? ¿Cómo safarse de toda la historia almacena el alma de la noche a la mañana?… Había llegado a Tijuana… Me habían esposado por primera y única vez… Y el territorio americano me amparaba bajo la ley que ha aceptado a tantos y tantos cubanos, que en busca de esperanzas abandonamos nuestro país. “Bienvenido a la YAMA” decían por todos lados. “Este es el país del YES y el OK, donde haces lo que te manden” -solía decir un viejo conocido-… Me había quedado solo después de un encuentro prometido. No tenía dinero, no tenía trabajo, ni siquiera tenía identificación. En el país de las libertades me sentía menos libre que nunca. Un hombre necesita algo o alguien donde depositar su esperanza. Un hombre sin esperanzas es un hombre dispuesto a perderlo todo en cualquier momento. La esperanza lo mantiene atento, enfocado, le ofrece una meta, lo mantiene vivo… En tales condiciones había considerado varias veces la idea de regresar, como si nada hubiese pasado. Sería recibido como gusano o como héroe, en cualquiera de los dos casos -si es que son distintos-, me hubiese convertido en un tipo muy polémico, posiblemente famoso. “Profesor universitario cruza la frontera y luego de llegar a Miami compra un boleto de avión y regresa a La Habana” hubiesen sido los titulares… Pero cómo regresar teniendo bajo las pies, la tierra por la que tantos cubanos han muerto, cómo regresar teniendo un mundo abierto a las oportunidades… La posibilidad de ayudar a los tuyos que quedaron en la isla, la posibilidad de un mejor futuro, la posibilidad de volver a ser tu mismo en tierras ajenas; esas son las raíces de las cuales, un emigrante se sujeta en su nueva realidad. Había pasado por intervalos de tiempo donde trabajaba donde fuera necesario. Trabajos de esos donde los demás te miran como si te tuviesen lástima. Era un fenómeno muy raro, el pensar que meses anteriores exponía; como interactuaba la molécula de monóxido de nitrógeno (NO) con una matriz de gas noble en condiciones cercanas al cero absoluto. Y verte de momento, descargando un camión, fregando carros, armando pallets, o recogiendo las inmuebles que ya no consideraban necesario los habitantes de un condominio y los tiraban a la basura. No era solo yo, así íbamos un montón de emigrantes, mayormente latinoamericanos ganándonos la vida, buscando nuestro lugar… Había decidido dejar crecer mi pelo, no importaba que ocurriera, crecería hasta mi regreso. Sentía que con el crecer del cabello me hacía más dueño de mí mismo, de mi realidad que no era muy favorable. Era una muestra de: – no quiero que me veas como ves al resto, no sabes que pasa por mi mente- no es una mente comercial como las que suelen a menudo cruzar las calles de esta ciudad multicultural. ¿Y cómo ser transparente en un mundo de gente opaca? Esta ciudad almacena personajes muy raros y gente de muchos colores. Las personas desarrollan un armazón para su auto-protección, porque asumen que todos a su alrededor solo quieren joderlo. Ocurre que en lugar de traernos lo mejor de nuestros países, salen a la superficie las cualidades más egoístas y mezquinas… Un cargo, o el mínimo rasgo de poder que se le otorga a alguien, lo convierte en un breve dictador y como consecuencia no hace más que atropellar a sus paisanos. La gente compra cosas que no necesitan -muchas cosas diría yo- intentando llenar los vacíos que su realidad emocional no llena. La mujeres son infelices, los hombres están siempre demasiado ocupados y no tienen el tiempo necesario para satisfacer a sus mujeres, lo cual finalmente acaba aumentando la infelicidad de ambos. Están los que de regreso a su país, solo intentan mostrar una mejor versión de ellos mismos, al menos una mejor versión económica. Los que no dejan de repetir cual era su profesión antes de emigrar, para lucir mejor y más digno en una conversación. Los que se llenan de cadenas doradas, para darse más valor, porque como humanos son insuficientes. Los que hacen sonar el motor de su carro más alto que el resto, porque su incapacidad intelectual y su odio interior, no les permite ver que no son más que imbeciles… Están las nuevas y viejas generaciones de cubanos que solo hablan del día en que termine el atroz régimen que consume a Cuba, ya que en la propia Isla a nadie realmente le importa. Y así vamos más desunidos, más esclavos del ego, más reparteros, más Bajanda, más recargas, más especuladores, más indolentes, más sombras y menos luces, así vamos… Nos alimentamos de mentiras en todos lados, de malas vibras, de hipócritas -de muchos hipócritas-, de gente que aprende a mentir muy rápido y se van perdiendo, la superficialidad y la mediocridad generalizada los consume. “Y cuando los demás son el infierno, uno mismo no es el paraíso”*. … … … Mi cabello había crecido lo suficiente, pasaba por debajo de los hombros, indicando el momento de regresar… Los reencuentros tienen ese don de sorprendernos, porque inconscientemente siempre uno imagina repetidas veces la escena del reencuentro. Independientemente del tipo y del modo de reencuentro siempre ocurre este proceder… Había llegado a La Habana sin muchas complicaciones y la visión de la isla por vez primera, luego de un largo período de tiempo, conmueve al alma más ruda. Llevaba mi equipaje a las puertas de salida donde esperan siempre los familiares y los abrazos desencadenaron las lágrimas que llevaba almacenando durante tres largos años. Respiraba una y otra vez, volvía a respirar, largos y profundos shoots de aire, re-descubriendo los olores de La Habana. Encendí mi primer cigarro en el balcón con vista a la iglesia que me bautizó de meses. Me detuve a mirar perdidamente a la virgen con el niño en las manos, y en un murmullo estremecedor le dije: aquí estoy de nuevo… “Se vende esta casa” pregonaba la inmensa puerta de los años veinte, con vista a la calle Infanta, cruzada por Neptuno. Este letrero sugería la posibilidad de que probablemente la próxima vez que regresará, mi casa no sería mi casa nunca más… Todo se veía más pequeño, las avenidas, las aceras, los cuartos de las casas que solía visitar, las paredes, la cama donde dormía y que ahora heredó mi hermana. La suciedad de la Habana en todas partes, el apuro de las personas atropelladas en el transporte público, la no existencia de servilletas, la escasez de tantas cosas y una múltiple superposición de detalles, traen a tu mente el hecho de que has cambiado tú y que la ciudad sigue siendo ella, aunque lentamente se convierta en escombros… Pero el mundo asume otro matiz en el regocijo del abrazo de la abuela, del beso de tu madre, la risa y las bromas de los primos y la manera de amar de los hermanos. Los cuentos una y otra vez rememorados por el abuelo, al que todos conocen en el pueblo, porque es una leyenda viva. ¿Cómo valorar una partida de dominó con los amigos de cuando tenías 10 años? ¿Cuánto valor tiene la familia reunida, aclimatada por el ron cubano, la cerveza Bucanero y un lechoncito al asado? Recorrer la escuela primaria donde los recuerdos llevan tu nombre en las paredes, aunque ahora milagrosamente estén re-modeladas. El campo de volleyball, donde solo se jugaba a la pelota, con una bolita hecha de chapapote. Los viejos recuerdos casi caducados del zun zun de la carabela o la rueda rueda de pan y canela, las pequeñas esquinas donde besaste por primera vez, donde casi todo te daba pena y donde tu mejor amigo bailaba con tu noviecita porque tú no sabías bailar. Abrazar a tu primera novia, que ahora está casada y tiene una vida muy distinta a la tuya, ver como cada vez tu padre y tú tienen más cosas en común, dormir al lado de tu abuela como cuando eras un niño y había apagón… Esas pequeñas cosas del retorno al lugar donde fuiste feliz, no tienen precio, son el refugio que te guarda la memoria para recordarte de dónde vienes y qué cosas te definen… Luego de varios años el emigrante tiene un serio problema de identidad, siente que no es parte de ningún sitio, que su vida está dividida, que la nostalgia es un factor con el que tendrá que vivir siempre y que virar atrás ya no es una opción. Que no hay nada más triste y conmovedor que la vejez en la mirada de los seres queridos. Que tus padres cada vez, en cada regreso estarán más viejos, que seguirán los cumpleaños, los aniversarios, los fines de años, los días de las madres y los días de los padres y que también llegará la muerte dado el momento. Pasarán todas esas fechas, volverá a crecer mi cabello unas cuántas veces más, seguirán los viajes y la gente idiotizada y seguirá la vida que no para y no esperará por ti. Tu ausencia recorrerá la línea de los acontecimientos, y la constante añoranza del que se ha ido te penetrará los huesos, a pesar de ti y a pesar de todos… *Barbacoa: pequeña alcoba construida en lo alto de las casas. * “Y cuando los demás son el infierno, uno mismo no es el paraíso” parafraseoa Mario Benedetti.
submitted by revact to cuba [link] [comments]


2020.05.26 16:54 Koelnerin El monitor de la cámara de mi hijo se activó en el medio de la noche. Lo comprobé y vi a mi mujer y a mi hijo sentados en la cama. No eran mi esposa e hijo. - Parte 2

Parte 2
Lamento que haya tardado tanto, ha sido un mes muy emotivo. Me he sentido como si estuviera perdiendo la cabeza, o ya la he perdido. He estado en el hospital durante tres semanas.
Recordarán que me fui a casa de mis suegros sin saber qué diablos hacer. Mi esposa y yo discutimos sobre ello, mis suegros dijeron que llamara a un sacerdote. Le dije a mi esposa que llamaríamos a la policía y eso es todo.
El día que finalmente llamamos a la policía sería el sexto día. Mi-No-Familia estaba todavía sentada en la cama, mirando a la cámara. Le dije al despachador que había intrusos en mi casa, dejando fuera la parte donde se veían exactamente como mi familia. Le dije que estábamos fuera de la casa pero que me reuniría con la policía allí. Ellos enviaron dos unidades.
Mi esposa me rogó que no fuera. Le dije que tenía que estar allí, que tenía un plan a prueba de tontos. Tomaría el iphone de su madre y haría un facetime con mi esposa mientras le mostraba a la policía la cámara desde mi teléfono. Ellos verían que esta es una situación imposible y con suerte procederían con cautela. Mi amigo compañero de trabajo dijo que también vendría conmigo.
Mi amigo y yo llegamos a mi casa antes que la policía. Tengo una carga oculta de mi 1911 .45 encima y no me preocupaba que esto alarmara a los policías, ya que iba a informarles sobre el permiso que llevaba conmigo. Lo que no iba a decirles era que tenía el AR-15 de mi suegro en mi maletero. No planeaba decírselo a la policía, porque no pensaba necesitarlo. Vendrían armados y preparados.
Aparecieron y les hice saber que estaba armado y luego promulgué mi plan. Inicialmente les conté la historia. Se miraron como si yo estuviera loco y no me creyeron. Yo llamé por facetime a mi esposa para que vieran que no estaba en la casa a pesar de lo que nuestra cámara mostraba. Aún así no parecían creerme, pero esto despertó su interés. Colgué con mi esposa y le dije que la llamaría tan pronto como supiéramos algo.
"Así que ahora estamos seguros de que esto no es una grabación", dijo un oficial repitiendo lo que dije.
"No lo es. El ciclo día/noche ha cambiado cada día. Su parpadeo es errático y no cíclico como si fuera una repetición", dije.
"Sé que es una pregunta estúpida, pero su esposa no es gemela, verdad?", preguntó el otro oficial. Le dije que no.
Mi amigo habló. "Tengo una idea. Sube el volumen, iré a tirar una piedra a la ventana". Se fue por detrás mientras yo subía el volumen al máximo. "Vale, voy a tirar".
Escuchamos el ligero sonido de "tic-tac" desde fuera, pero el retraso de un segundo de la cámara llegó alto y claro a través de mi teléfono. Mi-No-esposa se movió con el sonido de la piedrita golpeando la ventana, la primera vez que la vi apartarse desde el momento en que no estaba en pantalla cuando entré en nuestra casa el primer día. Giró la cabeza hacia la ventana sólo un poco, antes de volver a la cámara.
"Bien, esto es en vivo", dijo un oficial. "Bien, señor, necesito que usted y su amigo se queden aquí afuera. Vamos a entrar y averiguar qué está pasando aquí."
"¿Debería pedir más unidades?" Pregunté con esperanza.
"No en este momento. Vamos a evaluar la situación primero, no parecen estar armados pero vamos a ser cautelosos."
Les abrí el garaje y se dirigieron hacia la puerta de mi cocina. Llamaron por radio para avisar que se dirigían a la casa y que estuvieran preparados. Desaparecieron en mi casa.
Unos segundos después de que entraron, la cámara se apagó. Quería vomitar y sentí que si ponía mis dedos en mi boca podría haber tocado mi corazón que había saltado a mi garganta.
"¡MIERDA!" Le grité a mi amigo. Inmediatamente abrí el maletero, saqué mi rifle y corrí al garaje, mi amigo me seguía por detrás. Entramos justo a tiempo para escuchar un aullido bajo y gutural desde arriba, casi un sonido demoníaco, junto con gritos de la policía. Hubo varios disparos.
"NECESITO RESPALDO, CAYERON DISP..." se cortó.
"Dios mío!" gritó mi amigo. Estaba cagado de miedo...y yo también. "¡Maldita sea, lo sabía!" Dije que corriendo por las escaleras.
La habitación de mi hijo es la primera a la que llegas después de subir las escaleras, así que su pared es también lo que ves cuando subes las escaleras. Cuando llegué arriba, me apoyé sobre la pared con mi rifle. Tiene un cargador de 30 balas pero sentí que disparé 100 tiros. Disparé por todas partes sabiendo que la munición atravesaría la pared como si fuera papel, concentrándome en dónde estaría la cama de mi hijo, pero también cerca de la puerta y hacia el suelo, en caso de que esas cosas se agacharan. Escuchamos gritos de dolor que venían de la habitación, y luego nada.
Mi amigo y yo hicimos una pausa de un minuto antes de decidirnos a entrar porque la cámara aún estaba apagada. Escuchamos un gemido que venía de la habitación. Había un policía muerto en el pasillo que tuvimos que pasar. Fue horrible y nunca podré dejar de verlo. Su cabeza estaba a varios metros de su cuerpo en el umbral de nuestra habitación de huéspedes. Encontramos al otro policía en la habitación de mi hijo justo en la puerta. Tenía varios agujeros grandes en su torso, como si hubiera sido empalado.
Exactamente lo que temía, había sucedido: llamé a la policía y lo que sea que hayan sido estas cosas, los mató.
Cuando entramos en la habitación encontramos que la fuente de los gemidos era Mi-No-Esposa. Estaba tendida de espaldas en el suelo, sosteniendo su torso que estaba lleno de balas y respirando con dificultad. La escena era horrible. No puedo expresar con palabras lo horrible que fue. Ahora sé, al igual que entonces, que ellos no eran mi familia. No debería haber sido difícil, debería haber sido capaz de entrar y terminarlo, pero en vez de eso, caí de rodillas. No... mi esposa rogó por su vida.
"No quiero morir, cariño", balbuceó. "Quisiera tener más hijos, no puedo morir ahora."
Miré a Mi-No-Hijo, que tendría que estar muerto. Había recibido dos disparos al menos en la cabeza, o lo que quedaba de ella. Tenía varios más en el torso y uno o dos en las piernas y los brazos. Si tienes hijos, ver su cuerpo sin vida y lleno de balas es un verdadero infierno personal. De nuevo, sabía que no era mi hijo, pero al mismo tiempo, lo era.
Me iba a descomponer. Había matado a mi familia. Me volví a Mi-No-Esposa, ella estaba actuando como mi mujer. Incluso imitaba su ansiedad por la muerte que había tenido en el último año o así.
"No es ella, hombre". Había olvidado que mi amigo estaba allí. "No es ella, dispara."
Sé lo que están pensando. ¿Cuántas veces ha sucedido esto en las películas y le gritas al televisor para que el protagonista dispare al impostor porque no es su amado? Supongo que las películas lo hacen bien de alguna manera. Nunca volveré a poner los ojos en blanco al personaje que no puede matar a un impostor.
"Por favor, no me dispares", suplicaba.
Mis manos temblaban cuando le apunté. ¿Pero por qué no podía hacerlo?
"Escucha hombre", mi amigo comenzó con calma. "Mírala. Su sangre es amarilla. No es tu familia".
¿Era amarilla? Sí, lo era. Ver a mi familia asesinada fue tan traumático que ni siquiera noté que su sangre no era roja.
Yo mantuve mi puntería y Mi-No-Esposa de repente dejó de rogar. Empezó ese chillido gutural y aterrador y algo negro o gris empezó a salir de su boca, como un tentáculo o algo así, y disparé. En ese rango su cabeza más o menos explotó. Cualquiera que fueran estas cosas, parecían ser mortales.
Todavía estaba de rodillas y mi amigo estaba en el pasillo justo fuera de la puerta. Escuchamos el sonido de las sirenas de la policía que se acercaban. Había olvidado que uno de los policías había recibido una llamada por radio antes de ser asesinado. Parecía que habían transcurrido horas, pero sólo habían pasado unos cinco minutos desde que la policía había entrado.
Mi amigo bajó las escaleras para que la policía supiera qué esperar. Me levanté y lentamente me dirigí al pasillo. Estaba mareado y sentí que me iba a descomponer. Mi habitación es adyacente a la de mi hijo, así que la entrada está a un pie a la derecha de la puerta de mi hijo. Mi puerta estaba cerrada, pero al salir del cuarto de mi hijo, mi puerta se abrió. Mi No-Yo salió al pasillo, vistiendo exactamente lo mismo que tenía yo en ese momento.
Me quedé en el sitio. No podía moverme, pero él sí lo hizo. Caminó hacia mí y su brazo derecho se volvió negro y se transformó en lo que parecía ser un tentáculo. Se movía como un calamar o un apéndice de pulpo. Cuando me empujó, su brazo se solidificó y me empaló a través de mi abdomen. Luego me apuñaló en la pierna izquierda, justo por encima de la rótula.
Caí al suelo de dolor. Su brazo con tentáculos se movía de nuevo.
"¿Por qué mataste a mi familia?" preguntó. Cuando habló, su voz cambió de tono varias veces. Era mi voz, luego mucho más grave, y luego normal otra vez. Alternó varias veces diciendo esa frase. Se acercó más. El rifle ya no estaba, pero yo todavía tenía mi .45. La saqué y le disparé en la rodilla derecha. Gritó. Cuando mi No-Yo cayó sobre su rodilla, disparé un par de veces más, recibiendo dos disparos en su abdomen y en el lado izquierdo de sus costillas. Respiró hondo durante unos segundos antes de que usara mis últimas fuerzas para apuntar bien y dispararle en la cara. Su sangre también era amarilla.
Me quedé allí desangrándome pensando que ya todo había terminado. Todavía tenía algo de fuerza por la adrenalina, así que me quité el cinturón y traté de hacer un torniquete para mi pierna. Con mi herida en el estómago, fue difícil darle un buen tirón para apretarlo. Entonces me quité la camisa y la hice una bola, y me llené la herida del estómago y apliqué toda la presión que pude. Ser enfermero probablemente me salvó la vida. Me desmayé, pero las medidas que tomé me mantuvieron con vida lo suficiente hasta la llegada del servicio de emergencias.
Escuché voces elevadas y el sonido de los golpes subiendo las escaleras antes de salir. Probablemente era un policía, pero sentí la presión de alguien tratando de mantener mi herida cerrada antes de salir.
Entraba y salía de la conciencia cuando llegó el servicio de emergencias junto con probablemente todos los policías de la ciudad. Me bajaron y me pusieron en una ambulancia, pero mientras me cargaban en la camilla, oí a los policías enloquecer, y con razón. Habían perdido a dos hermanos y había otros tres cuerpos.
"¿Mató a su hermano? ¿Son gemelos?" Probablemente se refiere al cadáver de No-Yo.
"¿O a toda su familia?"
"Pónganlo en guardia armado mientras está en el hospital. Probablemente lo acusarán".
Mientras me metían en la ambulancia, vi a mi amigo hablando con un grupo de unos 10 policías, todos escuchando atentamente lo que decía. Salí de nuevo en la ambulancia.
Me desperté en la sala de emergencias, mis heridas habían sido tratadas. El tentáculo no tenía más de unos pocos centímetros de ancho, así que era un poco más grande que un gran cuchillo. Me cosieron y descubrí que estaba recibiendo una transfusión de sangre por la pérdida tan grande que había tenido en mi casa. Mi esposa los había autorizado a hacer lo que fuera necesario mientras yo estaba inconsciente. Ella estaba extremadamente molesta de que yo hubiese entrado en la casa. Estamos bien ahora, pero esa es una historia para otro día.
Estuve en el hospital durante tres semanas, ya que terminé con una infección y casi me quedé séptico. Necesitaba bastantes antibióticos. Durante las tres semanas tuve a los policías en mi habitación con preguntas. Después de una semana me “liberaron” y ya no me tenían bajo vigilancia armada.
Les conté absolutamente todo, sin importarles si tenía sentido o no, y gracias a Dios mi amigo había venido conmigo ya que pudo corroborar esta increible historia.
A mitad de mi estancia en el hospital, unos hombres con traje vinieron a visitarme. Eran del gobierno, lo supe de inmediato. Dijeron que eran del FBI, pero no sé si me lo creo. Querían hablar de Mi-No-Familia. El jefe de policía y el forense estaban involucrados y era todo muy secreto. Dejaron claro que esto no era para que saliera al público.
Aquí es donde tengo que disculparme, probablemente por el final anticlimático de esta terrible experiencia. No sé lo que No-yo-y-mi-familia eran. Tampoco ellos. Lo único que sabemos es que eran criaturas sensibles que se parecían a nosotros y tenían sangre amarilla. Le rogué al forense que me hablara de sus autopsias, pero dijo que no podía decirlo. Debió sentirse mal por mí, ya que recibí un ramo de flores un par de días después. La tarjeta dentro del sobre decía: "No sabemos qué son. Tienen los mismos órganos que nosotros pero en diferentes partes de su cuerpo aparte del cerebro, pero lo que es rojo y rosa dentro de nosotros, es verde y amarillo dentro de ellos. Son criaturas humanoides, pero sean lo que sean, no son humanos. El gobierno cree que pueden ser extraterrestres. Destruye esta carta lo antes posible."
Hicieron una limpieza profesional de nuestra casa. Casi seguro fue un equipo del gobierno ya que nos contactaron en "nombre de la policía". No pudimos encontrar ninguna reseña en Google o sitio web de la compañía en línea.
Mi esposa y yo no vamos a volver a nuestra casa. Nos encantaría quemarla pero no hay forma de hacerlo y evitar la sospecha de incendio malintencionado en este momento. Terminaremos teniendo una gran pérdida con la propiedad, ya que todos en nuestro vecindario saben que hubo un incidente que involucró múltiples muertes en la casa, pero no saben lo que realmente sucedió. Será difícil de vender, pero eventualmente se logrará.
Vamos a seguir adelante desde aquí. Les dije a todos en el trabajo que fue un allanamiento de morada y se lo creyeron. Volveré a trabajar en un par de semanas y empezaremos a buscar una nueva casa. De nuevo, lo siento. Sé que todos querían un final concreto y saber exactamente qué diablos eran esas cosas. Pero no lo sabemos. Alienígenas suena bien para mí. He estado pensando que si fueran sobrenaturales o demonios reales, los disparos no habrían podido matarlos. Es difícil de decir. Si eran extraterrestres, ¿por qué se sentaron en nuestra casa durante una semana? Ni siquiera trataron de apoderarse de nuestras vidas. Es difícil de entender. Si son extraterrestres, mantén los ojos bien abiertos. Podría haber más de ellos.
Traducción libre del original
Parte 1
submitted by Koelnerin to Miedo [link] [comments]


2020.05.18 19:09 DanteNathanael Una karta sin entregar #6

Es extraño sentirme lejos de todo lo que he visto escrito en los días pasados en este lugar. Hay un sentimiento de "apresúrate, todo se está acabando. Echaste a perder tu vida." Ahora me siento mucho más tranquilo, confiado, seguro. Cada día todo empieza a tomar un matiz más bonito, y cada día suceden cosas chingonas. No me importa ya tener los miedos que tengo, ni los sentimientos negativos. No tienen ningún significado ya para mí. Solo los dejo pasar. Estoy aprendiendo un poquito cada día a no ver afuera, si no adentro, y mantener todo en orden desde ahí. Y el mundo poco a poco lo refleja, y estoy muy feliz y orgulloso de mí.
En mi vida he tenido 3 grandes incógnitas, 3 cosas en las que siempre se baso mi vida: amor, curación y bienestar. Estos se partían en mi pareja, amigos, mi(s) carrera(s), mi desarrollo personal, etcétera. Sin embargo, siempre había tenido una gran ansia con todo esto. Me sentía incapaz de realizar todas estas cosas. Las fallas en mi vida me habían condicionado a no creer en mí. Todo de alguna manera parecía estar en mi contra. Encontraba alguien lindo y parecía que se irían. Y lo hacían. Encontraba algo que hacer y pronto me aburrían. Encontraba seguridad y paz en algo y pronto todo se venía abajo.
Desarrollé depresión, dependencia emocional y ansiedad. Siempre creí que todos me dejarían algún día, que no importaba cuánto me esforzara, las cosas nunca iban a cambiar. En cada punto de mi vida, todo lo que hice con una intención me daba otra totalmente negativa. Simplemente no estaba siendo sincero conmigo mismo, ni aceptaba mi dolor, ni aceptaba que todo eso era pasajero. Lo que era físicamente lo veía como un obstáculo para el desarrollo de mi vida. "Que no soy muy atractivo y sería mucho más fácil encontrar un corazón bonito para que me quieran bien," "que no tengo recursos suficientes como para poder llevar a cabo las citas, proyectos y donaciones que quiero hacer," largo etcétera. Simplemente vivía en un estado de putrefacción. Jajaja.
Dentro de mi, a pesar de esto, siempre existió una llamita. Me decía que no me preocupara, que todo estaría bien. Obviamente nunca le creí porque todo iba mal. Jajaja. ¿Qué razón tendría o qué autoridad si ni siquiera me daba consejos? solo me decía que confiara y siguiera adelante. ¿Eso es mucha ayuda? Cuando estás desesperado y quieres salir, ruegas por una nueva vida, por borrar el pasado, pues no, para nada. Creía que todo tenía que hacerse basado en acciones e intenciones. . . . Pero cuando actuaba lo hacía por miedo, por "ay, no, si no hago esto no va a ser lo que quiero que sea," no "haré esto porque quiero."
Y verán, por todo eso es que mi romanticismo y ternura se fueron a la verga. Jajaja. Al principio si lo hacía por hacerlo, me gustaba, pero después todo se volvió como que una carrera, como para demostrarme a mí mismo que realmente quería lo que quería. Jajaja. Y pues con esto viene que hice demasiadas cosas que realmente no quería hacer para nada, creyendo que era el camino, cuando verdaderamente no. Solamente me encontraba huyendo de lo que era y de lo que creía me iba a derrotar.
No puedo decir que no agradezca y les tenga cariño a los amigos y exes que hoy son otra historia. Disfruté mucho del tiempo que estuve con ellos, lo que pasó, las risas, los buenos y malos momentos. Todo. A lo que me refiero con esto no es a ellos, es a mí: no era quien quería ser cuando estuve con ellos. Me hubiera gustado darles una mejor versión de mí, como la de ahorita, but alas, no es importante, porque confío en mi corazón que están alla afuera en el mundo haciendo lo mejor para ellos.
Y eso es lo importante. Siempre quise manejar todo por la cantidad de miedos que tenía y me aterraban, micromanejar cada acción y cada sentimiento que hubiera. No podía aguantar para nada que alguien no estuviera feliz o contento. No podía aguantar para nada que alguien no me dijera algo o que no me enterara de algo. Jsjsjs. Por Dios. (No me molesta, no me da cringe el ver quien era. Solamente me causa mucha ternura y cariño, porque lo entiendo al pobre.) Además, siempre creía que si no podía sacar a alguien de su tristeza o de su trauma, yo era un mal ser humano, un mal amante, un mal amigo.
¿Es posible? Absolutamente. Solo lo estaba haciendo mal. Estaba forzando todo, creyendo que yo sabía mejor que nadie lo que era mejor para alguien más y el cómo debería de curar sus malestares. Oye, nisiquiera pude curar los míos. Esperaba curar o sanar a alguien para que después ellos me pudieran sanar a mí. De ahí venía toda la ansiedad y presión porque todo pasara, que todo terminara rápido, necesitaba ayuda y nadie me daba la que quería. Todos me daban ayuda de la que acompaña. Y no me malentiendan, la aprecio. Me hacían sentir muy bien. Pero más que nada, por lo que estaba muriendo era por una solución a todos mis problemas, que me ayudaran a llevar un proceso, que me dieran pasos a seguir . . . básicamente una aproximación al reino de los sentimientos por el reino del intelecto. Mal. Ni yo ni nadie pueden hacer eso.
¿Y saben lo que he descubierto en estos tres días? (Si, nadamás necesite 3 putos días para empezar a ver todo de otra manera. Claro que es un proceso y todavía no acaba, pero, como tal, es el principio del fin (si, cliché, lo sé (también leí que un autor usa paréntesis entre paréntesis (tienes que poner mucha más atención a lo que lees (regresar para ver si no se acabo antes (o después) un paréntesis (jeje) antes o después de tiempo) y se ve bien mamalón.))) Que el proceso de ayudar a alguien es tanto de ellos como nuestro. ¿Por qué? Porque simplemente así funciona. Podemos saber todo lo que queramos saber, tener todo el intelecto del mundo, pero cuando nos tratemos de acercar a otra alma, solo podremos hacerlo con la nuestra propia (Jung). Verán, usaré una fuente que no uso particularmente mucho, pero debería—Autores Varios. 1ra de Corintios XIII, en La Biblia.
Si no tengo amor, de nada me sirve hablar todos los idiomas del mundo, y hasta el idioma de los ángeles. Si no tengo amor, soy como un pedazo de metal ruidoso; ¡soy como una campana desafinada! Si no tengo amor, de nada me sirve hablar de parte de Dios y conocer sus planes secretos. De nada me sirve que mi confianza en Dios me haga mover montañas. Si no tengo amor, de nada me sirve darles a los pobres todo lo que tengo. De nada me sirve dedicarme en cuerpo y alma a ayudar a los demás. El que ama tiene paciencia en todo, y siempre es amable. El que ama no es envidioso, ni se cree más que nadie. No es orgulloso. No es grosero ni egoísta. No se enoja por cualquier cosa. No se pasa la vida recordando lo malo que otros le han hecho. No aplaude a los malvados, sino a los que hablan con la verdad. El que ama es capaz de aguantarlo todo, de creerlo todo, de esperarlo todo, de soportarlo todo. Sólo el amor vive para siempre. Llegará el día en que ya nadie hable de parte de Dios, ni se hable en idiomas extraños, ni sea necesario conocer los planes secretos de Dios. Las profecías, y todo lo que ahora conocemos, es imperfecto. Cuando llegue lo que es perfecto, todo lo demás se acabará. Alguna vez fui niño. Y mi modo de hablar, mi modo de entender las cosas, y mi manera de pensar eran los de un niño. Pero ahora soy una persona adulta, y todo eso lo he dejado atrás. Ahora conocemos a Dios de manera no muy clara, como cuando vemos nuestra imagen reflejada en un espejo a oscuras. Pero, cuando todo sea perfecto, veremos a Dios cara a cara. Ahora lo conozco de manera imperfecta; pero cuando todo sea perfecto, podré conocerlo como él me conoce a mí. Hay tres cosas que son permanentes: la confianza en Dios, la seguridad de que él cumplirá sus promesas, y el amor. De estas tres cosas, la más importante es el amor.
Fromm nos dice en El arte de Amar:
. . . el amor maduro es la unión bajo la condición de preservar la integridad, la individualidad. El amor es un poder activo en el hombre; un poder que rompe las paredes que separan al hombre de sus semejantes, que lo une con los demás; el amor lo hace superar la sensación de aislamiento y separación, pero le permite ser él mismo, conservar su integridad. En el amor ocurre la paradoja de que dos seres se vuelven uno y, sin embargo, siguen siendo dos.
¿Esto qué significa? Bueno, que el proceso para sanaayudar a alguien ocurre tanto en nosotros como en ellos. Primero ocurre la reconciliación con el hecho de que esa persona esté sufriendo. Por nuestra mente quizás pasen pensamientos, o incluso digamos cosas como "pero si eres esto y el otro, ¿por qué estás así?" Siento que negamos el hecho de que para ellos quizás no importe eso en el momento. Podemos recordárselo, pero quedarse ahí sin procesarlo internamente niega todo el proceso de sanación después. Y para ejemplificar, contaré 2 historias:
Ella es una chica talentosa, llena de conocimiento y pasión por ayudar, sin embargo, su historia familiar e incapacidad para verse como alguien capaz de lograr todo aquello que quiere lograr le causaban mucha ansiedad. La conocí hace poco, y en ella hubo algo que me llamó mucho la atención. Así que nos hicimos amigos. La primera vez que lloró en mis brazos no sabía lo que podía hacer. Nada de lo que quería decir pareciera ayudarla, así que simplemente me quedé callado hasta que ella decidiera dejar de llorar. Desde ahí poco a poco hablamos de lo que pasaba. Me contó de su infancia, de sus sueños, de todo, realmente. Las primeras 200 veces que lo hizo (no fueron tantas) le dije que ella podía, que no se dejara llevar, que no creyera en nada. ¿Esto ayudo? si, un poquito. Pero lo que verdaderamente la ayudó fue que empezara a confiar en ella. En mi corazón empecé a verme en sus zapatos un poco. Comprendí su situación, y a pesar de todas las dificultades, confíe en que acompañarla, compartir con ella mi vida, las cosas malas y las buenas, la ayudarían por debajo a sanar y seguir adelante. No tuve más necesidad de tratar de tenerla feliz. Cada vez que caía, muchas veces ni me enteraba, hasta que ella me lo decía. Sin embargo, sabía y confiaba que todo esto era parte de su proceso y que algún día llegaría y me diría que estaba bien, y que tenía la fuerza suficiente para seguir adelante. . . . Y lo hizo.
Ahora, la segunda historia puede que suene como un disco rayado, pero pues meh. Es una de las cosas que más he aprendido a valorar en mi vida.
Esta preciosa chiquilla hermosa es la más brillante eternidad de la corona de los luceros del cielo. Me negué mucho tiempo que era especial, pero lo es. Simplemente vi a través de todo y llegué a ver su corazón y me enamoré. Al conocerla, me di cuenta de qué era lo que pasaba: había capas y capas de muchas cosas sin resolver. Me sentía incapaz de poder estar con ella, mi corazón se rompía cada vez que veía o recordaba la tristeza que cargaba. Me había dicho que era mejor que no estuviera con ella, porque todo por lo que estaba pasando me estaba destruyendo. Y bueno, si me estaba destruyendo, pero simplemente porque no comprendía qué estaba ocurriendo en realidad.
Verán, creo que nunca entendí nada antes de ella. Tuve que aprender a pensar y a vivir otra vez, porque simplemente no sabía cómo poder ayudarla. Ella nunca me pidió ayuda, pero lo que hizo fue dar lo mejor de ella para estar conmigo. Cuando vi que a pesar de esto, ella seguía siendo aterrada por el pasado, mi corazón se destruyó más, y me empecé a odiar a mi mismo por no ser capaz de poder ayudarla, hasta el punto de querer absolutamente destruir todo, culpándola de sus problemas y de los míos. En vez de unir, había separado todavía más. Había roto mi voto de amor porque me era imposible amar desde mi desesperación.
Digo, todo empezó porque hace 3 días tuve una de las explosiones más estúpidas de mi vida. Jajaja. A nadie le conté. Ese día dormí hasta las 6 de la mañana simplemente sacando mi corazón a orear. Creo que lo necesitaba. El ser sincero y escribir todo así, de esa manera, sin esperar nada, sin esperar a que de alguna manera me entendiera o tuviera compasión de mí, para que viera que el estúpido había sido yo y lo reconocía y lo veía, me sirvió.
Nunca en mi vida había sentido tanto dolor y a la vez no haber corrido hacia nadie ni nada. No quería ni salir de la cama, pero me di cuenta que todo era mental, así que donde sea que estuviera no iba a ayudar mucho. Los miedos y las memorias de días pasados y de esa misma madrugada venían en flechazos dolorosos al pecho. No podía respirar. . . . Sin embargo, tampoco les hice caso, los dejé estar ahí, los dejé tener su momento y que me hicieran mierda el pecho. Si me iba a morir, pues me iba a morir sin pedos—pues así se siente. En unas 4 horas se fueron. Y cuando lo hicieron, sentí que algún peso había dejado. Jajaja.
Desde que acabo ese día he estado naturalmente feliz. No he tenido que aparentar nada, ni sentir que debería de pausar mi vida o mis sentimientos porque no estoy totalmente bien. Ñuh. He tenido momentos en los que me siento mal, pero no los juzgo. Simplemente los dejo ser y les pongo la menor atención posible, pero tampoco niego que estén ahí. Y cada día ha sido mejor.
¿Esto en qué ha afectado en la historia con ella? Bueno, en todo realmente. Por una parte me siento orgulloso y seguro de lo que siento, que la amo, y también, que la amo en el estado en el que se encuentra. ¿Por qué? Bueno, porque si, deseo una relación con ella, pero no estoy apresurado, no estoy desesperado, no creo firmemente en que si no lo somos yayaya no lo seamos nunca porque se va a ir con alguien más o lo que sea. Creo simplemente en mi amor, en mí, y en ella. No espero, creo, sé, conozco.
¿Alguna vez necesite saber todo para poder ayudarla? No realmente. Nunca necesité saber nada realmente. Podríamos haber seguido así sin saber mucho, simplemente confiando el uno en el otro, y todo podría haber seguido mejor cada día, porque lo que verdaderamente importaba era que el amor no juzga, es paciente, amable, no envidioso, no se enoja con cualquier cosa, es capaz de aguantarlo todo, esperarlo todo y soportarlo todo. De todo esto hice absolutamente lo contrario. Jajaja. Pero no estoy avergonzado. Arrepentido si, pero no avergonzado. Quizás me vea distante a eso, pero no significa que haya sido otra persona. Era solamente yo siendo controlado por mis miedos.
Así que el final de esto es que simplemente no hago nada. Disfruto en el momento presente de amarla. Escribo poemas y canciones y dibujo y lo que sea, simplemente porque me encanta hacerlo. No los he publicado porque no he terminado, pero no tengo prisas. Así como no tengo prisas de verla como quiere ella ser algún día. A veces veo que publica ciertas cosas que instantáneamente me producen una reacción, pero me calmo y no me preocupo como lo hacía antes, ni la juzgo. Me ha hecho reír mucho a veces, cuando antes hubiera explotado como un tanquesito de gas. Jajaja. Confío en ella, y también sé que me quiere mucho. La apoyo en todo desde la comodidad de mi amor, sin necesidad siquiera de hablar. En mi mente la veo feliz, capaz y hermosa (bueno, hermosa siempre lo es (a veces lo es tanto que me saca de onda), esté como esté, piense lo que piense, es la más bella cosita para mí). Mientras más me voy conociendo, quedándome quieto con mis pensamientos, escribiendo, preguntándome qué hacer después, ella aparece derrepente. Jajaja. Así es como sé que la amo, simplemente está en mi cabeza de la nada. Y cuando lo hace, pues la invito a quedarse. Porque así me he dado cuenta que no necesito conocer a alguien más, ni me interesa, porque conociéndome a mí salen muchas cosas que digo wowowo. Esto me hace ver la profundidad, por consiguiente, que hay en todas las personas.
Claro, todavía no es ni soy perfecto. Dudo que alguna vez lo sea. Pero si será mejor un poquito cada día. Además, mis amigos y ella no son lo único en mi vida, también estoy yo, mis estudios, el cómo generar dinero, mis hobbies, mi familia, mi niño precioso. Todo esto es el conjunto de cosas que hacen de mi vida algo realmente interesante, y me siento muy bien aprendiendo cada día a apreciar todos estos elementos y cómo van trabajando en conjunto.
Finalmente, esta es de las primeras veces que he podido escribir algo sin esperar nada, sabes. Simplemente escribir por el placer de escribir, de contar, de estar en el momento y revivir memorias, de compartirlo con el mundo. Y, bueno, estoy seguro de que puedes verlo.
Realmente me hubiera gustado que la conocieras en vida. Habrían conectado muy rápido. Lamentablemente es algo que no paso. Pero, bueno, ¿puedes ver cuánto ha pasado desde que ya no estás aquí? Jajaja. Sisi, me tardé, pero pues más vale tarde que nunca. He visto que en el mundo espiritual los bordes de lo que consideramos pasado y futuro se disipan y todo existe en el ahora como una superposición de posibilidades infinitas. ¿Es divertido estar ahí? ¿Es como vivir en imaginación pura sin un cuerpo, no? Bueno, como sea. Ya sé que no te sorprende porque, así como he empezado a querer y amar, así me amas tú, Tía, entonces esto ya lo habías visto ser desde hace mucho tiempo. Te agradezco por todo, me enseñaste muy bien. Salúdame a ya sabes quienes.
submitted by DanteNathanael to DanteNathanael [link] [comments]


2020.05.17 02:21 MiniParticula Hace un mes del inicio de todo...

Hoy se cumple exactamente un mes desde que mi papá cayó hospitalizado...
Es increíble ver lo rápido que ha pasado todo, ya que hace un mes atrás no me iba a imaginar que un mes después ya estaría sin mi padre. Para los que estuvieron leyendo y siguiendo mi situación, todo comenzó el 16 abril del presente año cuando de un momento a otro, papá se desmayó y comenzó a botar coágulos de sangre por la boca y el recto. Cuando llegamos al hospital, lo atendieron rápidamente porque vieron su estado de gravedad; el diagnóstico en primera instancia fue una Hemorragia Digestiva y, eso nos asustó mucho.
Inmediatamente, se le prohibió consumir cualquier cosa (hasta el agua), solamente debía mantenerse con tratamiento. Le mandaron a hacer una Endoscopia de emergencia, ésta tenía un costo de $80, pero nosotros no contábamos con los recursos monetarios para pagar eso, sin embargo, personas de aquí del sub aportaron dinero para ayudar con eso y pudimos pagar esa endoscopia y otros gastos que venían de eso también.
Papá ingresó el 16 de abril al hospital y falleció allí el 3 de mayo. Fueron un poquito más de dos semanas de mucha angustia, sufrimiento, dolores de cabeza, y demás cosas. Debido a la cuarentena y el problema de la gasolina, era muy difícil trasladarnos, así que muchas veces tuve que ir caminando de mi casa al hospital y viceversa (abro paréntesis para decir que me tomaba un poco más de una hora el camino, ya que estamos algo retirados del hospital), a eso se le agrega el factor sol y el gran calor que éste emanaba, sin embargo, yo no me quejaba de eso porque era para el cuidado y atención del hombre que me hizo ser quien soy ahora.
Durante ese tiempo dejé de comer bien, dormía muy poco, el estrés y los malos pensamientos me consumían demasiado, además de que lloraba a cada momento.
Estando en el hospital, mi señor padre fue "mejorando", pero hubo un domingo donde tuvo una recaída, aunque al final del día, se logró estabilizar. El primero de mayo, papá recibió el alta médica, recuerdo que llegó a la casa junto a mamá, mi hermano y un tío que lo traían, él se sentía feliz de estar en su hogar, lo acostamos en mi cama y, aunque él sentía mucho dolor (se notaba por sus gestos), nunca se quejó. Un día antes de su alta médica, habían llegado los resultados de su biopsia donde indicaba que tenía un cáncer de estómago muy avanzado. Bueno, volviendo a ese viernes 1 de mayo, él estuvo hablando con una de sus hermanas que lo visitó, luego ella se fue y lo llevamos al baño porque quería ducharse, y lo hizo, después lo llevamos a su habitación y estaba acostado viendo la televisión hasta que de un momento a otro, se empezó a poner muy mal, sudaba mucho, la vista le tenía ida, estaba casi desmayado, y en cuestión de segundos, volvió a escupir coágulos de sangre, también se orinó del dolor. Obviamente, él no podía hablar en ese estado, pero sí estaba consciente, así que le dije que moviera un dedo de su mano derecha si sentía dolor, pues... movió todos los dedos, haciendo notar que el dolor era muy fuerte. Al ver eso, inmediatamente comencé a llorar sin parar, y jamás se me olvida que justo cuando ve que comencé a llorar, sacó fuerzas y me dijo que no llorara, luego volvió a recaer. Esa noche lo llevaron al hospital de nuevo...
El sábado en la mañana lo llamé por teléfono y me dijo que estaba bien, que no me preocupara, y yo le dije que lo iba a visitar más tarde. Recuerdo que ese sábado al mediodía, me bañé, vestí y me senté a comer un poquito, cuando entró la llamada... mi tía dijo que me fuera corriendo al hospital porque papá había tenido una recaída muy fuerte y estaba al borde de la muerte. Salí inmediatamente llorando hacia allá, cuando llegué, los porteros no me querían dejar entrar, así que en mi momento de desesperación, forcé la puerta y empujé a todos ellos (incluyendo policías), iba corriendo hacia la sala donde estaba papá para verlo, pero en el camino un doctor me metió el pie y caí, por poco me golpeaba la cabeza con la pared, pero bueno, me paré, lo vi a los ojos por un instante y luego seguí hacia mi destino... efectivamente, papá estaba grave, recuerdo que no pude verlo en ese momento, ya que los doctores sacaron a todos los acompañantes para atenderlo y hacerle los ejercicios de resucitar (o como se llame). La policía fue a buscarme al pasillo, pero mamá no dejó que me llevaran preso, yo solo quería ver a papá, no dejaba de llorar, así que me sacaron de ahí y me dejaron afuera. Casi dos horas después, me dejaron entrar, y cuando vi a papá, comencé a llorar de nuevo, porque estaba en coma, y tenía cables, mangueras e inyecciones por todo su cuerpo, eso me impresionó mucho, me sacaron una vez más. A eso de las 8 de la noche, papá reaccionó y quería verme, así que entré y saqué muchas fuerzas para no llorar delante de él. Me pidió un abrazo, se lo di, y aunque estaba bastante débil, me lo dio con muchas fuerzas y, cuando estaba soltándolo, me dijo que lo abrazara nuevamente, y efectivamente lo hice, fue más largo que el primero y más fuerte, y me decía al oído con pocas fuerzas en su voz muchos 'Te Amo'. Eso tuvo gran impacto para mí, ya que él nunca fue un padre que daba mucho afecto, siempre estaba conmigo y me cuidaba, pero nunca me daba ese cariño que me estaba dando en ese momento, de hecho, era la primera vez que me decía que me amaba. Con lágrimas en los ojos empecé a pedirle disculpas por las veces que lo llegué a molestar o hacer sentir mal, y él me dijo que no había nada, que fui un hijo grandioso. Llorando le dije que lo amaba, que era un grandioso padre y que me sentía orgulloso de él, y que cuando tuviese hijos, le contaría sobre lo maravilloso que era su abuelo. Seguí dándole besos en sus mejillas y frente, al rato volví a salir porque empecé a entrar en crisis cuando escuché a papá llamar a mi abuela (ella murió hace años). A eso de las 11:30pm de ese 2 de mayo, volví a entrar a verlo porque ya estaba completamente en coma, solo respiraba y ya. A las 12am exactamente comenzó a bajar su frecuencia cardíaca velozmente, en ese momento yo estaba sentado junto a él agarrando su mano, así que le dije que ya cerrara los ojos, que mi familia y yo estábamos bien, y que descansara, que yo cuidaría de mamá. A las 12:15am, nos sacaron de la sala para atenderlo, ya que casi no respiraba y unos minutos después, salió la doctora a decir que había fallecido... a las 12:20am del 3 de mayo.
Lo vi ahí acostado, ya sin cables ni mangueras. Se veía tranquilo, sin nada de dolor. Esta vez ya no me salían muchas lágrimas, solo unas cuantas. Le volví a tomar la mano y se sentía muy fría, lo besé en la frente por última vez y me salí.
Cuando llevaron su cuerpo a la casa para ser velado, me rehusé a verlo, no aceptaba que mi papá estuviese metido allí. Como a las 6pm de ese 3 de mayo, me asomé a su ataúd y lo vi por un par de minutos hasta que entré en crisis, luego lo volví a ver las 6am (de la mañana siguiente junto con mi mejor amigo que está en Perú (por videollamada), lloramos los dos, aunque esta vez me sentía más calmado, y lo vi por última vez en el cementerio, unos minutos antes de ser enterrado.
¿Saben? lo extraño mucho, ya que yo vivía con él y mamá, ahora solo somos ella y yo. He querido llorar de nuevo, pero no lo he hecho para no hacer sentir mal a mamá, no quiero a que ella se preocupe. Necesito un psicólogo, en serio, esto me sigue matando mentalmente.
Lamento si los aburro con esto, pero quería decirlo, además, de alguna u otra manera, esto me ayuda a liberar más.
Quiero agradecer a esas personas que aportaron económicamente en esa situación tan difícil que vivía. También quiero agradecer a las personas que estuvieron pendiente y oraron por mi papá. Todos aquí son grandiosos.
submitted by MiniParticula to vzla [link] [comments]


2020.05.13 11:01 QuejumbrosoRoy ¿Que debo hacer? Eh estado enamorado de la misma chica por básicamente TODA MI VIDA, pero la situación actualmente está jodida y no se cómo dejar de preocuparme tanto por ella

Antes que nada, está historia no es mía, pero es una historia que no importa cuántos años la lea siempre me pone mal, está historia es narrada por un adolecente de 16 años y tuve que traducirla del inglés al español, pues tenía el archivo guardado en mi PC y decidí traducirla por lo que pido perdón si algunas cosas no tienen el mayor sentido del mundo...
Estoy enamorado de la misma chica toda mi vida, nos conocemos desde el jardín de niños, sus padres son pobres y viven en una habitación con 4 chicos por lo que a ellos no les importa lo que ella haga durante las noches, salimos casi todos los días del año, nuestros amigos bromean con que algún día nos casaremos además ella sabe lo que siento y dice sentir lo mismo, pero que no quiere anunciarlo por temor a complicar las cosas, hemos tenido algunas citas pero no más que eso, ella dice que le gustó mucho, pero está asustada como para avanzar a una relación más seria, me eh resignado a ser virgen hasta que me case con ella, también cabe aclarar que pasamos el rato con otros dos tipos a los que llamaré Erick y Dave, generalmente consiste en jugar Halo en mi casa, aveces fumamos hierba cuando Erick puede conseguirla también hablamos muy a menudo de fiestas y del hecho de que nunca nos invitan a ellas, Erick tiene un primo al que llamaremos Oldfag nos lo presento y empezamos a salir y divertimos con el aunque el tenga 37 años, pues nos compra cervezas, hierba y nos deja fumar hierba en su casa, empezamos a ir más regularmente con Oldfag para beber y jugar Halo cada semana, mientras su esposa e hijos no se encuentran con el, pues van con su suegro un viaje de 2 horas en automóvil de ida y otras 2 horas de vuelta, el nos compra cervezas, tiene mucha comida chatarra para nosotros y videojuegos, no es una mala situación para nosotros, pero el tiene una actitud de mandón que es un tanto molesta, como si fuera un rey, pero que más da, mi amiga y yo empezamos a tener una actitud de pseudo-novios más evidente y el Oldfag no deja de verla todo el tiempo, claro eso no me importa pero a pesar de el saber que ella estaba fuera de sus límites siempre está putamente encima de ella, pero saben, la peor parte es que a ella no parece importarle, un día le pregunta por qué no soy su novio en Facebook a lo que ella responde ”es más que nada mi mejor amigo", me siento furioso cuando Oldfag me dice "Hombre rindete, ella te está golpeando", solo le digo a ella que Oldfag es un idiota y ella tímidamente me dice ”ya me conoces no se cómo ser ruda" lo deje pasar por qué como buen adolescente no quería perder el sitio donde podíamos hacer lo que quisiéramos, entonces cometí uno de los peores errores de mi parte y dejé que Oldfag nos convenciera de beber y jugar al mismo tiempo, como adolescente idiota primero me sentí emocionado y hasta me pregunté ”¿Por qué no lo pensé antes?", Oldfag empieza a implantar diferentes reglas cada tanto bajo el argumento ”su casa, sus reglas" como mi pseudo-novia no juega tanto, a veces sus reglas de aplican más a ella, como por ejemplo: ella tiene que traer cervezas cuando hacemos multikill, mierdas como esas, un día el propuso que ella debería sentarse en la pierna del que ganará la siguiente ronda, el es obviamente mucho mejor jugador que nosotros, así que ya sabía lo que estaba tratando de hacer y le digo "oye no creo que ella quiera", al mismo tiempo ella dice "Ay chicos... Aceptando con cierta desconfianza" me senti como un verdadero idiota por ser tan sobreprotector, me pongo tan rojo y me siento tan avergonzado que no digo nada más y lo dejó, gran parte de las siguientes horas ella permaneció sentada en las piernas de Oldfag, me enfurezco cuando nos vamos y tenemos una pelea por eso y no nos hablamos hasta el siguiente día, ella empezó a maquillarse cada que vamos con Oldfag.
Las cosas continúan así por un tiempo, más sentadas de pierna y aveces le hace hacer un baile sexy en broma nada de lo que pueda quejarme en publico, un día tenía la boda de un tío el mismo día en el que nos juntamos con Oldfag y le pregunto si quiere venir conmigo a la boda, ella dice "probablemente no" me dice que trata de salir de eso pero que los muchachos son agresivos y teme a decirles que no, dice la verdad pero me molesta que no pueda ser firme con ellos y esto desata otra pelea.
No tengo muchos ánimos de ir a la boda y francamente me visto mal para el evento por que tenía un declive emocional durante todo el fin de semana que trate de contactarme con ella, cuando algún puedo comunicarme con ella dice que estar con sus padres, pero por su tono de voz puedo saber que ella se sentía increíblemente culpable por algo, mi declive empeora, resulta que habían venido demasiado y habían incorporado los desnudos en el juego, Oldfag, Erick y Dave la vieron completamente desnuda y volvemos a pelear, es extraño pero nunca me había sentido tan excitado en toda mi vida, pensé en qué todo se había acabado y tendría que buscarme una nueva vida social, esa misma noche ella se aparece muy noche en mi casa llorando me dice que tiene un gran problema y me pide perdón constantemente, eso movió algo en mi pero la intenté tranquilizar acariciando su cabeza mientras ella lloraba abrazada de mi, eso siguió hasta que la acosté en mi cama y ella se duerme.
No quiero ver a Erick o Dave y no voy con Oldfag por un tiempo, al igual que ella, aunque eventualmente ella vuelve a ir con ellos para "arreglar nuestra rota amistad" ella decía, me di cuenta que la mayor diferencia entre más casa y la Oldfag era el alcohol, por lo que estúpidamente creo que si robaba alcohol de la repisa de mis padres para que ella no fuera con Oldfag las cosas se pondrían mejor no se que pasaba por mi cabeza pero, eventualmente mis padres me descubrieron y como ella estaba conmigo en ese instante le prohibieron venir a mi casa, por lo que eventualmente voy con ella a casa de Oldfag para beber y jugar, mis notas empiezan a irse al infierno, además de que mis padres me castigaron por eso y la combinación de hechos hizo que tuviéramos una gran pelea
Al día siguiente nos marca diciendo que tendrá el lugar para nosotros y que vayamos ya para este punto estaba harto de el y me nege, trate frenéticamente de comunicarme con mi Pseudo-novia para que ella tampoco fuera, pero ella seguía molesta conmigo e ignorandome ese fin de semana fue el más largo de mi vida.
Cuando por fin fue lunes me dirijo a la escuela con toda la intención de hablar con ella, pero me ignora todo el dia y se va antes de la escuela por lo que no puedo hablar con ella, le mando un chilion de mensajes diciéndole que nuestros problemas eran cosa del pasado y que realmente quería hablar con ella, si es que solemos pudiera contestarme, buscar a Erick y Dave preguntarle de forma muy poco sutil ¿Que mierda paso el fin de semana?
Erick huye y Dave me dice que volvieron a jugar al strippHalo , Demás de que me confiesa que Dave y Oldfag la manosearon cuando ella estaba prácticamente desmayada, dijo que lo lamentaba pero que estaba tan ebrio que no pudo detenerlos, me hirvió la sangre por lo que le di un golpe a Dave y eventualmente ella volvió a hablarme diciéndome "Estás actuando como si esto estuviera a punto de acabar" ella lo dijo frente a Erick y Dave, me rompí, llore y salí corriendo del lugar, me sentía tan mal hasta el punto de pensar que mi vida se había acabado, ella aparece en mi casa muy noche, sin llamar ni nada, ella llora frente a la puerta mi enojo desaparece y le digo ”ests bien, se lo que te paso y te perdono" nos vamos a mi habitación y nos acostamos en mi cama.(todo a escondidas de mis padres)
En mitad de la noche ella repentinamente soltar un ”te amo" ni siquiera vacile y le dije ”yo también te amo"
”¿No importa que? Ella dice
”por supuesto" respondí
Le pregunté por qué había dicho ”no importa que"
Eventualmente empezar a sentir una terrible sensación en mi ser, se me heló la sangre y mi estómago se sentía como si hubiera sido pateado apenas termine de soltar mi pregunta Me confiesa que sus padres la habían hechando de su casa y que sabía la mala situación que estaba pasando con los míos por su culpa
Ella admite que Oldfag le había dejado estar en su casa el tiempo que necesitará (obviamente a escondidas de su familia)
Yo me sentía estremecido con cada palabra que ella me contaba y empezo a tener sentido el como ella se había comportado conmigo últimamente, no debí preguntar Pero tenía que saberlo, ella me dijo que hicieron de todo, solo sentía que estaba por vomitar y sin saber porque pregunté por detalles
"¿Cuántas veces?"
Ella me dijo que como un millón de veces
”¿Lo disfrutaste?"
Primero dijo que no pero que sentía una sensación orgásmica en ella
”¿En que posiciones?"
Mis lágrimas empezaron brotar de mis ojos mientras ella me decía en la del "misionero" y "de perrito"
"¿Condón?"
No, hacían el método del ritmo, ambos estábamos llorando en este punto, seguía en estado de shock durante la mañana, ella tomo anticonceptivos
Estuvimos bastante asustados los siguientes días, ella decía te amo cada día como si no supiera decir nada más, actualizó su Facebook oficialmente, todo el instituto sabía lo que había pasado pero no me importaba una mierda esa atención no deseada, estábamos agarrados de las manos todo el tiempo y decirnos que todo estaba bien entre nosotros.
Oldfag nos llamó para que fuéramos a su casa de nuevo, reímos porque pensaba que iríamos otra vez, después de clases buscar a mis ahora real novia y verla con Erick y Dave y escucho que irán con Oldfag, me niego a ir pero los tres se van sin hacerme mucho caso, los sigo sin que me notaran pero al llegar a casa de Oldfag hago notar mi presencia, no les importa en lo más minimo, so beben y juegan Halo, tengo está sensación de que no soy parte del grupo trato de llevarmela pero Erick y Oldfag la convencen de quedarse un rato más, voy al baño y al regresar ella está en las piernas de Oldfag y como si yo no estuviera empiezan a besarse, Oldfag realmente se sorprende el verme y ella responde ”tranquilo el lo sabe" solo digo me largo y ella dice que se quedará un rato más. Solo me aleje unos pasos de la casa volteo y los veo besándose tomo una foto con mis celular y mientas lloraba marque a la policía diciendo que había un adulto y dos adolecentes bebiendo y besándose, me largué de ahí, llame a Dave y lo amenace para que me diera el número de la esposa de Oldfag, el accedió pues se sentía culpable la llame, y le mandé una foto donde se ve a ella y a Oldfag besándose
¿Que debo hacer ahora?
submitted by QuejumbrosoRoy to espanol [link] [comments]


2020.05.12 01:09 Chingumena Sueño Creepy #1

Quería compartir algo que me tiene pensado desde hace un bien rato. Escuché que muchos de tus sueños son cosas que alguna vez te ha pasado, o has tenido que soportar en una vida pasada/dimensión, no estoy muy enterada. Las veces que he tenido sueños, generalmente son sueños muy sanos, nada peligrosos, si hay alguno que otro raro, pero nada que me haga pensar muchos días el por qué de ese sueño. A excepción de 3 sueños. Los 3 sueños comparte un mismo tema, violaciones, tengo 19 años, y esos 3 sueños los considero pesadillas, ya que cuando me despierto tengo la sensación que fueron reales y me dan muy mala espina. Los 3 si tienen orden, este sería el primero que les contaré, pero fue el último que tuve, o por decirlo así, el más reciente. Este sueño me pasó el año pasado, en mi sueño, estábamos en un barrio muy humilde, era en una época pobre, escasa de alimentos, no podría decir el año, recuerdo que yo era una niña morena, pelo negro medio largo ( en la vida real no tengo estas características) con un vestido que se suponía que era rosado, pero realmente estaba sucio y roto, muy poco se notaba lo rosado, pero recuerdo que mi personaje se emocionaba con este vestido. También me acompañaba un niño, con estas características, pelo negro, corto, y moreno, pero él era menor, puede que él tuviera unos 5 años, yo en ese sueño tal vez tenía unos 7 años. Ninguno de los dos éramos familiares, tampoco teníamos familia, lo que hacíamos para conseguir algo de plata era llevando cosas ilegales (alguna droga) hacia casas y esperar a que nos dieran dinero para entregárselo a alguen y que este nos diera una parte. Sé que ese era nuestro trabajo, pero no recuerdo por qué es que alguen "nos" perseguía, solo me acuerdo que tenía miedo, pero lo "raro" es que la persona que "nos" perseguía, solo estaba detrás del niño. No me estaba buscando, pero el niño me decía "¿donde me escondo? ¿Qué hago?. Realmente no nos dio mucho tiempo para pensar, nos metimos a una casa que estaba hecha de barro y madera sin pintar, cada uno decidió esconderse en diferentes lugares, así que yo no sabía dónde estaba este niño, pero tampoco fui a buscarlo ya que en el lugar donde estaba escondida(un cuarto), estaba el tipo que "nos" estaba persiguiendo. Yo estaba debajo de una cama, él, no le costó mucho deducir cuales eran los lugares para esconderse uno, y me pudo encontrar, me agarró del pie y empezó a tirar de mi, cuando me sacó de bajo de la cama se impresionó ya que no era el niño que estaba buscando. Él dijo "oh....mmm... no es el niño, es una niña.." me dio más miedo ya que al decir esto, el me dio una sonrisa inhumana y muy asquerosa, recuerdo que como me tenía agarrada del pie colgando, mi vestido no me tapaba lo que trataba de esconder con mis manos, mi parte íntima, que estaba cubierta con una braga "blanca" que se notaba que ya necesitaba dejar de ser usada. El sueño, me dio a entender que él iba abusar de mi, el no me lo dijo, ni lo hizo, pero recuerdo haber tenido la sensación que iba ser violada por este hombre. Creo que si no me hubiera despertado, me hubiera violado.
Recuerdo, desperté un una sensación de que todo fue real, que si había alguen acechandome y preparándose para abusar de mi, cuando ya estuve menos impactada dije "wow, que feo sueño, ya es el tercero que voy teniendo" Insisto que nunca en mi vida han abusado de mi, nunca me han violado como para tener sueños un poco reales con esta temática.
Gracias por leer, espero que alguen que sepa de sueños pueda ver mi caso
submitted by Chingumena to espanol [link] [comments]


2020.05.12 01:00 Chingumena Creepy sueño #1

Quería compartir algo que me tiene pensado desde hace un bien rato. Escuché que muchos de tus sueños son cosas que alguna vez te ha pasado, o has tenido que soportar en una vida pasada/dimensión, no estoy muy enterada. Las veces que he tenido sueños, generalmente son sueños muy sanos, nada peligrosos, si hay alguno que otro raro, pero nada que me haga pensar muchos días el por qué de ese sueño. A excepción de 3 sueños. Los 3 sueños comparte un mismo tema, violaciones, tengo 19 años, y esos 3 sueños los considero pesadillas, ya que cuando me despierto tengo la sensación que fueron reales y me dan muy mala espina. Los 3 si tienen orden, este sería el primero que les contaré, pero fue el último que tuve, o por decirlo así, el más reciente. Este sueño me pasó el año pasado, en mi sueño, estábamos en un barrio muy humilde, era en una época pobre, escasa de alimentos, no podría decir el año, recuerdo que yo era una niña morena, pelo negro medio largo ( en la vida real no tengo estas características) con un vestido que se suponía que era rosado, pero realmente estaba sucio y roto, muy poco se notaba lo rosado, pero recuerdo que mi personaje se emocionaba con este vestido. También me acompañaba un niño, con estas características, pelo negro, corto, y moreno, pero él era menor, puede que él tuviera unos 5 años, yo en ese sueño tal vez tenía unos 7 años. Ninguno de los dos éramos familiares, tampoco teníamos familia, lo que hacíamos para conseguir algo de plata era llevando cosas ilegales (alguna droga) hacia casas y esperar a que nos dieran dinero para entregárselo a alguen y que este nos diera una parte. Sé que ese era nuestro trabajo, pero no recuerdo por qué es que alguen "nos" perseguía, solo me acuerdo que tenía miedo, pero lo "raro" es que la persona que "nos" perseguía, solo estaba detrás del niño. No me estaba buscando, pero el niño me decía "¿donde me escondo? ¿Qué hago?. Realmente no nos dio mucho tiempo para pensar, nos metimos a una casa que estaba hecha de barro y madera sin pintar, cada uno decidió esconderse en diferentes lugares, así que yo no sabía dónde estaba este niño, pero tampoco fui a buscarlo ya que en el lugar donde estaba escondida(un cuarto), estaba el tipo que "nos" estaba persiguiendo. Yo estaba debajo de una cama, él, no le contó mucho deducir cuales eran los lugares para esconderse uno, y me pudo encontrar, me agarró del pie y empezó a tirar de mi, cuando me sacó de bajo de la cama se impresionó ya que no era el niño que estaba buscando. Él dijo "oh....mmm... no es el niño, es una niña.." me dio más miedo ya que al decir esto, el me dio una sonrisa inhumana y muy asquerosa, recuerdo que como me tenía agarrada del pie colgando, mi vestido no me tapaba lo que trataba de esconder con mis manos, mi parte íntima, que estaba cubierta con una braga "blanca" que se notaba que ya necesitaba dejar de ser usada. El sueño, me dio a entender que él iba abusar de mi, el no me lo dijo, ni lo hizo, pero recuerdo haber tenido la sensación que iba ser violada por este hombre. Creo que si no me hubiera despertado, me hubiera violado.
Recuerdo, desperté un una sensación de que todo fue real, que si había alguen acechandome y preparándose para abusar de mi, cuando ya estuve menos impactada dije "wow, que feo sueño, ya es el tercero que voy teniendo" Insisto que nunca en mi vida han abusado de mi, nunca me han violado como para tener sueños un poco reales con esta temática.
Gracias por leer, espero que alguen que sepa de sueños pueda ver mi caso
submitted by Chingumena to u/Chingumena [link] [comments]


2020.05.09 22:16 iLikeYouAndOnlyYou Vacaciones de la cosa del pantano

Una cosa adolescentosa que escribí hace un montón de tiempo. Lo quiero poner aquí porque en teoría durará un poco más que las hojas de cuaderno en la que está escrito, aunque no sé por qué quiero preservarlo, es una mierda. Se supone que es gracioso.

Vacaciones de la Cosa del Pantano.

Soy el hijo del Big Bang, un descendiente directo del cáncer más caliente de todos. Una vez sentí ese calor, esa energía, ese plasma en mi cuerpo. Lo sentí en mi estómago, mientras dormía fantasías de vaginas y drogas en el asiento de atrás del carro de mis padres. A las 11 me desperté y vi por la ventana una pregunta a la que su respuesta aún me elude. ¿Cuántos hombres se necesitan para hacer feliz a una Whopper?
Me decidí al fin y avisé a mis padres que ya podían dejar el show, no tenían que seguir fingiendo. Ya lo sabía, los descubrí, son como los camarógrafos de un documental sobre mi vida, son marionetas, son figuritas de papel recortadas por Dios, o el demonio de Descartes, o quien sea la figura malévola que encontraba tanto gusto en verme ilusionado.
Mi madre lloró, mi hermano veía el suelo, y mi padre gritó que me callara. Me sentí como una mierda, no por hacerlos molestar, sino porque probaron que tenía más razón de la que yo quería. Son hologramas de carne y hueso simulando una vida distinta a la mía. Los descubrí.
Pero esto nunca pasó; primero, yo nunca sueño. Segundo, mi mamá no soportaría ni un segundo en un espacio tan pequeño con mi padre sin gritarle hasta que él salga corriendo como el cobarde que siempre ha sido. Tercero, siempre he sufrido de problemas estomacales. Yo no tengo una historia interesante que diga como descubrí mi absoluta soledad, y mi juego con mi creador, pero soy el único ser humano que puede contarte una historia, por obvias razonas.
Después de un año entre robots, sentí alivio. ¿Cómo es que te pueden hacer sentir así? Una niña me agarró mi mano sudada una vez, la primera de dos. Verdad o Reto fue la razón de mi primer beso. Ella está perdida, probablemente muerta, si es que se puede morir. Creo que soy afortunado, no quisiera que ese robot en particular sea el que terminara leyendo lo que escribo. ¿Cómo es que te pueden hacer sentir?
No es tan malo este lugar, después de todo. Hay un pensamiento que solo una mujer te puede hacer pensar, un veneno hermoso que lleva el plasma de tu estomago al resto de tu cuerpo, hace que el llanto suene como grillos, hace que las estrellas se vean de día, hace que en el verano haya frío y en el invierno calor. Es una mentira que te quieres creer tanto que se vuelve más mentira ¿Es esa la razón del programa que el universo pone a correr para mí?
Luego vi las chispas, el mal funcionamiento, las inconsistencias lógicas, los bucles infinitos. Me comenzaron a pedir que les diera cuerda, se repetían, y me daban pistas que escribían "sabemos que sabes". Era como darle un frío beso a tu almohada, excepto que lo haces en televisión, mientras Dios ve como te masturbas desde su sofá, riéndose de ti y lo patético que eres, haciéndote daño a través de sus marionetas para que aprendas.
...Un millón de años más tarde...
Uy, Sorry!... Ustedes no son robots. Ahora que me tomé el tiempo de aprender estadística, ya no puedo decir que no existen y creérmelo. No voy a convencer a nadie poniendo mi dedo en un mapamundi y afirmar que "nadie en Botsuana es un ser humano..."
Resulta que soy yo. Chicos, ustedes sí son las personas. Yo soy la otra cosa. Esto tiene mucho más sentido. Quizá haya nacido como un ser humano, pero ya no, y aunque mañana te diga lo contrario, yo soy el único responsable. No tengo esposa, no tengo perro, no tengo hogar, no tengo a quien echarle la culpa ni tengo nada que pueda decir que es hermoso, excepto durante este momento robado, que ha durado más de lo que esperaba. Por suerte, todo siempre vuelve a caer a donde pertenece, como en los sueños en donde vuelas y despiertas en tu cama. Cuando vuelva a mi mundo me aseguraré de devolver todo lo que les robé para restaurar el orden natural de las cosas.
Ya me lo habían dicho, no me preocupa tanto que me descubrieran tan rápido, sino que yo no les había entendido. Me lo habían dicho desde preescolar hasta ayer, y yo seguía mintiéndome, o quizá, honestamente no me había dado cuenta.
Yo estoy hecho de gelatina.
¿Cómo no me había percatado de esto? Soy viscoso y verde. No tengo forma definida. Nací en un pantano y crecí entre cocodrilos y sanguijuelas. Esto sí me preocupa, debo tener problemas de visión o peor. Me había visto en el espejo, me había hecho amigo de quienes me lo recordaban cada día, y aun así no me lo creía.
Lo recordé todo. Desde mi guarida bajo tierra visité este mundo de rayos de sol y algodón de azúcar buscando cosas bonitas que querer ser. Quería ser una persona esperando su vuelo en el aeropuerto, o una persona que llega tarde a clases de artes, o una persona sin más. A veces me acercaba mucho ustedes, para verlos bien, pero me han visto como soy, es patético ver como la cosa finge ser más que una cosa y a lo patético hay que hacerle daño, hasta que aprenda. Igual, estaré entre ustedes un rato más, hasta que se terminen mis vacaciones y tenga que volver a la oficina.
A veces ustedes dicen: "Cosa del Pantano, deberías intentar estar sola por un tiempito." Por favor, paren.
Es como decirle a un hombre de nieve que intente ser agua.
submitted by iLikeYouAndOnlyYou to u/iLikeYouAndOnlyYou [link] [comments]


2020.05.03 21:51 B44RU Es por esto que los MIMOS son mucho más terroríficos que los PAYASOS. Historia original de Mandahrk (TRADUCIDO)

Es por esto que los MIMOS son mucho más terroríficos que los PAYASOS. Historia original de Mandahrk (TRADUCIDO)
Historia original de u/Mandahrkhttps://n9.cl/idwg
Dejo vídeo a Youtube por si les da paja leer ➤ https://youtu.be/sfz0QvDJ8tg
Desde que tengo memoria, mi padre ha tenido irracionalmente miedo a los mimos. Lo he visto reducido a un lío sudoroso y tembloroso al verlos. Nadie sabía por qué esto era así, ya que siempre lo ignoraba enojado cada vez que lo interrogaban y fingía que no lo afectaban en absoluto.

Si bien esto se había convertido en una broma corriente en la familia, siempre tuve curiosidad acerca de la razón detrás de esta extraña peculiaridad suya. Bueno, esta Navidad finalmente conseguí hacerlo hablar después de llenar su estómago con abundantes cantidades de pastel y vino, y me contó su historia, casi palabra por palabra...

¿Realmente quieres publicar esto en internet? Suena extremadamente increíble, así que no te sorprendas si te acusan de inventar todo esto, ¿de acuerdo? Dios, ¿por dónde empiezo?

Entonces, sabes que vine a este país a principios de los 90, ¿verdad? Pasaron un par de años antes de conocer y casarme con tu madre. Los tiempos eran difíciles para alguien como yo en aquel entonces, tuve que trabajar en dos empleos a la vez solo para poner comida en la mesa y tener un techo sobre mi cabeza. Incluso entonces, todo lo que podía permitirme era el apartamento más ruidoso de ese viejo y decrépito edificio en un barrio infestado de crimen. Era tan malo que no podías dormir bien sin escuchar al menos un disparo cada noche. Solo un lugar mohoso y desmoronado para vivir.

Ahora mi segundo trabajo era básicamente un fin de semana en el que trabajaba como barman en el club de striptease local. Se llamaba The Rear End. Era basura, y no es algo de lo que me sienta particularmente orgulloso, pero trabajar en un club nocturno es mejor que dormir en las calles, puedo asegurarte eso.

No quiero que tu madre se entere de eso, asi que simplemente no hablemos de esa parte de mi vida. No me mires así, esas mujeres fueron algunas de las personas más valientes y honorables que he conocido.

De todos modos, mi trabajo significaba que regresaría a mi apartamento tarde, quiero decir 2 o 3 de la madrugada. Necesito que entiendas lo tarde que solían ser esas noches, para que realmente puedas apreciar cuán extraño fue lo que vi en el ascensor ese día.

Era un sábado por la noche, lo recuerdo bien. Estaba exhausto y solo quería volver a mi habitación lo más rápido posible. Entré en mi edificio, subí pesadamente al elevador y vi a un maldito mimo esperándome allí, ya sabes, maquillaje, cara blanca, labios rojo sangre, camisa a rayas, todo el asunto. Estaba sosteniendo una cuerda atada a un globo en una mano y saludando con la otra a algo en la distancia con esta sonrisa extraña y sin vida plasmada en su rostro. Y su mano tampoco se movía naturalmente, tenía esta extraña cualidad robótica, como si fuera algo mecánico, ¿sabes? Sacudió su mano, izquierda, derecha, izquierda, derecha, solo sonriendo a algo lejos en la distancia detrás de mí con estos ojos abiertos y sin parpadear.
Oh sí, absolutamente solo había una pared detrás de mí. Nada más, que eso lo hizo tan espeluznante. Quiero decir, he visto todo tipo de mierda extraña en este país, pero nada estuvo cerca de ver un mimo en el elevador de mi edificio de apartamentos a las 3:30 de la madrugada. No hace falta decir que estaba completamente asustado y decidí subir las escaleras a mi apartamento en el noveno piso. En realidad no tenía este gordo estomago en ese entonces, estaba en buena forma, por lo que subir las escaleras, aunque agotador, no era imposible. A veces incluso subía y bajaba esas escaleras, solo para hacer ejercicio. Supongo que lo que estoy tratando de decir es que no me preocupaba subir hasta el noveno piso, por lo que tomar la decisión de usar las escaleras no fue muy difícil.

Creo que había llegado al 4° o 5° piso cuando noté que algo se movía por el rabillo de mi ojo. Me detuve, me di la vuelta, y allí estaba él, subiendo las escaleras un par de pisos debajo de mí. ¿Alguna vez has visto esas viejas películas mudas? ¿Alguna vez has visto a un personaje caminar de puntillas de manera exagerada cuando intentan hacer evidente lo importante que es el silencio? Así es como caminaba, con las manos frente a él y trepando con estas zancadas tremendamente largas, saltando sobre varios escalones a la vez, solo usando las puntas de los dedos de los pies para levantarse.
Se congeló cuando lo vi, a mitad de camino, como una estatua con una pierna suspendida en el aire mientras permanecía precariamente. Esperaba que se volcara y cayera hacia atrás en cualquier momento, pero no se movió ni una pulgada. Era como si se hubiera convertido en piedra. Tenía esa extraña expresión en su rostro, casi como cuando a un niño mamá le sorprende robando las galletas de nuevo, y sus ojos se movieron rápidamente, negándose a reconocer mi presencia. Estaba tan cerca de perder mi mierda, pero me puse nervioso y hablé.

"Hombre. Ya basta". Me reí nerviosamente. "Me tienes hombre. Esta mierda es hilarante".

Esto me lo dije más a mí mismo que a él, para pensar que no era más que una broma, o una actuación de práctica o algo así, ya sabes.

"No tengo dinero, hombre". Añadí. "Soy muy pobre. Entonces, eh ... Puedes detenerte ahora".

Con eso, aceleré y comencé a correr escaleras arriba. Se me heló la sangre cuando lo escuché comenzar a moverse de nuevo, mucho, mucho más rápido esta vez, pero exactamente con el mismo movimiento. Miré detrás de mí otra vez. Mierda. Estaba solo un piso debajo de mí, nuevamente se habia detenido en esta mierda de estatua viviente. Pero él estaba tan cerca de mí esta vez que podía ver el blanco de sus ojos mientras miraba a lo lejos.

Fue muy extraño. Ni siquiera sabía si todo esto era malicioso o no, ¿sabes? ¿Estaba este mimo tratando de lastimarme? Creo que saber que era un loco psicópata habría facilitado el trato. ¿Pero esto? Fue irracional. El miedo que sentía era insoportable, sacudiéndome hasta la espina.

Le grité.

"¿Qué mierda quieres?" Grité a toda velocidad, sin importarme quién se despertara, no, en realidad esperando que alguien lo hiciera.
"Déjame solo gilipollas. ¡A la mierda!"

Su expresión cambió instantáneamente ante eso. Parecía ... triste casi, pero era terriblemente falso, como si estuviera haciendo un espectáculo. Se le cayó la cara y levantó la mano para limpiarse una lágrima inexistente. Vi en aturdido silencio mientras él procedía a subir la barandilla de las escaleras y saltar antes de que pudiera abrir la boca.

Grité y rápidamente me incliné sobre las escaleras para ver qué diablos pasó. Estaba tumbado en el suelo, seis pisos más abajo, las extremidades retorcidas en ángulos extraños y acostado en un charco de sangre.

Debo haber pasado casi un minuto solo mirando su cuerpo sin vida, preguntándome qué demonios acaba de pasar. En el fondo de mi mente, sabía que tenía que llamar a la policía o algo así, pero estaba demasiado conmocionado como para moverme. Fue una sensación de hormigueo en mi columna que me trajo de vuelta a la realidad. Esta extraña sensación de ser observado, como miles de hormigas corriendo por tu espalda.
Miré hacia las escaleras encima de mí y no bromeo hijo, allí estaba, ese maldito mimo, mirando su propio cadáver con esta expresión de sorpresa en su rostro. Estaba sosteniendo sus mejillas como esa pintura de 'grito' y su boca se había abierto con los ojos amenazando con salir de sus cuencas. Su cara estaba a solo centímetros de la mía, y, en verdad, casi me orino en los pantalones.

¿Ves mis manos ahora? ¿Ves cómo están temblando, solo pensando en esa noche? Imagina cuán aterrorizado debí haber estado en aquel entonces. Mi cuerpo acababa de apagarse, negándose a moverse, y los dos estábamos parados allí, como estatuas, como una jodida instalación de arte viviente.

Él fue quien se movió. Después de aproximadamente medio minuto de estar completamente quieto, sus ojos se movieron y finalmente se encontraron con los míos por primera vez esa noche. Un escalofrío recorrió mi columna vertebral mientras miraba esos pozos profundos de la nada, pero el hechizo se rompió y pude mover mi cuerpo nuevamente. Tropecé y caí hacia atrás, pero rápidamente me puse de pie y corrí. Y seguí corriendo hasta que salí del edificio, sin atreverme a mirar si aún me seguía y haciendo todo lo posible para mantenerme alejado del cuerpo tendido en la planta baja.
Estuve despierto toda la noche, tomando un café en la primera cafetería que se abrió al amanecer. Llamé anónimamente a la policía desde un teléfono público por la mañana y, por supuesto, no había ningún cuerpo en el edificio cuando la policía apareció más tarde. No soy un hombre muy religioso, pero sabía que esa mierda no era algo que la lógica pudiera explicar. Durante la semana siguiente me mantuve alejado de mi apartamento tanto como pude, solo fui a ducharme y a cambiarme de ropa, pasé las noches en casa de mis amigos después de poner las excusas más débiles imaginables.

No. No se lo dije a nadie. ¿Estas loco? ¿Quién me creería? Y no, no habían camaras en ese edificio.

La pobreza es jodidamente cruel, hijo. Ya no podía imponerme a mis amigos y no quería ir al refugio para personas sin hogar, así que decidí volver a dormir en mi departamento. Traté de engañarme y pensar que lo que había experimentado no era real, que lo había soñado todo. Como si todo fuera solo una alucinación. Pero en lo profundo de mí, sabía que era real. Todo ello. Y que probablemente volvería a suceder.
Una sensación de tremendo temor me invadió cuando me paré afuera de mi edificio 8 noches después de que me topé con ese mimo. De nuevo era bastante tarde, casi al mismo tiempo cuando me topé con él la última vez. Con el corazón encogido, caminé penosamente hacia el elevador, tratando de evitar pensar en el miedo y apretando mi corazón. Ni siquiera podía mirar el lugar donde había caído y elegí alejarme de él.

El elevador se abrió con un ruido suave y solté un suspiro de alivio al ver que estaba vacío.

¿Por qué no solo tomé las escaleras? Joder, no. Demasiado trauma asociado con ese lugar. Es mejor estar apretado dentro de un elevador de rápido movimiento que arriesgarse a subir las escaleras y encontrarse con el mimo suicida del infierno.

Creo que debería estar agradecido de que mi viaje en ascensor fuera pacífico. No creo que hubiera sobrevivido si él hubiera aparecido allí. Un ataque al corazón me habría matado mucho antes de que él pudiera cortarme la cabeza o algo así, no lo sé.

Jugueteé con mis llaves, pero rápidamente entré y cerré la puerta detrás de mí. Quitándome los zapatos, corrí inmediatamente hacia la comodidad de mi manta y me acurruqué allí, tratando de conciliar el sueño, pero me mantuve despierto como un maldito búho.

Entonces este apartamento era bastante pequeño, ¿verdad? Solo dos habitaciones, excluyendo el baño. Para que pueda escuchar lo que esté sucediendo en cualquier rincón del piso. ¿Entiendes a donde voy con esto?

No. No estaba en la casa, pero estaba fuera de ella. Escuché algo crujir afuera de mi puerta principal e instintivamente supe que era él. Al principio pensé que me quedaría allí en mi cama, pero el susurro no se detuvo. El miedo seguía creciendo dentro de mí, y se estaba volviendo insoportable quedarse allí. Mi corazón latía tan rápido que temía que saliera de mi boca.

A la mierda, me susurré a mí mismo y me levanté para investigar. Golpeé mi dedo del pie contra la cama y grité, con los sonidos del exterior cesando casi al instante. Después de controlar el dolor, caminé hacia la puerta, tan suavemente como pude, y miré a través de la mirilla.
Ahogué un lamento cuando mis temores fueron confirmados. Allí estaba él, ese maldito mimo, de espaldas a la pared frente a mí, atento, como un maldito cadete del ejército. Creo que debe haber sentido que lo observaba, porque tan pronto como miré a través de la mirilla, se inclinó hacia adelante, de modo que la parte superior de su cuerpo estaba casi paralela al piso. Sus labios rojos como la sangre se estiraron en esta sonrisa viciosa y comenzó a mirarme directamente.

No sé cómo, pero de alguna manera me estaba mirando directamente. No, él no estaba en ninguna parte cerca de la mirilla, así que no sé cómo, pero sabía que me estaba mirando. Sentí sus ojos perforar mi alma, burlándose de mí, haciéndome saber que estaba jugando conmigo y que podía matarme cuando quisiera.

Acercó las palmas a los lados de la cara, abrió la boca y comenzó a chasquear la lengua. Excepto que nunca escuché el clic. Lo que escuché fue un golpe, y mi puerta comenzó a temblar.

Toc, toc, toc.
Me caí de miedo. Sabes, él no estaba cerca de la puerta, pero todavía golpeaba. No sé qué demonios estaba pasando, pero sabía que no podía quedarme allí ni por un segundo. Salí de mi ventana y comencé a descender usando las escaleras de hierro de salida de emergencia unidas al costado del edificio.

Escuché algo increíblemente grande y fuerte golpear contra la puerta de mi casa cuando comencé a bajar esa desvencijada escalera de hierro. Mi puerta cedió con un crujido dolorosamente fuerte y casi me caigo.

¿Por qué nadie salió a comprobar qué estaba pasando? Bueno, la mayoría de las personas se preocupaban por sus propios asuntos. Las invasiones de casas, los asesinatos, los tratos de drogas salieron mal, podría ser jodidamente cualquier cosa. No necesariamente algo demoníaco.

En un momento en mi camino hacia abajo, consideré simplemente saltar y terminar con mi vida, estaba tan aterrorizado. Pero sacudí la cabeza y seguí luchando por mi supervivencia.
Pronto fui libre. Estaba fuera de ese edificio infernal y jadeaba y recuperaba el aliento en las calles de abajo. Volví a mirar hacia donde estaba mi departamento y lo vi por última vez en mi vida.

Estaba parado en la barandilla de las escaleras de emergencia, justo afuera de mi habitación, sin ninguna preocupación en el mundo. No sé cómo diablos se equilibró con esa cosa, pero se quedó allí, mirándome con esa jodida sonrisa en su rostro. Teatralmente levantó las manos y aplaudió.

Vi en silencio aterrorizado como una por una, las luces en todos los apartamentos comenzaron a encenderse. Él estaba allí, en cada maldito apartamento en las ventanas que podía ver. Era él. Jesús, estaba actuando, si eso tiene algún sentido. En una casa imitaba beber té, en otra haciendo malabares con bolas invisibles,una vista jodida por decir lo menos.

Pero el original continuó mirándome y luego, con otro aplauso, apagó todas las luces del edificio y desapareció, dejándome temblando en la oscuridad.
"Jesús, jodido Cristo, papá". Susurré. "¿Eso realmente sucedió?"

"Eso depende de ti creerlo." Respondió. "Sé lo que vi".

"Entonces, ¿volviste allí de nuevo?" Pregunté.

Sacudió la cabeza con furia. "Nunca en la noche. Nunca jamás. Me mudé tan pronto como encontré otro lugar".

"¿Qué pasó con ese edificio?"

Él suspiró. "Aveces pasaba solo para verlo; finalmente el propietario tenía que venderlo a un constructor. Simplemente ya no era rentable; hubo un montón de suicidios allí, como 2-3 cada año durante media década. Mal augurio en todas partes. El nuevo propietario lo derribó y construyó un centro comercial allí "

"¿Un centro comercial? ¿Cuál?" Pregunte. Me miró sin comprender.

"No quieres decir ..." Mi sangre se congeló cuando lo comprendí. "Pero ... ¡Tienen una actuación de mimo en el anfiteatro allí cada mes!"

Él asintió.
-----------------------------
Historía traducida de ''This is why Mimes are much more terrifying than Clowns''https://n9.cl/idwg con el permiso de u/Mandahrk
Dejo vídeo a Youtube por si les da paja leer ➤ https://youtu.be/sfz0QvDJ8tg

https://preview.redd.it/b3sdx4k5afx41.jpg?width=1280&format=pjpg&auto=webp&s=e60422a194e4b57b13c10393133f9df18133764c
submitted by B44RU to nosleepenespanol [link] [comments]


2020.04.27 03:16 allianceMcloud Una Buena Solución [O]

He recopilado un par de historias que me han contado mis amigos sobre la pandemia, espero sea de su agrado.
El primer relato le llego por correo a mi amigo hace un par de días.
Aprender a escribir y a leer por mi propia cuenta fue más sencillo de lo que ha sido sobrevivir en este mundo, en esta ciudad en medio de la nada, sin internet, computadoras y con solo un par de cabinas telefónicas, de las cuales una ya ha sido destruida por los borrachos del pueblo. Ahora que lo pienso, no me sorprende que hayamos llegado a esto. Con los últimos 5 pesos que tengo envió esta carta pidiendo ayuda, mi nombre es Mariel, tengo 12 años, vivo en Cuxulja, el camión de la Coca ya no viene, tenemos que caminar kilómetros para conseguir agua fresca, mis papas dicen que es peligroso tomar por un bicho, un tal coléra y por los bandidos que asechan, las vacas se nos mueren, los plantíos se echan a perder y mi papa está muy enfermo, por favor señor presidente ayúdenos.
Hace apenas dos meses que llegaron las noticias, todos los viernes nos juntamos en la plaza cercana a la iglesia, los niños corremos emocionados con unos pesitos ahorrados porque sabemos que llega el camión de la coca, la bimbo y hasta el señor de los helados. En cambio, los papas y abuelos se juntan para hablar y saber que pasa en los pueblos cercanos, que noticias hay en Tustla y uno que otro se sube al camión para ir a ciudades más grandes y buscar trabajo, como mi hermano que apenas cumplió los 18, un señor vino y le ofreció trabajar en su planta, haya en Tustla, hace mucho que mis papas se acercan a Don Serafín, el conductor de la coca, para preguntarle sobre Jesús pero él no nos dice nada. El problema es que ese viernes a diferencia de los otros, solo llego el camión de Don Serafín. Bajo de su camión y estaba palido, pensé que estaba enfermo incluso, gente grito pidiendo agua, Don Serafín la acepto con gusto y antes de decir cualquier palabra abrió la caja de su camión, solo traía una reja, apenas 12 cocas de a litro y 12 de agua.
“Lo lamento hermanos, lamentablemente soy portador de malas noticias” dijo, “una enfermedad ha llegado a Tustla y nos han pedido que nos quedemos en casa y han recortado los trayectos, como ahora a ustedes les conté a las demás comunidades y pus agarraron más de lo que debían, me golpearon, me agredieron, me robaron y poco pude traerles, por favor no desesperen vendremos cada 2 semanas, yo y los demás camiones, intentaremos hacer lo mejor posible, se los prometo”.
Mis papas estaban bien preocupados, Arturito, un amigo y vecino mío, preguntó por el de los helados y su papa le soltó un zapé. Había un silencio horrible, escuche como algunas mujeres lloraron, las piernas de mi mami temblaban y de repente, un señor gritando pregunto “¿Qué enfermeda? Don Serafín dijo que no sabía pero que era mortal y que afecto a todo el mundo. Saco un Periódico y se lo dio a uno de los señores que había acabado la preparatoria en Tustla para que lo leyera.
“Escúchenme todos”, dijo, “Por decreto presidencial, la población deberá permanecer en sus casas, la situación no es fácil, un virus, un corona virus, está afectando al mundo y ha matado a miles en Europa, en estados unidos y por fin ha llegado a México. Hay que tener cuidado, se han reportado varios casos y se transmite por el contacto persona a persona.”
Todos empezaron a mirarse, otro señor grito: “¿Dice algo más?” el señor que sabía leer, se quedó callado, dijo, “solo dice que se espera que se saturen los hospitales, que el contagio sea masivo y que muchas personas mueran, fuera de eso lo demás no es de relevancia”. Un par de abuelitas se hincaron y se pusieron a rezar. Don Serafín sacó su mercancía, se despidió de todos y dijo que vendría pronto.
Al día siguiente vino el de la Bimbo, no se detuvo más de 5 minutos, porque no traía pan, en vez les dio aventón a un grupo de jóvenes que habían estado trabajando en Tustla y los patrones los habían regresado a casa por el virus y por disque algunos recortes. Algunos venían felices, pero no todos, algunos estaban enfermos, tosían, estornudaban y tenían ojos rojos, uno de ellos era el hermano mayor de Arturito. Como no sabíamos que llegarían nadie los recibió pero desde las ventanas vimos cómo algunos corrían y otros caminaban a su casa.
El error fue que lo celebramos, las familias estaban felices porque hacía tiempo no los veían, hicieron fiesta, sacaron comida, bebidas, nos juntamos todos. Mis papas preguntaron por mi hermano, pero al parecer, al igual que otros había enfermado y lo llevaron a un hospital.
Dos semanas después encontraron el primer cadáver frente a la iglesia era la abuelita de una compañera, la enterraron, le hicieron un funeral y fue todo el pueblo, pues era respetada y conocida por su buena fe. Después de ese día todo se vino abajo, muchos enfermaron, los jóvenes que habían llegado de Tustla, les dio calentura, a los ancianos se les escuchaba por las noches gritar y maldecir, yo estaba muy asustada y dormía con mis padres. Llego el viernes prometido y me di cuenta que la mitad de los niños habían salido o incluso tal vez menos, creo que éramos como 12, esperamos los camiones junto con algunos adultos pero no llego nadie, ni la coca, ni el de bimbo, absolutamente nadie.
Empezamos a preocuparnos por el agua, solía ir con mi madre al arroyo, mientras mi padre trabajaba el campo y alimentaba a los animales. Camino al riachuelo vi que Carlos, el mejor amigo de mi hermano, y a otros jóvenes, no se veían bien, no me saludo. Poco después escuche que ellos ahora cobraban paso para el arroyo y si no le pagabas te golpeaban, así que mi padre le pidió a mi madre que ya no fuera, que podríamos empezar a usar el agua que habíamos comprado y almacenado. Esa noche fue terrible, escuchamos disparos, gente gritando, pidiendo ayuda, mire a mi papa, me preguntaba si haría algo, pero solo saco su revólver y se sentó frente a la puerta, creo que no durmió ese día.
Nos empezamos a quedar sin animales que comer, después nos enteramos del tal bicho que enfermaba a las personas, al parecer no éramos la única familia que nos estábamos quedando sin opciones, ya que en la tarde llego el compare de mi papá y lo invito a una junta o reunión esa noche, disque verían como arreglar lo del arroyo y la falta de comida.
Mi papa regresó, mi mamá le preguntó que como le había ido, él no le contesto y pronto entendería porqué. Esa noche no me costó trabajo quedarme dormida, creí que los adultos lo habían logrado y que ahora todo sería bueno de nuevo, así que me fue fácil dormir, sin embargo a la mitad de la noche me despertó mi papa, me tapo la boca y me dijo que lo siguiera, le pregunte que a dónde íbamos, qué hacíamos, pero no me contesto, solo me decía que me callara. Estaba muy nerviosa y tenía mucho frio, había olvidado mi chal en la casa; después de caminar un rato llegamos a la iglesia, me dijo que ahí me quedara, que ahí nadie me buscaría, le pedí que me explicara, pero no hizo nada más que decirme que vendría el padre y que tenía que seguirlo, que donde el padre me dejara no me moviera, que no llorará y que esperará a mañana.
Como dijo mi papá, llego Don Armando el cura del pueblo y me dijo que la siguiera, ese hombre me daba mucho miedo, era muy viejo y enojón. No quise hacerlo enojar y lo seguí, me llevo a su cuarto y me dijo que me metiera debajo de la cama, que él se quedaría leyendo en el estudio pero que yo me quedara abajo y no hiciera ningún ruido. Espantadísima me metí debajo de la cama y espere, hasta que el sueño me ganó y me quede dormida.
Me desperté, ya era de día, todo estaba callado y no sabía si debía salir o no, pero recordé las palabras de mi papá y me espere. Creo que fueron solo unos minutos o habrán sido un par de horas cuando vi que abrían la puerta del cuarto, vi unos zapatos que no eran de mi papá, tenían manchas de sangre fresca, así que decidí no salir, escuché como empezaron a mover algunas cosas y romper otras. De repente más pasos se acercaron y escuche a un hombre que lloraba, era el cura, lo aventaron al piso de su cuarto y pude verlo, estaba lleno de sangre y moreteado, lo habían golpeado. Un hombre gritaba “donde están, a cuantos más ocultas o nos dices y te perdonamos la vida o no nos dices, te matamos y a ti también te comemos.” En ese momento nuestros ojos se cruzaron y empecé a llorar, abrió la boca y pensé que me delataría pero en vez dijo: “ya te dije, esos cuatro eran todos”, el hombre empezó a reír y dijo “dijiste lo mismo cuando era uno y cuando fueron dos y cuando fueron tres”. Lo levantaron, se lo llevaron, todos salieron, estaba a punto de salir y escuche un trueno, que después entendí había sido un disparo.
No podía parar de llorar y no sabía qué hacer, no sabía si mi padre regresaría, entonces salí del cuarto, crucé la ventana y fui a mi casa, intentando que nadie me viera. Cuando llegue me percaté que habían tirado la puerta y había sangre en la entrada. Camine y escuchaba a alguien llorar, era mi madre que sujetaba a mi padre, le habían disparado. Me preguntó “¿Qué haces aquí? Vete antes de que regresen, huye amor, huye”. Lo entendí, la manera de resolver la hambruna, la falta de comida, era comiéndose a los más indefensos. Mi madre me dio dinero y corrí como nunca antes lo hice, sin ver atrás y sin saber a dónde iba. Llegué finalmente a Ocosingo y aquí empecé a escribir, esto está pasando, usted dijo que nos ayudaría, estamos solos y nos están comiendo, señor presidente, sé que tiene mucho en manos, pero no nos abandone, ayúdenos.
submitted by allianceMcloud to nosleepenespanol [link] [comments]


2020.04.26 06:04 DanteNathanael Sal de Amanecer - Parte 1: Capítulo I.1

Así termina el día: el reloj da la última hora sobre su circunferencia y reinicia, pero él, reflejado en el centro, lo único que puede ver es cuánto tiempo ha perdido.
Detrás del vidrio circular, vector mayor y menor del tiempo apuntan rectos hacía el opaco cielo. Desfigurados claustros posthervoreos avanzan lentamente en fila bajo la fría atmosfera de las ultimas suelas anuales de Leo. En las sonrisas de luna que logran aparecer de vez en cuando entre las grietas de la troposfera, se puede oler el petricor proveniente de la naciente Aura, cortesía de la recién bautizada Katia, vanidosa hija del vórtice tropical buscando la manera de tragarse en sus cabellos efluentes la luz del Sol, para escupirla fría, difuminada y obscura—Coyolxauhqui en el reino de Tonatiuh, imponiendo desde el ojo de su vientre atmosferas extranjeras con apocalipsis en mente, despertadores para los oxidados engranajes del mecanismo tectónico.
Debajo de todo, por fin arriba, él espera . . . no hay nada, ni tampoco ha llegado a su cuerpo. Cierra los ojos por pequeños lapsos que culminan en un esfuerzo por mantenerse despierto cambiando de posición, solamente para cerrarlos otra vez y hacerlo de nuevo. La noche cae en el horizonte lentamente, el invisible manto de estrellas moviéndose silenciosa mientras los sifones oculares, pupilas negro esterlino, llevan esa luz que hace posible verlos al reino de la inconsciencia, la promesa de vida progresivamente desvaneciéndose estrella a estrella, bulbo a bulbo, interruptor a interruptor. La cantidad de silencios a su alrededor crecen, los pasos del Sueño cada vez más audibles juntos con las campanitas llenas de almas chocando entre si paso a paso . . . el deseo de pertenecer a ellos aumenta, pero el brillo cuadrangular pide un poco mas de compañía. Y con un largo bostezo Somnolencia llega, y con ella . . .
. . . llega un bólido balido expulsado del interior de alguna casa vecina, atraído por la fina influencia de sus oídos. Refunfuña tal Caguamo, meneando la cabeza exhalando frustración en torrentes sincopados a las flautas tocadas por el viento entre árboles, edificios y telarañas de cobré y PVC. Deseando reanudar su ritual con ella, quién ya ha vuelto a la seguridad de las sombras, sin saber a estas alturas de su vida una manera constante de atraerla de nuevo cuando quisiera, y sin una vibración reciente en su mano, comienza a platicar con Caguamo, como ya es costumbre, que lo espera, con un poco de frío, en la base de la plegable escalera de aluminio que uso para subir a la azotea.
"¿Qué piensas de las ovejas, 'Wamo?"
"¡Aarf! Ggrarf, arf aarf raff . . . Raf."
"Claro, si son deliciosas, ¿pero alguna vez has visto una?—viva, no en carnitas, digo—no te parecen un tanto, no sé, ¿estúpidas? ¿inocentes?"
Caguamo levanta su rostro confundido, pequeños aglomerados de hielo hay en sus bigotes, hacia su dirección. No había comentado nada sobre su sabor . . . pero claro que lo amaba. El olor característico de un domingo, con todo y sus meteorológicos tintes religiosos, volviendo el aire más pesado, difractando la luz en un espectro más cálido, colores para algunos hogareño, que llenaría sus corazones de calor con tan solo recordarlos, pero para otros el más simple y doloroso indicador de su soledad. . . . Para nada. Caguamo compartía con su compatriota humano el dolor auditivo que era aquella nueva inquilina, con la furia propia de un chihuahua.
Dentro de las sombras, el panorama cae. Los antenados, cableados y apilados bloques negros del horizonte pronto y lejano, melenas construidas de borrosos aluzamientos y brillantes bocas poligonales adornando las caras de planas obscuridades, caen hacia arriba, inversa gravedad circadiana del profundo y fluido negro que ella ha derramado con un beso entre la superficie de sus ojos y el anverso de sus párpados. Al chocar con las magmoides nubes prekatianas liberan paquetes electromagnéticos atrapados en altas estacas de acero, vibrando al llegar a su celular, movimiento periódico que quizás no en fuerza, pero si en ritmo, es indistinguible del rebote asiento-trasero del puñado de pasajeros sentados en el metro. Todos, despiertos o no, recorren alabeadas e invisibles guías al destino de siempre . . . ¿Por qué habrían de dudarlo? En la ceguera impuesta por la subterraneidad (que dos días antes había celebrado su cuadragésimo octavo cumpleaños) las sensibilidades autogeolocalizadoras necesarias para notar que efectivamente, así como al dormir, flotando en los vientres del Sueño, el rumbo, el final, habían cambiado bruscamente por capricho de Alea, eran inmensamente escasas. Dormidos a la mitad, tan cerca y tan lejos de descansar en paz, frunciendo seños, formando sonrisas, asfixiándose a efecto retardado es su apilación horizontal, son llevados a un lugar que reconocen como el mismo, pero que no podría estar más lejos de serlo.
Las ofrendas de todos los alabastrones presentes se alzan hacía los ventiladores negros.. El sonido generado por el vórtice es solamente audible cuando el metro se paraliza en miedo, junto con todos adentro. Buscan quedarse callados, el más mínimo sonido puede ser malinterpretado. La respiración disminuye, las lenguas paran de moverse en sus cavidades bucales, los audífonos empiezan a susurrar, aquella comezón debe de esperar . . . ¿esa luz estaba parpadeando cuando subí? La obscuridad del túnel empieza a multiplicarse, extendiendo su cuerpo en contra de las ventanas, crujiendo, vibrando . . . nadie parece notarlo, pero, pero, lo oyen, ¿no? Cada vez todo se hace más fuerte. . . . Es . . . no no, solo es el reflejo de sus audífonos en la ventana. Ja. Juré que era un rostro afuera de la ventana . . . está dentro, ¿no? ammm, no . . . algo definitivamente se acerca . . . viene de muy lejos, corriendo por el túnel, trayendolo consigo . . . si, los oigo, oigo sus dientes castañeando de hambre, deletreando mi nombre en sus estómagos. . . . Aquí vienen. . . . Un gran borrón naranja pasa hecho la Mocha por las ventanas, silbando crujiendo, cientos de siluetas difuminadas entre si derritiéndose por la velocidad en la obscuridad de su anonimato . . . nada fuera de lo usual. Mira todo pasar, suspirando en alivio. Vuelve a cerrar los ojos. Por lo menos hasta que oye el rechinido de los frenos. Cara a cara, no se atreve ni a ver los reflejos que piden un poquito de sus ojos, una mordida visual, un grito inaudible clamando por digestión cerebral . . . siente que algo se abre paso sobre el mar capilar, sale por la ventana y aterriza en el techo con un estrudendo. Lo único que puede oír es el ventilador succionando sobre al aire que exhala pesadamente. Sudor empieza a ser secretado, el calor aumenta hasta que algo sobre ella empieza a decir, un susurro encantador, un gran siseo, mientras todo yace unánime y petrificado, "Si recuerdas qué es la luz al final del túnel, ¿no?" Ella no responde. "Parece que no . . . que lástima, pensé que lo recordabas." Trata de alertar alguien, pero todo está hecho piedra, incluso ella, de la cabeza para abajo, su miedo y eso lo único con aparente permiso de moverse. "Aura, Aura . . . la luz al final del túnel es otro tren . . . la luz al final del túnel—" Por fin logra alzar la cabezs, sumida en miedo, sudor y desesperación, en el momento exacto para ver cómo el ventilador ya no está girando, y entre la rejilla desciende rápido como la Miseria, "—s o y y o."
Al fondo del vagón, visibles a través de un infrecuente valle de espaldas, dos hombres se saludan con los puños, uno de ellos silbando la melodía de Mi destino fue quererte. Sin soltarse, el otro, vestido de azul, mangas arrugadas y recogidas hasta el codo, revelando un reloj en cada muñeca, empieza a cantar “. . . maldigo al amor.” Sus manos empiezan a bailar en el reducido espacio que tienen. Muchos empiezan a sentirse incomodos, no están acostumbrados a ver la felicidad nacer de la nada. Un muchacho empieza a sonreír con ellos mientras que en los altavoces se les da los buenos días a todos con información sobre la estación que se aproxima. Sí, sí, nunca debes de olvidar sonreír. . . . Parece que él pensaba lo mismo hasta que entre gritos inesperados, Aura despierta del trance y logra ver en su cara una mueca para que la tierra se lo tragase, tirando la pequeña sonrisa que había logrado extraer de su interior al aire, el ventilador succionándola . . . pero la tierra ya se los había tragado a todos: el roce de su pene contra las nalgas de un señor habían despertado las fantasías reprimidas de su juventud, liberando a manera de supresión insultos y movimientos para mentarle la madre:
“Para pendejo no se estudia.”
“¿Lo dice por experiencia?”
Pero el peso del Amanecer hunde su rostro y su vigilia de nuevo entre cientos de suaves pelos sintéticos, propios de su almohada—afelpada chaqueta color cobertor, modelo hombro, con olor a suavizante y perfume—dejándola salir seis estaciones después de la planeada. Su destino es la escuela, la maldita escuela.
“¿Si pasaste?”
“Si, y no gracias a ti, maldito ‘storbo,” corriendo a las escaleras, 4 pasos por cada paso de persona normal.
Ring-ring. Extraída de la cama, Alán expide una serie de bostezos indivisibles. Coloca su desnudo pie izquierdo sobre la fría gravedad, espera un segundo, y descansa el derecho sobre la rejilla del compañero delantero. Con una mano silencia la desesperada alarma, con la otra vierte tinta negra de su pluma en símbolos latinos, pigmentos diluidos formando cadenas que denotan en claro-obscuro las ideas recibidas sobre el papel adiestrado. Las lagañas que bordean sus ojos se extienden en trenzas segmentadas hasta la tenue cuadrícula azul con fondo blanco, medio centímetro cuadrado de blancura, treinta y seis por cuarenta y nueve cuadritos, más bordes—blanco como el de su pijama, procediendo a quitársela con sonambulico fervor: primero la camisa, revelando la falta de ropa interior superior, enseguida los pantalones, dejando como huella de su presencia un patrón pintado en carne viva, montañas en contracara a las presentes en el elástico que lo mantenía adherido a su cintura. Todo cayendo a la misma velocidad. Al pasar a la siguiente página, esquina superior derecha, continua cepillándose los dientes, arriba-abajo, escribiendo izquierda-derecha, palabra tras palabra, deslizando sus ya calcetados pies dentro de un cómodo calzado sucio. Primero izquierdo, cruz, orejitas, nudo iniciando por la derecha, otro nudo más, después derecho, lo mismo. Seguridad, firmeza, libertad, alas para volar hechas de nilón y algodón. Finalmente ha acabado, la clase ha terminado y todos podemos relajarnos hasta que arribe otro metro atrasado, trayendo el clima del túnel, los vientos estacionarios presentes en la obscuridad llenando las arcas del andén, aventados a treinta kilómetros por hora más su velocidad natural. Variable. Demasiado variable. Cierra los ojos, no quieres que nadie entre en ellos, no quieres que nadie vea lo que hay en ellos.
“¿Por qué siempre llegan tarde?" Y al verlas tomadas de la mano, Alán añade "—¿y juntas?”
Un par de huh's desentonados y unísonos, lagrimitas de bostezo saliendo de los ojos de Kessandra y la anillada por Insomnio mirada perdida de Aura le responden.
Se toman de las manos en la forma particular de "hermanas" recién reconciliadas. El pulgar e índice de Kessandra formando un anillo falángico que, con sus internas sombras, logra diferenciar los de otra manera indiferenciables pigmentos de sus pieles, PMS P 37-9 C, dinámico a la temperatura ambiental y corporal—la anchura y profundidad de sus pares de ojos el único punto de anclaje del que todos pueden decretarlas como amigas, en vez de familiares, diferentes constelaciones, misma obscuridad.
"¿No han visto qué hora es?" continúa Alán.
Kessandra al fin se atreve a verla—09:07—al levantar la cabeza hacia el cuadrangular reloj sobre el pizarrón. Al bajarla, la punta de su nariz despliega el panel de notificaciones del estratégicamente posicionado celular de Asán, donde antes de retroceder y levantar sus puños, vislumbra debajo de la hora atrasada por un minuto, una serie de mensajes insoportablemente falsos con una tal "Linx", que días antes, vagando por las calles que de alguna u otra manera conectan a la burbuja de existencia de la preparatoria con el mundo exterior, la había visto con él, tomados de la mano, compartiendo con bromas y risas altisonantes una orden de tacos de canasta, frijol y papa por el olor, con un helado de la nevería más cercana, fresa, uva y choco-chips, caminando a una velocidad casi lo doble que la suya hacia Tlalpan.
"Shiinga tu madre, pende—" Entre i'es y e's, burbujea a la superficie de su consciente sensorial el espacio negativo, ciento cuarenta y tres punto ocho por sesenta y nueve punto cinco por ocho punto cinco milímetros, dejado por el vacío que su celular creó en su mochila al saltar de su posesión a la de otro sin su permiso, retribución monetaria o ya de mínimo un "gracias," apagando el final de su oración mientras Aura, ahora libre, camina hacía su lugar. Una mirada registra cada uno de sus movimientos.
Caminando, suelta un suspiro. Todos creen que se trata de un lenguaje pneumático por descifrar, pero nadie se atreve preguntar. Ella misma se ha percatado de esto, por lo que de vez en cuando expira versos de Blake y Lorca en un amateur morse. Pero hoy no se trata de eso, pues al saludar al resto, se pregunta cómo es que llega todas las mañanas sin recordar el trayecto ("¿Qué onda?"), con la ligera sospecha de haber vivido ya éste día ("Hola Aury, te ves preciosa." Ay: "Gracias, bebé.") de manera exacta. ("Hola chicos.")
Al ajustarse los garabatos del pizarrón poco a poco a sus ojos, cree haber leído algo relacionado a lo escrito alguna vez, aunque la memoria visual de un "proceso subconsciente" no puede ser traída a la consciencia, y las palabras "arco reflejo" sólo le recuerden a la entrada de su hogar anterior, memorias de un domingo por la mañana. La sigue mirando.
Con el Sol alcanzando su cénit, montañas apenas visibles, rugir incesante de motores, cláxones, comercio, pasos y risas sobre los pasillos, las paredes haciéndose más chicas con el paso del día, el reducir inquebrantable de la paciencia y los niveles de atención, sobre las empolvadas losas gris penitencia y tras mucho debatir interno, una figura se alza por detrás de los bosques de queratina teñida de colores extracapilares, aproximándose a ella mientras su respiración se hace más pesada.
"¡A!—Aura . . ."
Pausa la escritura, su mirada asciende y desciende al confirmar la forma de la voz . . . y suspira de cansancio. Pero él continúa, titubeando en su nervio-sismo: "¿Cómo e-estás?"
Al recordar lo dicho por su madre, tan repentino pero esperado como un relámpago en medio de la tormenta, Aura se toma firme y bruscamente de la chaqueta blanca de Ródian, usando el impulso para levantarse unos centímetros de su asiento y decirle, en un tono desinteresado y ahogado, cerca de su oreja: "Ah. Hola, Rod."
"¿Recuerdas lo de ayer?"
"No," responde bruscamente, hundiendo los ojos en su siguiente aliento, "no recuerdo ni cómo llegué aquí hoy, mucho menos los días anteriores; ¿qué hay de ti?" Pero antes de dejarlo responder, su madre de nuevo presente, vuelve al tema: "Ammm . . . No. ¿Qué fue lo que dije ayer?"
"Bueno, me dijiste que te sentías sola y querías compa—"
"¡Ahhh! Si."
"Y . . . Y pues—"
"¿Ajá?"
"Quedamos en salir. Además, me dijiste que—"
"¿Enserio dije eso?"
"Ammm. Si."
"Ah . . ."
"—me dijiste que te recordara, porque estabas un poco ebria."
"Creo que no fue solamente un poco, Ródian."
"¿Mande?"
"No, nada . . . Demasiado."
"¿En-tonces?"
"Si, seguro. ¡Ya qué!"
Ródian, un momento sin decir nada, se convulsionaba con tan grandiosa oportunidad. Aura le despertó.
"Búscame al salir."
"Claro."
Aura, Aura, su nombre rondaba incansable en las espirales de su pensamiento. Por un lado, se generaban memorias de posibles futuros, por el otro, con considerable mayor peso, un torrente presurizado de ingeniosa envidia y excelente mentira dejaba caer frente a su tercer ojo las memorias del famoso—por lo menos para él—muro de su hermano. Una pared patronizada con lazos y clavos de los que pendía ocasio-nalmente una impresión de 10x13 centímetros de algún tiempo en el pasado, a pie de recuerdo el nombre de la acompañante en turno, y por debajo la fecha y una aproximación de las coordenadas, tomadas de Gmaps, del lugar y el tiempo donde fue extraído aquel momento. Los lazos varían en color: hay una gran cantidad de rojos, los cuales, retorciéndose en las ápsides de la pared, finalmente regresan, tras separarse en T'es y reconformarse en Y'es, hasta un circular vacío central donde pareciera que habría de colgar una fotografía que aún no había sido tomada; y azules, verdes y negros, brotando en pasajeros callejones, resaltando puntos y fotografías que Ródian no comprendía, pero que su hermano, encantado con su palacio mental exteriorizado, siempre miraba todas las mañanas, para revitalizarlo.
"Una foto de las fotos, eh."
"Así parece ser. Quizás no deberíamos de llamarles fotos, si no capturas . . . engramamos bucles de los cuales no sabemos en dónde está su origen."
"Oye, ¿y si nosotros somos el origen?"
"Mira pequeño . . . Deberías ya estar en camino, migrando hacia las regiones fronta-les, en donde con tus habilidades servirías más para lo que se lleva a cabo detrás de aquellos rangos misteriosos. Y-Y no me digas—"
"Oh, quiero intentarlo."
Sola de nuevo, nota el acre olor originado por la quema de sustancias ilícitas en la calle vecina alcanzándola tras haber envuelto a todo el salón, entrando por la lejana ventana paralela a ella. Había encantados y había asqueados. La plasta azulada leve-mente bosquejada que el Amanecer resalta siempre sus contornos de, al alzarse y transformarse en el Atardecer, ya ha desaparecido por la reducción por contamina-ción del horizonte y su lejanía según el observador. Juntos, función y límite se deslizan en el mismo plano que los anticuados pantalones obscuros del profesor. "Bienvenido 23, por favor, antes del 49. Y 16, al extremo derecho, si es tan amable." Sobre las abscisas siguen corriendo datos y líneas, mientras gira su cabeza hacia la ventana, con asco de frente, ora al pizarrón, ora a su cuaderno, mismo asco, recreando las mociones ritualistas con las que despierta cada mañana, mojando sus ojos con lágrimas que, negándose a correr expulsadas de las órbitas hacia el suelo, hacía el centro de la tierra, empiezan a flotar, haciendo todo el uso posible de su tensión superficial, frente a su visión para contaminarle la vista con atmosféricas imágenes de ella, ésta mañana, frente a su espejo, contorneada por la niebla de su Insomnio. . . . Pues un sueño no sería tan aburrido . . . ¿O sí? Pero ya ha ocurrido tanto, por tanto, que ya no se inmuta mucho . . . No, no, no es la rutina, es que la rutina ya no cuadra dentro de lo que según ella, en algún momento, pensó que la llevaría a ser feliz; la lista de Cosas que valen la Pena hace un tiempo que ya fue olvidada, tanto para agregar, como para tachar, pues ahora la dinámica de su vida funciona a partir de la búsqueda de pretextos para seguir despierta, seguir con su vida de cualquier manera . . . Recuerdos y sueños, pasado y futuro, nunca presente . . . Quizás allí esté el problema . . . Quizás. . . . Y quizás hoy mismo descubra sí, sus sospechas confirmadas, alguna vez ha despertado realmente.
A sus apagados ojos cafés llegan fumarolas expirándose en patrones circulares, llevando su mirada, con cada grado recorrido aumentando el volumen acumulado ya dentro de ella desde hace años de su desesperanza, hacia el típico cuadro en el que se la vive y regocija Alán—que en realidad es la imagen típica de cualquier semipareja que se pueda encontrar en ese lugar, en cualquier salón, en cualquier jardinera, intentos por vencer la manera en la que todo parece perder calor progresivamente, incluso dentro de los corazones de aquellos que juran amarse con todo el corazón—lo que concuerda mucho con él, pues lo único que tiene fuera de promedio es su panza y su altura, ambos sobre la norma.
Vaya.
Aura se pregunta si alguna vez podrá dejar de verla—en realidad, verlas—de esa manera. Se “aprieta” dentro de su pantalón al centrar su vista en nada más y nada menos que en una de sus tantas tontas fantasías de pobre enamorado. Chica original y despampanante. Realmente la quiere, la quiere para esto y el otro. La mezcla de sus simplezas, dadas por ser partícipes de un mismo espectro en género opuesto, le da sabor a todos sus encuentros, encuentros en cuyos rumbos se pinta la orgánica corona de una pura Necesidad de Amor. Trap y reggaetón resonando con rock y hip-hop. Las voces de vodka, tequila adulterado, las famosas y queridas aguas locas, encantan los sentidos con la mirada concentrada de erotismo de unas medias lunas en celo, un movimiento de cadera o de cabello o de ambos, tejiendo y empujando con sus atracciones y sus repulsiones la tan buscada Receta Hormonal. En crestas se dice "son sólo tuyas" y otras tantas invitaciones para iniciar el fuego, en sus valles se ven frondosos abandonos e idas-sin-despedidas, tan originales en argumentos y disculpas, como cuando Alán piensa en cómo se congela cada vez que la(s) ve y cómo se calienta cada vez que la(s) besa, mucho más si le permite(n) un par de toques—aunque no muchos, disculpa, tiene(n) novio. . . . Y piensa que todo ello lo acerca a algún día encontrar a la indicada, aunque no se dé cuenta que solamente, con cada capa de lubricante vaginal de distinta procedencia añadida sobre su cabeza, solo reduce el círculo en donde persigue su propia cola, llegando beso tras beso a un punto donde no tenga más remedio que escoger entre parar a encontrarse o tragarse a sí mismo “sin querer.”
O eso se pinta mentalmente ella, con todos los grises del pantalón de Alán y el azul mezclilla de los ajustados jeans de Linda: colores celestiales familiares de aquel día. Pues . . .
submitted by DanteNathanael to DanteNathanael [link] [comments]


2020.04.07 02:58 SavingsSign Mala reputación...

Hola amigos míos, quiero compartir esto con el fin de obtener consejos de ustedes que son los mejores en eso.
Resulta que hace dos semanas Rosa me escribió y hablamos mucho bla,bla,bla, parla,parla,parla, entonces yo ya sabía muchas cosas de ella y pues obviamente no quería tener una relación seria con ella(revisen el texto de abajo). Entonces mi problema es que yo quiero vacilar con ella y tener nuestras cosas sin tener nada serio pero ayer mi prima se enteró y le contó a mi madre que yo andaba con ella. Toda mi familia aún no me conoce como tal y creen que yo soy un santo que cuando le habla una mujer es para noviazgos y pendejadas, ellos ahora mismo creen eso de mi, no se que hacer para poder seguir haciendo de las mías con la chica
¿Quien es Rosa?
Rosa tiene 18 años y pues vive en un pueblo en el que todos son unos chismosos y les gusta hablar mal de las personas, ella es una víctima de eso. Hablan mierda de ella, nadie la toma enserio para relaciones por lo mismo pero en realidad no se sabe si las cosas que hablan de ella son ciertas.
Resumen y preguntas finales
Mi familia es cree que soy un bobo y santo pero no es así, quiero tener a una chica solo para algo pasajero pero mi madre, hermana y prima piensan que yo quiero algo serio con ella por lo que no me dejan verla y cuando confirmen que si salgo con ella la van a joder o algo así.
¿Que puedo hacer para poder seguir con ella? ¿Que argumento convincente le puedo decir a mi mamá para que entienda que yo cambié? ¿Creen que la Rosa sea tan mala como dicen o solo son falsedades por el pueblo?
Datos extras:
[email protected].... espero sus respuestas de verdad me serán de gran ayuda para resolver esto
Pd. Los amo
submitted by SavingsSign to espanol [link] [comments]


Cosas Que NUNCA Debes Hacer ¿Qué decirle a un hombre para excitarlo en la cama? 15 cosas que nunca debes decirle a un hombre 10 Trucos Para Enloquecer A Un Hombre Al Hacer El Amor, Si ... LO QUE NUNCA LE DEBEN DECIR A LOS HOMBRES - YOSSTOP - YouTube Decir a un hombre para destruir su ego en la cama 7 secretos para besar a un hombre QUE ÉL NO TE VA A DECIR ... Si Un Hombre Hace Estas 5 Cosas Contigo, Le Encantas En La ...

8 frases que no debes decirle a un hombre en la cama

  1. Cosas Que NUNCA Debes Hacer
  2. ¿Qué decirle a un hombre para excitarlo en la cama?
  3. 15 cosas que nunca debes decirle a un hombre
  4. 10 Trucos Para Enloquecer A Un Hombre Al Hacer El Amor, Si ...
  5. LO QUE NUNCA LE DEBEN DECIR A LOS HOMBRES - YOSSTOP - YouTube
  6. Decir a un hombre para destruir su ego en la cama
  7. 7 secretos para besar a un hombre QUE ÉL NO TE VA A DECIR ...
  8. Si Un Hombre Hace Estas 5 Cosas Contigo, Le Encantas En La ...

15 cosas que nunca debes decirle a un hombre ... Cosas que NO debes decirle a un hombre en la CAMA ActitudFEM ... Las cosas que jamas se le deben decir al hombre en una relacion. ... Decir a un hombre para destruir su ego en la cama Si por simple gusto deseas destruir el ego y el autoestima de algún hombre mientras están en la cama, estas son las cosas que deberías decirle ... Tenemos un Regalo para ti... Descargalo Gratis Aquí → https://aprendelotodo.com/regalo/ ¿Te Gusto El Video? Compártelo Y Suscríbete A Canal Desde Aquí → http... Las cosas que NUNCA le debes de decir a un hombre. Twitéalo: http://ctt.ec/rc2bO Dresslink.com http://bit.ly/1swdrsN Lace top http://bit.ly/1wXeUFk blue card... ¡No Te Pierdas Ningún Video! SUSCRÍBETE → https://www.youtube.com/user/AprendeloTodo?sub_confirmation=1 VISITA → http://aprendelotodo.com/ En la actualidad, ... 10 cosas que nunca debes decirle a una mujer en la cama suscribete aqui https://goo.gl/sGgNds facebook aqui https://goo.gl/wuvnpS twitter aqui https://goo.gl/3dCZSH. 7 secretos para besar a un hombre que él no te va a decir. Suscríbete al canal, PULSA AQUÍ: http://bit.ly/2Vmmdc4 Si quieres conocer más lee nuestra guía: ht... ¿Qué decirle a un hombre para excitarlo en la cama? Foto: Unsplash Cuando te viene a la mente cómo ser mejor en la cama piensas en hacer ejercicio, comprar lencería sexy o practicar nuevas ...